Escucha nuestras emisoras: 🔊 AUDIO EN VIVO |

Escucha nuestras emisoras: 🔊 BOGOTÁ 1430 AM | 🔊 TOLIMA 870 AM | 🔊 SOACHA | 🔊 NEIVA |

Al parecer, continúan las desigualdades de género en el sector público

A raíz del escándalo de la jueza Polanía, se han hecho evidentes brechas de género en la política que están relacionadas con estereotipos e imaginarios mentales construídos por una sociedad hegemónica.

Las desigualdades de género son una constante en diferentes sectores de la sociedad y la política no se salva, puesto que para algunos medios todavía es más relevante enfatizar en el aspecto físico de las trabajadoras del sector público y no en su gestión en las áreas que desempeñan.

Este es el caso de la jueza Vivian Polanía, quien ha sido acusada de publicar fotos inadecuadas en sus redes sociales, mientras que muchos artículos periodísticos se concentraron en hablar sobre su belleza y los tatuajes que tiene, olvidando su trayectoria como Jueza Primera Penal Municipal de Cúcuta.

- Patrocinado -


Muy pocos artículos cuentan que Polanía lleva 14 años en la rama judicial, es abogada especialista en Derecho Constitucional y tiene un magíster en Derechos Humanos, además ha trabajado gran parte de su carrera en delitos sexuales y paramilitarismo.

Desigualdad de género en la política

En el año 2000, se expidió la Ley de Cuotas que dispone la participación política de las mujeres en al menos el 30% de los altos cargos públicos, sin embargo fue hasta el 2014 que se empezó a acercar la cifra de participación femenina y hasta la fecha solo el 29.4% de las mujeres ocupa cargos en la rama ejecutiva, según el último informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Por su parte, el Netherlands Institute for Multiparty Democracy mostró que entre el 2015 y el 2019 solo el 17% de las mujeres llegaron a partir en Consejos Municipales, mientras que los hombres ocuparon el 93% de estos cargos, el 88% en alcaldías y el 86% en gobernaciones a nivel nacional.

La discriminación no solo está en el ejercicio político, sino que los medios de comunicación tampoco hablan de las juezas, magistradas o demás funcionarias, incluso le dan más importancia a los actos de corrupción cometidos por jueces que por ejemplo, a la creación de la Asociación de Juezas de Colombia liderada por la Magistrada del Tribunal Superior del Distrito de Cali, la Dra. Mónica Calderón.

¿Qué opinan las mujeres al respecto?

Para Daniela Villat, abogada laboralista, nunca ha sido importante el físico de un hombre para que ostente un cargo de poder y a la inversa considera que no es necesario, porque el físico de una mujer no define sus capacidades, intelecto, preparación profesional o experiencia.

“Hablando entre abogados, uno mira y los hombres tiemblan cuando ven el nombre de una mujer porque saben que no la van a poder manipular fácilmente”, afirmó Villat en diálogo con UNIMINUTO Radio.

Y añade que a través de los años, el papel que han desarrollado las juezas, fiscales y otras mujeres con rangos mayores en el área jurídica han dejado en alto la labor de la mujeres, por eso su posesión no debe ser un tema de burla o detrimento de la institución.

Así mismo, Carolina Cárdenas, creadora de contenidos digitales y ex miembro del colectivo feminista Juntes, dice que cuando hay mujeres que se salen de los estándares comunes (la mujer como madre o como objeto de deseo), son criticadas por la sociedad porque tienen la necesidad de categorizarlas, cosa que no pasa con los hombres.

“Somos más mujeres que hombres en el país y el congreso es mayoritariamente masculino, todavía siento que falta mucha representación ahí. Estamos en una sociedad que está estructurada desde siempre para que las mujeres no opinemos mucho ni tomemos mucho partido”, afirmó Cárdenas en diálogo con UNIMINUTO Radio.

Por su parte, Laura Rivera, involucrada en asuntos feministas de la facultad de derecho en la Universidad Nacional, afirma que el hecho de que se le dé mayor preponderancia al físico de las mujeres está sujeto a patrones de género impuestos históricamente y que se repiten constantemente, donde la mujer toma importancia solo cuando ejercen “cargos de hombre”.

“La mujer en el espacio político no se le presta atención por sus ideas, sino por otros aspecto, siempre siempre se nos juzga por otras cosas y lo que decimos poco importa”, afirmó Rivera en diálogo con UNIMINUTO Radio.

¿Qué cambios se deben realizar para reducir la brecha?

Rivera opina que las mujeres deben ser vistas por la sociedad como sujetas activas de la democracia, porque ante los ojos de las personas ellas no están ahí como mujeres, sino que están representadas mentalmente por otras características que no son relevantes como su estado civil, ideología o aspectos físicos.

Además, asegura que la mujer ha sido históricamente relegada de los espacios públicos y al tener una participación más activa de la mujer en la vida política, les permite poner en la agenda pública los temas que a las mujeres les conciernen.

El informe sobre Participación Política Femenina de ONU Mujeres publicado en 2016, expone algunas de las causas por las que las mujeres tienen menos participación política aun teniendo un cargo dentro de las diferentes ramas del poder.

Lo primero es eliminar la violencia de género expresada en las reuniones y debates que se realizan a nivel nacional, especialmente en los municipios pequeños de corte tradicional que todavía no aceptan la idea de igualdad de género y por lo tanto las atacan al silenciarlas o ignorar sus propuestas.

También es necesario que se permita la participación de más senadoras y representantes a la cámara, porque solo el 18% de las curules en Colombia están ocupadas por ellas, pero la representación sigue siendo muy reducida y los resultados se expresan en leyes que no favorecen a las mujeres.

Por último, cambiar los imaginarios políticos que tienen los colombianos sobre los cargos políticos porque aunque las nuevas generaciones apoyan la participación femenina en la política, pero el 35% de la población adulta todavía considera que no votarían por una mujer.

Pero para lograrlo, Cárdenas expresa la necesidad de que los medios de comunicación también contribuyan a cambiar los estereotipos tradicionales con respecto hacia la mujer, sobretodo cuando ejerce un cargo de poder porque no contribuye al reconocimiento de las demás como servidoras públicas, sino como

“La prensa, controlada por hombres, quiere seguir perpetuando ese tipo de cosas al hacer propagandas ideológicas y no un periodismo inclusivo”, afirma Cárdenas.

Si usted tiene algo qué decir o agregar a este artículo, escriba un correo electrónico a: radio@uniminuto.edu

Lo más leído

Resurgen las invasiones en los cerros de Soacha

Nuevas casas improvisadas se ven en la zona más alta de Ciudadela Sucre, esta vez al lado de las calles.

[Fotografía] Así es la vida en Córdoba, el pueblo de Cundinamarca arrasado por la avalancha de Útica (hace 10 años) y del que poco...

Por esos días la atención se centró en la tragedia de Útica, pero algunos centros poblados río abajo también fueron impactados. Por eso, una década después de la horrible noche, hacemos un recorrido por este caserío que en otrora fue muy activo y productivo como lugar de acopio de mercancías y tránsito de pasajeros.

Solidaridad en el Valle del Cauca para solventar la temporada de lluvias

Las ayudas se han canalizado a través de un comité de trabajo constituido por la Gobernación del Valle del Cauca, Asocaña y el Comité de Cafeteros.

Noticias recientes