prácticas
El estudiante debe llegar a cualquier proceso académico y profesional con una preparación básica, perfilando su currículo. Imagen tomada de: Yonny Mamo

UNIMINUTO Radio conversó con Andrés Tenjo, subdirector de prácticas profesionales de Centro Progresa, acerca de la importancia del acercamiento profesional para un estudiante y de lo que conlleva empresarialmente emplear a un practicante.

Tenjo, aseguró que, para un estudiante, la práctica profesional es la posibilidad de sumar experiencia a la preparación teórica que mantuvo durante cada uno de los semestres que cursó. Esa experiencia busca que el estudiante avance en su crecimiento personal y profesional.

Banquete del Millón 2019

En la práctica profesional, el estudiante puede continuar su aprendizaje y desarrollo de habilidades en los campos en los cuales se desempeñe, haciendo que se fortalezca su formación, y aplicar los correctivos teóricos y prácticos necesarios para adquirir su título profesional mediante el modelo de formación complementaria que genera su práctica profesional.

Por lo tanto, para el estudiante es la oportunidad de tener un contacto y reconocer de primera mano la realidad laboral, así afianzar igualmente su formación, académica, personal y profesional, dando paso a un complemento de saberes en lo teórico y en lo práctico.

¿Es importante para una empresa acoger estudiantes en proceso de práctica?

Para una empresa acoger a un estudiante en proceso de práctica, es la oportunidad de tener personal joven que con conocimientos recientes tengan la capacidad de dar aportes interesantes, además de ser una opción directa para seleccionar futuros profesionales.

Según Tenjo, el practicante es un recurso profesional que es bien valorado porque con esos sellos diferenciadores, en su mayoría tienen la capacidad de solucionar cualquier inconveniente en el proceso de inserción laboral.

“Los estudiantes deben ver el lugar de práctica como una oportunidad. Deben tener las ganas de comerse el mundo”

Andrés Tenjo

Así entonces, el modelo de práctica profesional complementa saberes y experiencias desde el estudiante a la empresa y viceversa, siendo un proceso formativo y de aportes mutuos.

Y finalmente, Tenjo hace énfasis especifico en que el estudiante debe llegar a cualquier proceso académico y profesional con una preparación básica, perfilando su currículo, adquiriendo conocimientos adicionales, para así adaptarse y encajar en cualquier propuesta laboral que esté disponible y así acceder a un buen empleo.