Imagenm tomada de https://saladoce.wordpress.com/

Por: Daniel Rojas Chia

La taquillera Joker es la película que encabeza las nominaciones con 11 postulaciones haciendo que sea la primera película con una temática sobre el género de supervillanos la que domine las nominaciones.



Según el crítico del New York Times, Kyle Buchananp, “se esperaba que Once Upon a Time… in Hollywood, ‘1917’ o The Irishman fueran los que lideraran las postulaciones en este certamen” pero es evidente que en el mundo del espectáculo de Hollywood también pesa la taquilla, y no es de sorprender que una gigante del entretenimiento tenga en cuenta el dinero como factor de éxito, aún así, es reconfortante que se intenta buscar la calidad en muchos aspectos.

Como dato curioso, el actor nacido en Puerto Rico y que encarna al guasón en ‘Joker’, Joaquin Phoenix, sería el segundo actor en la historia en ser reconocido por la Academia por un personaje basado en un libro de cómic. El primero fue Heath Ledger, quien ganó un Oscar póstumo en 2009 por su papel en The Dark Knight. Este premio es casi seguro para Phoenix.

Los premios Oscar buscan diversificar y no entrar en falso, como tal vez pasó con la película de Barry Jenkins en 2016, Moonlight (Luz de luna) que sorprendió ganando el premio a ‘película del año’ convirtiendo el galardón en un premio sociopolítico más que fílmico, ya que casi toda su producción eran personas negras y se desarrollaba un momento cuyuntural entre protestas en contra del racismo en los Estados Unidos ya que en ese momento estaba en uno de sus picos más altos. 

Cabe aclarar, y sin el ánimo de desprestigiar, que la calidad de Moonlight, al lado de los otros candidatos, no parecía ser la mejor opción.

Uno de los duelos que está más en la mira del ojo crítico del gremio, es el como la Academia va a lidiar con esa “guerra fría” que se lucha con las plataformas de streaming o en este caso, con Netflix.

El año anterior la maravillosa ‘Roma’ de Alfonzo Cuarón quedo rezagada por ‘Green book’ que cuenta la historia de un pianista negro contrata a un rudo italoamericano para que sea su chofer y guardaespaldas durante una gira por el sur de los Estados Unidos en 1962.

Dirigida por Peter Farrelly, el largometraje no carecía de calidad audiovisual pero la pieza del director Mexicano Alfonzo Cuarón, no tenía competencia marcando que su diferencia más marcada fue que fue producida y distribuida por Netflix.

Este año la premiación promete espectáculo y una gran complejidad para elegir los ganadores ya que se goza de una altísima calidad en todas sus producciones y con esto, ya cuenta con todos los ingredientes posibles para crear imparto.

En conclusión, la controversia sobre la violenta historia de un payaso trastornado, una oda a Hollywood y sus excesos, una parte de la historia de los Estados Unidos en los ojos de uno de los mejores directores vivos en la historia del cine, un director de cine de nacionalidad coreana peleando hombro a hombro dentro de las nominaciones más prestigiosas de los premios, una batalla entre la velocidad y honor, un episodio épico de la historia en plena primera guerra mundial, una historia llena de convicción femenina e individualismo de género y una cómica historia de un niño que intenta existir entre el nazismo y su propia humanidad, teniendo a Hitler como su amigo imaginario, hacen de estos premios, lo mejor en muchos años.