Escucha nuestras emisoras: 🔊 AUDIO EN VIVO |

Escucha nuestras emisoras: 🔊 BOGOTÁ 1430 AM | 🔊 CUNDINAMARCA 1580 AM | 🔊 TOLIMA 870 AM | 🔊 SOACHA | 🔊 NEIVA |

Censo de los trabajadores informales de la zona universitaria del Minuto de Dios sede calle 80

“En promedio, los ingresos mensuales de cada vendedor son de alrededor de 678.750 pesos”

POR: NATALIA RIVERA RODRÍGUEZ Y DIEGO GUZMÁN ARAGÓN

En Colombia para el año 2021 se estima que 16,2 millones de personas se encuentran desempleadas, según el informe del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane).  No es sorpresa para nadie que tras la llegada de la pandemia, la situación laboral se complicó aún más; fueron miles de personas las cuales fueron despedidas de su trabajo y buscaron distintas maneras de salir adelante.

- Patrocinado -


Algunas de estas decidieron emprender a través de internet, mientras que otras decidieron iniciar con su negocio en las calles; en este reportaje analizaremos y presentaremos una investigación que nos permitirá ver más allá sobre los vendedores ambulantes en la zona universitaria minuto de Dios; para el análisis se realizó una encuesta a 8 vendedores de la zona, los cuales, accedieron voluntariamente a brindar datos de suma importancia para obtener los respectivos datos necesarios. Además, podremos comprender a las distintas personas que ejercen en este espacio laboral desde antes de la llegada del covid-19 al país, es importante para nosotros comprender el movimiento económico de esta parte de la sociedad y sus preocupaciones.

Para esta investigación se encuestaron ocho vendedores ambulantes de la zona, con el objetivo de conocer si su trabajo suple las necesidades básicas de los mismos y las personas que dependen de ellos. A través de once preguntas que permitirán dilucidar sus condiciones económicas, iremos desarrollando este informe hasta llegar a descubrir si los trabajadores/as informales de este sector alcanzan o no a obtener las ganancias correspondientes a un Salario Mínimo Legal Vigente, debido a la llegada de la pandemia a Colombia.

Se entiende por trabajo informal “aquel que se desarrolla fuera del ámbito de la regulación del estado, es decir trabajadores que no cuentan con empleador” según el texto de investigación del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA). Quienes también afirmaron que “El sector informal es el resultado del excedente de mano de obra no incorporada al sector formal”.

Cuando se realizó el trabajo de campo, se notó el vacío en el espacio público donde suelen estar estas personas que se ganan la vida de sus ventas diarias, ello explica la poca cantidad de personas encuestadas.

Según el estudio realizado, se deduce que la edad promedio de estas personas  en la zona ya mencionada es de 32 años, y que el 50% de los vendedores ambulantes son menores de 28 años de edad. (Figura 1)

Continuando, en materia de dificultades se suma las condiciones de vida de cada uno y su ubicación de residencia geográficamente en la ciudad, pues Bogotá, Colombia tiene las nomenclaturas establecidas por el Departamento de Planeación Nacional que define lo siguiente:

-El estrato 1 significa Bajo-bajo.

-El estrato 2 significa Bajo.

-El estrato 3 significa Medio-bajo.

-El estrato 4 significa Medio.

-El estrato 5 significa Medio – Alto.

-El estrato 6 significa Alto.

Por consiguiente, la pregunta que nos acerca a conocer dichas condiciones, fue ¿a qué estrato pertenecían?, y de esa manera el 62,5% de los vendedores ambulantes de la zona universitaria minuto de Dios sede calle 80 es de estrato 2 y el 37,5% es de estrato 3. (Figura 2)

Y por supuesto otro factor que se relaciona a las condiciones de vida, es saber con cuántas personas viven estos trabajadores informales y así permitir evaluar la información del censo realizado; allí los resultados fueron variados. Donde el 37.5% viven con 3 personas más en su hogar, el 12,5 con un acompañante y el 50% con cuatro personas más. (Figura 3)

Es complicado pensar que el trabajo informal sea “estable” debido a que siempre es  variable, es decir, que depende de las ventas que haga al día.  De esto surgió el estrés laboral “que suele tener su origen dentro los vendedores ambulantes, en la frustración sobre el control de sus hijos, el maltrato intrafamiliar del que muchas veces son víctimas, la responsabilidad de la familia de la cual ellas son la única fuente de manutención, los problemas de los hijos tanto en la parte educativa como emocional.” Según lo expresó Alfredo Zuleta Gutiérrez, Licenciado en psicología, para la Revista de Investigación Psicológica.

Los resultados de nuestra encuesta en la zona delimitada, ante el hecho de considerar que su labor era estable, los resultados demostraron que el 62,5% dijeron que no, mientras que el 37,5% dijo que sí. (Figura 4)

Luego de esto, iniciamos la indagación sobre sus emprendimientos en la zona y la duración de los mismos y según la encuesta que se realizó para conocer más a fondo datos y cifras al respecto, pudimos hallar que uno de los encuestados acaba de comenzar con su negocio. Sin embargo, del resto de los encuestados, dos de estos iniciaron en plena pandemia con su negocio; esto nos demuestra lo que anteriormente se habló; que tras la pandemia el desempleo aumentó y generó la búsqueda de nuevos emprendimientos por parte de los colombianos. Aquí el 25% de las personas  encuestadas  comenzó este trabajo informal desde hace 5 o 7 años. Lo que refleja que de alguna manera ellos encuentran estabilidad económica (en lo que cabe) para suplir algunas de sus necesidades (Figura 5).

Es importante también destacar que algunos de ellos continúan con este trabajo informal debido a que tienen personas a cargo, por las cuales deben responder económicamente; a lo que el 50% de las personas que fueron encuestadas dijeron que tienen a cargo 2 personas. Sin duda, esta es una de las principales razones por las cuales no abandonan su trabajo informal; es necesario comprender que en Colombia las oportunidades de un trabajo estable son limitadas, y por ende, se debe buscar la manera de conseguir el sustento económico para suplir las necesidades básicas y así poder responder por una persona o más. El 25% solo tienen a una persona a cargo económicamente, mientras que el 25% restante no tienen a cargo económicamente a nadie. Podemos comprender que sin duda, el trabajo informal ayuda a las distintas familias colombianas que ejercen esta labor para suplir las necesidades básicas. (Figura 6)

En promedio, los ingresos mensuales de cada vendedor son de alrededor de  678.750 pesos, lo que serían 22.625 pesos al día, si se hace el cálculo, pues 678.750 dividido en un mes como junio que tiene 30 días nos da como resultado 22.625 (Imagen 1). Ingresos que según los mismos disminuyeron en comparación a los ingresos antes de la pandemia debido al alto flujo de personas que había para ese entonces, que es de lo que depende el comercio informal. (Figura 7)

De las personas que fueron encuestadas, se puede llegar a la conclusión de que un 37,5% aporta la mayoría de sus ganancias monetarias al arriendo. Actualmente un arriendo en estrato 2 está valuado entre 650.000 y 700.000 pesos mensuales. Si se hace un análisis frente a lo que ganan estos trabajadores, podemos deducir que es poco lo que queda para el resto de necesidades que suele gastar una persona o familia normalmente en Colombia.

Un 25% de ellos lo invierte en educación  propia y de las personas que dependen de ellos; el otro 37,5% gasta la mayoría de sus ganancias en la alimentación (Figura 8).Teniendo en cuenta que el DANE informó que para marzo de este año, un litro de aceite girasol estaba en 10.000 pesos colombianos; un kilo de arroz costaba 3,100, aún sabiendo que en promedio un colombiano no gasta solo un kilo de arroz al mes, podemos aproximarse que gastaran mínimo unos 8 kilos de arroz, que serían 24,800.

El kilo de azúcar se encontraba a 2.750 pesos; una cubeta de huevos se encontraba en 11.001 pesos; un jabón de barra valía 2.720; la leche por mililitros estaba en 3,800 pesos, considerando que un colombiano y su familia gasta en promedio de alrededor de 10 bolsas de leche como mínimo; la papa pesada en 2.500 gramos costaba 7.900 pesos; el queso pesado por gramos valía en marzo 6.700 pesos . Por la llegada del Covid 19, los tapabocas desechables quedaron en un costo de 350, aunque hay lugares que los venden entre 500 a 1,000 pesos; una botella de alcohol antiséptico de 350ml tenía un precio de 3,247 pesos.  (Imagen 2)

Para ir concluyendo esta breve investigación, y sin tener acceso además productos básicos (granos, verduras, frutas, sal, condimentos, chocolate, panela, harinas, proteína) por parte oficial del DANE, llegamos a la conclusión de que en promedio hay gasto de alrededor de 98.997 pesos sólo con los productos antes mencionados; es decir, que se puede aproximar a un gasto mensual de más de 300,000 en alimentos.

En esa línea, el 25% del porcentaje restante de los encuestados gastan en educación, entendida ésta en universidad, colegio o materiales de estudio como: cuadernos, lápices, lapiceros,  taja lápiz, colores, hojas cuadriculadas o blancas, foami, cartulina de colores, entre otros.

Según el 100% de los trabajadores informales de la zona, el Salario Mínimo Mensual Legal Vigente (SMMLV)  no es el adecuado, pues, dicen que no es congruente con lo que tiene que suplir. Y es que el gobierno nacional tiene la obligación de incrementar el salario mínimo anualmente para que los trabajadores del país no se vean afectados debido a la creciente  inflación, pero aún así, no llegan a un acuerdo para generar una estabilidad económica.

Mientras senadores como Jorge Enrique Robledo, María Fernanda cabal, Paloma valencia, Gustavo Bolívar, Carlos Eduardo Guevara; ganan 34.417.000; un colombiano promedio gana 908.526. Y ni hablar del presidente Iván Duque, que a pesar de los atropellos que ha tenido en su periodo de mandato, gana 37,9 millones de pesos; según los datos recolectados del Departamento Administrativo de la Función Pública.

Muchos colombianos, como estos trabajadores informales, en la actualidad sienten que no son escuchados en las diferentes decisiones que toma el gobierno nacional, una de ellas es el SMMLV, que siempre la inconformidad de la ciudadanía toca las puertas de la Comisión Permanente de Concertación de Políticas Salariales y Laborales. Demostrándose así el resultado que revela esta encuesta, al cuestionamiento de si cree que el salario actual es el indicado, ya que el 100% aseguró que éste no es el adecuado.

A modo de conclusión y teniendo en cuenta  que es el resultado de la última pregunta del cuestionario, el 100% de los encuestados notó una disminución en las ganancias de sus ventas debido al aislamiento preventivo causado por el COVID-19. La mayoría de estos trabajadores aprovechaban más sus ventas con los universitarios del sector, dicho anteriormente. Sin embargo, por medidas tomadas por el covid-19, desde marzo de 2020 los estudiantes de UNIMINUTO sede principal calle 80 dejaron de asistir de manera presencial; esto ocasionó una gran disminución en ventas, además de las distintas cuarentenas que se establecieron en Bogotá y en el país, siendo este sector de la economía uno de los últimos en la reactivación. 

De este modo, damos fin al reportaje investigativo que tenía como objetivo realizar un censo de los trabajadores informales de la zona de UNIMINUTO sede principal calle 80 y conocer si suplían las necesidades básicas de los mismos y las personas que dependen de ellos. Evidenciando además que los trabajadores/as informales de este sector no alcanzan a obtener las ganancias correspondientes a un Salario Mínimo Mensual Legal Vigente, debido a la llegada de la pandemia a Colombia.

Si usted tiene algo qué decir o agregar a este artículo, escriba un correo electrónico a: radio@uniminuto.edu

Lo más leído

Noticias recientes