Escucha nuestras emisoras: 🔊 AUDIO EN VIVO |

Escucha nuestras emisoras: 🔊 BOGOTÁ 1430 AM | 🔊 TOLIMA 870 AM | 🔊 SOACHA | 🔊 NEIVA |

Así es como los niños, niñas y adolescentes inciden en la construcción de la paz

Las Verdades de los Niños, Niñas y Adolescentes, es una experiencia narrativa que le da protagonismo a las voces de cientos de infantes quienes sufrieron el impacto del conflicto armado.

A través de un trabajo periodístico, los jóvenes cuentan cómo les cambio la vida, el rumbo que tomó sus vidas a partir del conflicto, la transición de víctimas a victimarios y los procesos de resistencia que han desarrollado en diferentes entornos.

“Son los niños, niñas y adolescentes quienes directamente cuentan su historia como víctimas del conflicto desde entornos completamente diferentes”, afirmó el Director de Rutas del Conflicto, Oscar Parra.

- Patrocinado -


El aporte de los jóvenes a la Comisión de la Verdad es significativo ya que han estado dispuestos a contar sus relatos y mediante de recursos escritos, audiovisuales y sonoros expresan sus peticiones, mensajes, historias, procesos de perdón y reconciliación, información de contexto de la región, secuestros y violencias durante generaciones, organizaciones que los apoyan, entre otras.

“Le pedí el favor a los del equipo multimedia de no editar ni cambiar las palabras de las personas para tener los relatos originales de lo que significó ser y crecer en el conflicto armado, y cuáles fueron esas formas para decir ‘Nunca Más’ a la guerra”, aseguró la coordinadora del Enfoque Curso de Vida de la Comisión de la Verdad, Silvia Rubio.

Cifras de niños, niñas y adolescentes víctimas del conflicto armado

Hasta la fecha en Colombia hay 9’048.515 víctimas del conflicto de las cuales 2’239.704 son niños, niñas y adolescentes dentro del marco del conflicto armado, lo que les otorga el derecho a contar sus historias de lucha y resistencia, y a exigir la no continuidad y no repetición.

Según cifras del DANE en Colombia el 30% de la población está conformada por niños, niñas y adolescentes, quienes para la Comisión de la Verdad deben ser reconocidos como sujetos políticos que tienen voz y pueden hacer valer sus derechos cuando estos están siendo vulnerados.

Pero para hacerlo hay que tener en cuenta su diversidad cultural, pertenencia étnica y los hechos que han tenido que afrontar dentro del marco de un conflicto armado que resulten ajenos a sus sueños y estilo de vida.

Participación juvenil desde la década del 90

El Movimiento Nacional de los Niños y Niñas por la paz de 1996 fue una de las iniciativas más importantes liderada por jóvenes víctimas del conflicto, quienes lograron que 2’700.000 niños, niñas y adolescentes votaran por primera vez por el derecho a la vida.

Posterior a la votación, se desarrollaron 50 mil actividades a nivel nacional para que el Estado y la sociedad escucharan el clamor de los jóvenes por el reconocimiento de sus derechos y la necesidad de expresar libremente sus sueños.

“Fue una voz con visión de lucha para dar a conocer la situación que vivíamos los niños y jóvenes como participes directa o indirectamente del conflicto armado”, afirmó Edilberto Rúa, miembro del movimiento del 96.

Las resistencias en la actualidad

A partir de este momento se crearon alianzas de niños, lideres comunitarios junior, representantes de colegios, de desplazados, de victimas de violencia sexual e intrafamiliar y todos se unieron para manifestarse a través del arte u otros mecanismos apoyados por organizaciones e instituciones gubernamentales.

En la narrativa se muestran 4 iniciativas con incidencia nacional gestionadas por niños y apoyadas por adultos en las que ellos piden la no vulnerario de sus derechos. En este espacio también incluyen un libro digital donde están historias, mensajes y autoretratos del encuentro de niños que hablan ante la comisión de la verdad.

Aunque hasta la fecha 21 mil personas han contado su historia ante la comisión, Rubio asegura que los niños son muy generosos y tienen capacidad de hacer propuestas muy concretas en tanto los adultos les den un espacio que permite a la sociedad reflexionar sobre las acciones que permitieron que 2’300.000 mil niños fueran victimas del conflicto armado.

“Elegir buenos gobernantes, políticas publicas eficientes, exigir transformación, sensibilizarnos con el otro ser participes de territorios de paz, no permitir que los actores armados lleguen a afectar a todos, ser resistentes y dejar las diferencias políticas, hay que hacer todo esto en pro del país”, expresó Rúa.

Sobre los protagonistas de la narrativa

En la plataforma, hay un espacio en el que se muestran 5 historias (2 menores de edad, 1 joven y 2 adultos) donde los protagonistas narran las situaciones por las que atravesaron sus familias, las diferentes violaciones a sus derechos y los procesos de perdón por lo que están atravesando.

Germán Fajardo, es uno de ellos y con esta narrativa busca dar explicación a lo que pasó, mostrar cómo en medio de la guerra pagan inocentes por atrocidades que se cometen en la guerra, hablar de los impactos psicológicos como el estado de paranoia posterior al reclutamiento, entre otras acciones que contribuyan al esclarecimiento de la verdad y al reconocimiento de las víctimas.

Por lo cual invita a la población a cambiar su forma de discutir para garantizar la no repetición, que también está sujeta a los grupos armados legales e ilegales quienes no deben hacer esto de nuevo, sino optar por otras maneras para lograr sus objetivos.

“Hay que aprender a vivir con eso y tienes que aceptarlo como algo bueno que te pasa en la vida porque te abre las puertas a investigar. Aunque fue injusto, aquí estamos con ánimo de que no se vuelva a repetir”, aseguró Fajardo.

Si usted tiene algo qué decir o agregar a este artículo, escriba un correo electrónico a: radio@uniminuto.edu

Lo más leído

Noticias recientes