Hollman Morris / Foto de UNIMINUTO Radio

En diálogo con UNIMINUTO Radio estuvo el concejal Hollman Morris, precandidato a la Alcaldía de Bogotá por el movimiento MAIS, quien habló sobre cómo avanza la campaña, la movilidad, la corrupción y el medio ambiente.

“Uno debe apoyarse en los proyectos que cumplen la ley. Ese proyecto de metro elevado está inmerso de ilegalidades y si yo llego a ser alcalde de Bogotá, la ley me permite detener ese proyecto si tiene ilegalidades y corrupción. Si el alcalde alternativo continúa con el proyecto metro elevado, corre el riesgo de terminar en la cárcel”, aseguró Morris.

El actual concejal reiteró que el proyecto de metro elevado que ha presentado la actualidad administración es ilegal y que la empresa multinacional Odebrech tiene alguna relación, según también advirtió el Procuraduría, “Hemos venido denunciando penalmente una serie de irregularidades, así que el metro se cae. Si el metro elevado se licita, se debe parar el proyecto debido a su ilegalidad”. Según Morris, al llegar a la alcaldía revivirá el proyecto de metro subterráneo de la administración anterior y prometió que se entregaría en el 2025.

Sobre el metro por la carrera séptima y luego que el pasado 24 de abril el IDU anunciara la suspensión de la licitación, tras una solicitud presentada por la Procuraduría General de la Nación, un nuevo freno en el proceso se presentó con la decisión de un Juez quien ratificó la decisión de suspender la adjudicación del proyecto, sobre este tema el aspirante a la Alcaldía de Bogotá afirmó, “Diez mil millones de pesos se perdieron en el intento de la troncal por la avenida séptima. El IDU debe responder por detrimento patrimonial de $10mil millones en Transmilenio por la 7ma. Les solicité declarar incumplimiento de contrato de Estudio de Factibilidad y hacer efectiva la póliza de garantía al contratista (Ingetec, mismo del metro elevado) No lo hizo. La administración de Enrique Peñalosa es terriblemente corrupta, y se va a destapar en algún momento”.