Escucha nuestras emisoras: 🔊 AUDIO EN VIVO |

Escucha nuestras emisoras: 🔊 BOGOTÁ 1430 AM | 🔊 CUNDINAMARCA 1580 AM | 🔊 TOLIMA 870 AM | 🔊 SOACHA | 🔊 NEIVA |

El ministro de Economía de Brasil se queda en el Gobierno… de momento

Paulo Guedes podría tener los días contados como ministro de Economía de Brasil. En los últimos días se acumulan los indicios de que algo no va bien: ayer, cuatro secretarios del ministerio dejaron sus cargos ante la decisión del Gobierno de cambiar las reglas del "techo de gastos" público.

El objetivo es abrir espacio para financiar un nuevo programa social, el “Auxilio Brasil”, y para otros gastos improvisados por el presidente Jair Bolsonaro en el último minuto, como una ayuda a 750.000 camioneros autónomos para compensar el aumento del precio del diésel que costará alrededor de 4.000 millones de reales (más de 700 millones de dólares).

Los rumores de que Guedes -quien siempre defendió la austeridad y la responsabilidad fiscal- estaba a punto de tirar la toalla tomaron una fuerza inusitada hasta el punto de que este viernes compareció ante la prensa junto a Bolsonaro para intentar frenar el “ruido”, en una escenificación que varios analistas económicos calificaron de predecible.

- Patrocinado -


“No presenté mi dimisión, en ningún momento presenté mi dimisión, y en ningún momento el presidente insinuó cualquier cosa semejante”, remarcó Guedes. Bolsonaro permaneció unos minutos a su lado para decir que tiene “absoluta confianza” en él. Después se levantó y se fue. Aparentemente, tema zanjado.

LARGO DESGASTE

No es la primera vez que se especula con la salida de Guedes. El que fue anunciado como “superministro” por agrupar varias antiguas carteras en su gran ministerio ha venido sufriendo desgastes a lo largo de todo el Gobierno, siendo desautorizado por su propio jefe y contrariado por los aliados políticos de Bolsonaro en el Congreso Nacional.

Mientras Guedes recorre el mundo con “roadshows” intentando convencer a los inversores de las bondades del “nuevo Brasil” reformista y responsable con los gastos, el núcleo político que sostiene al Gobierno maniobra para abrir el grifo y bloquea la privatización de grandes empresas estatales.

Varios colaboradores del Gobierno dejaron el barco hace tiempo. ¿Pero por qué Guedes aguanta? En las conversaciones reservadas con los representantes del mercado financiero él se presenta como la garantía de una mínima estabilidad. “Si me voy, las cosas se pondrán peor”, les viene a decir a los “dueños del PIB”.

LOS PANDORA PAPERS

A la crisis de credibilidad se unió, recientemente, otro escándalo: el nombre de Guedes y del presidente del Banco Central, Roberto Campos Melo, apareció en los “Pandora Papers”. El ministro mantiene desde hace años una “offshore” en las Islas Vírgenes Británicas, un paraíso fiscal.

Cuando salió a la luz la información se defendió diciendo que la legislación brasileña lo permite y que en su momento lo declaró todo ante Hacienda. Aun así, fue criticado por buscar formas de evadir impuestos al mismo tiempo de pedirle a los brasileños que se aprieten el cinturón.

En los pasillos del poder se baraja la posibilidad incluso de que sea forzado a salir si crece la tensión con Bolsonaro. El presidente ya dejó caer a otros pesos pesados, como el exministro de Justicia Sérgio Moro, cuando osaron enfrentarle públicamente. De momento, Guedes no tiene problemas en tragar saliva y mostrarse sumiso.

Con la crisis en el Ministerio de Economía la Bolsa de São Paulo lleva dos días de pérdidas y el real devaluándose aún más. El jueves por la noche, Bolsonaro, quien fue elegido gracias en buena parte al apoyo de la élite económica del país, lanzaba una advertencia fiel a su estilo: “El mercado se pone nerviosito. Si revientan la economía de Brasil, gente del mercado, ustedes también saldrán perjudicados”.

Si usted tiene algo qué decir o agregar a este artículo, escriba un correo electrónico a: radio@uniminuto.edu

Lo más leído

Noticias recientes