Escucha nuestras emisoras: 🔊 AUDIO EN VIVO |

Escucha nuestras emisoras: 🔊 BOGOTÁ 1430 AM | 🔊 TOLIMA 870 AM | 🔊 SOACHA | 🔊 NEIVA |

El decálogo de este “maldito” Coronavirus

Varias personas me han cuestionado y pedido razones sobre por qué maldigo esta enfermedad que llegó al mundo a finales del 2019 y se quedará por mucho tiempo más. Pues, en este escrito menciono las 10 razones por las cuales le deseo la maldición a una pandemia que ha hecho mucho mal.

¿Por qué maldito Coronavirus?

  1. Por las 2 millones 863 mil 149 familias que hoy (hasta las 6:40pm del domingo 3 de mayo) en el mundo están sufriendo por dentro la enfermedad y combaten fuertemente para sobrevivir y salir adelante.
  2. Por las 199 mil 527 familias en el mundo (hasta las 6:40pm del domingo 3 de mayo) que han perdido a un ser querido y que tristemente no pueden darle una cristiana sepultura, ni poder despedirse por última vez. La muerte de un paciente de COVID-19 es en absoluto aislamiento.
  3. Por los más de 195 millones de desempleados en el mundo (cifra estimada por la Organización Internacional del Trabajo) que, como consecuencia, dejará el COVID-19 en el mundo este 2020.
  4. Por las PYMES (Pequeñas y Medianas Empresas del mundo) que, muchas de ellas, han quebrado, declarado en bancarrota o les ha tocado cerrar por un tiempo y despedir a sus empleados. Dejando así miles de familias sin trabajo y con una incertidumbre enorme por lo que vendrá.
  5. Por la economía mundial que se ha visto afectada en gran medida por el COVID-19 y que su recuperación será lenta, progresiva y de mucha paciencia para los gobernantes, quienes deberán tomar medidas fuertes para recuperar las finanzas de sus países para generar más impactos negativos de los que ya ha dejado la pandemia.
  6. Por las mujeres, hombres y niños que son víctimas de violencia intrafamiliar dentro de sus hogares. Esta cuarentena los ha obligado a soportar todo tipo de agresiones físicas, verbales, sexuales y psicológicas. Algunos de ellos han podido denunciar a su agresor pero otros no lo hacen por muchos motivos o peor aún, las autoridades, a pesar que los llaman no acuden a ese llamado.
  7. Por las personas que sufren estando solos en sus hogares, quienes padecen algún tipo de trastorno psicológico como la ansiedad, depresión, claustrofobia. Les ha tocado pelear con si mismos para superar esta situación con toda la paciencia y creatividad posible.
  8. Por los estudiantes y profesores que nos ha tocado acomodarnos a la tecnología a través de las clases virtuales, no a todos les ha gustado y conozco casos de maestros que no se han acomodado a esta nueva modalidad. Algunos extrañamos lo presencial, la interacción y muchos alumnos, con toda razón, reclaman la modalidad por la que pagaron una matrícula pero debemos ser pacientes porque esta pandemia nos cogió a todos de sorpresa.
  9. Por las lágrimas de mis papás cada vez que ven a sus hijos y especialmente a sus nietas por una pantalla de 5 pulgadas donde nos ha tocado “celebrar” cumpleaños y logros a través de una fría, lejana y virtual videollamada. Son miles las historias que hemos conocido que les ha tocado vivir esta situación y nueva modalidad de comunicación.
  10. Por mi hija (Sofía de 3 años) y los miles de niños y niñas que les ha tocado estar, literalmente, encerrados en sus hogares sin la oportunidad de poder compartir con sus amiguitos en los jardines y colegios, salir a jugar en un parque, aprender cada día cada uno de los temas de su desarrollo emocional e intelectual. Los infantes han tenido que acudir a su infinita imaginación y creatividad para inventarse juegos dentro de las casas, en sus cuartos, salas, comedores; en muchos casos, utilizando a sus papás como recreacionistas o licenciados en pedagogía infantil para distraerse durante todo el día y parte de la noche.
- Patrocinado -


En fin, quise resumir en este decálogo las principales razones por las cuales he pronunciado varias veces la frase “Maldito Coronavirus”. Entiendo que maldecir, para algunos es pecado, para otros es prohibido; por ejemplo:

  • Para la Biblia es “su uso principal equivale al de maldición, en el sentido de condena a ser apartado o separado, cortado como se amputa un miembro, de una comunidad de creyentes”.
  • Por la RAE (Real Academia de la Lengua Española) como “Condenado y castigado por la justicia divina”.

Para mí, maldecir es un verbo que se expresa cuando se tiene episodios o momentos de tristeza, desesperanza, desilusión como los que, precisamente, estamos viviendo en estos meses de incertidumbre mundial y que sí espero que algún día le llegue su fin a este “Maldito Coronavirus” porque nos ha hecho mucho mal y lo que falta.

Lo más leído

Francisco: “cambiar de mentalidad y cambiar de vida, no seguir más los modelos del mundo, sino el de Dios, que es Jesús”

Este domingo el Santo padre ha reflexionado acerca del pasaje evangélico según el evangelista Marcos: «El tiempo se...

Falleció Julio Roberto Gómez, presidente de la CGT

Oriundo de Cachipay, Cundinamarca, el presidente de la Confederación General del Trabajo (CGT), falleció en la noche de...

[Podcast] En Marcha, capítulo 1: Francia

Mayo del 68 en Francia, un suceso muy importante en el mundo... noches de barricadas, manifestaciones, huelgas inundadas de arte y poesía en las calles... un aire de transformación. Los estudiantes se cansaron de la sociedad tradicional, del sistema educativo que se implementaba en universidades como Nanterre o la Sorbona, ellos querían libertad… ¿Será que la consiguieron?

Noticias recientes