Esta quinta temporada de El colibrí acompañamos a los oyentes con diferentes invitados, historias de vida, documentales, piezas radiofónicas, cubrimientos de marchas y espacios culturales, sin dejar a un lado la música y la poesía que siguen presentes acompañando a cada interlocutor.

Nos despedimos de una temporada que nos ha dejamos muchos aprendizajes, con anécdotas e integrantes nuevos, cerramos los micrófonos una vez más para dar un respiro al colibrí que voló por cuatro meses cada viernes a sus hogares, sitios de trabajo y transporte.

Evento patrocinadoInscripcionesInscripciones

Gracias a todos los que nos sintonizaban cada viernes a partir de las 5:00 pm, nos escuchamos en una próxima temporada y les dejamos la letra de Vuela Vuela, el poema de … y los escritos de nuestros locutores.

Sebastián Alejo – Productor General

Si me pidieran que definiera a cada integrante de este grupo, lo haría así. Resistencia, empatía, resiliencia, paciencia y amor, aunque suenen distantes, no lo son, las tenemos reunidas y en esta mesa, a Jessi con su resiliencia e hiperactividad, a Andrea con su resistencia y creatividad, a Ivis con su empatía y ser, a Fernando con su paciencia y a Paola con su amor y regaños de madre, que, aunque algunos eran entre risas, eran del corazón. Además, eran las ganas de encontrarse cada viernes a la tarde con un personaje nuevo, y no hablo del Lirio, hablo del equipo de trabajo, un equipo diverso y constante. Eso en otras palabras eso ha sido El Colibrí, una familia y su hogar la emisora, aquella que nos abrió las puertas y aunque así algunos volemos y piquemos otra flor, sabremos que este hogar y estos micrófonos seguirán para nosotros.

Ivis Aguilera – Productora del Lirio de la Paz

Como un Colibrí que abre sus alas emprendí mi vuelo en este programa. Direccionándome viernes a viernes con temáticas muy diferentes, en contra del viento volé muchas veces enfrentándome al caos y la complejidad de cada invitado. Debo admitir, que en ocasiones quise imitar al colibrí en su vuelo y retroceder, pero el amor por esto me llevo a continuar y brindar lo mejor de mí a cada oyente.

Ver por primera vez ese letrero en rojo encendido que anunciaba “Al aire”, hizo que mi cuerpo se paralizara, mi corazón latiera más de lo normal, mis manos y voz se quebrantaban quizá esto aún suceda, pero me enorgullece ver y escuchar el avance que he tenido, no solo yo, sino cada una de las voces detrás de este programa. Que se encuentra bajo la dirección de Fernando, que desde sus años de experiencia y sabiduría nos da una ayuda y guía incondicional.

El lirio de la paz fue un reto para mi vida profesional, pero también para la personal, puesto que temía no dar lo mejor de mí para cada oyente, además llegue a pensar que desconocía el tema de paz y lo creía ajeno a mí. Aunque en el desarrollo y el papel que desempeñé me di cuenta que estaba equivocada. Cada integrante de la sociedad, independientemente del rol que desempeñe en ella es un agente de paz. Y eso quedó demostrado programa tras programa con invitados gestores de paz en diferentes campos, labores y edades.

Poema

Melancolía de un hasta pronto​

Llego mi partida

me marcho con un grito ahogado en mi garganta

de saber que ya no tendré la calidez de su presencia,

de su palabra sincera y afectiva,

de sus sonrisas,

de sus enojos,

de su apoyo y

de los maravillosos momentos compartidos. ​

Me llevo invaluables recuerdos,

el eco de sus todo tatuados en mi corazón. ​

Aunque toda despedida se torna gris pincelada con lágrimas

y la mía anegue mis ojos de rocío mañanero

entre el silencio de mi llanto,

me despido con el arcoíris que ha sido su bella e incondicional amistad,

me despido con un abrazo, con un beso, pero sin un adiós,

me despido con un hasta pronto. ​

Me despido

deseándoles un presente y un futuro

lleno de sueños y metas hechas realidad

que no desfallezcan ante la adversidad

que se rindan sólo cuando hayan vencido. ​

Hoy mañana y siempre

serán parte de mi esencia

porque de todas me llevo un pedacito

en mi corazón loco y atrevido,

en mi corazón alegre y sincero,

así en ocasiones ese sincero haya sido imprudente e insensato,

al fin y al cabo, no soy perfecto. ​

Son todas tan diferentes

y en todas halle el verdadero significado de la palabra amistad.

Siendo tan diferentes tienen algo en común

personas que no engañan, transparentes y leales en las que ciegamente puedo confiar”

son de este mundo lo mejor. ​

Quisiera decirles tantas cosas, pero el sentimiento invade mis palabras

las acorta y las multiplica,

las alegras y las entristece,

pero aun en la paradoja de mis palabras,

en la emoción contenida en ellas,

les digo de corazón

mi universo siempre brillo de alegría por su bello resplandor. ​

No sólo me entregaron su palabra, la palabra hicieron verdad.

No sólo me entregaron su atención, parte de mi moldearon a tesón. ​

Como me dice mi generosa y bella amiga

Rosario Charis Barcenas

a quien conocí en este maravilloso mundo de letras. ​Gracias por estar, por ser, por existir.