Escucha nuestras emisoras: 🔊 AUDIO EN VIVO |

Escucha nuestras emisoras: 🔊 BOGOTÁ 1430 AM | 🔊 TOLIMA 870 AM | 🔊 SOACHA | 🔊 NEIVA |

El narrador del llano

Liévano Colón es un locutor nacido en HatoCorozal, Casanare, el 21 de mayo de 1973, que fue criado en una casa humilde con cuatro hermanos menores por su abuela. Desde joven ayudó con la economía de su casa debido a los bajos recursos.

Por: Angie Ximena Carreño Velásquez

Siendo un joven campesino, en 1993 a la edad de 20 años, emprendió un viaje a Villanueva para encontrar un mejor trabajo y salario en Las Palmeras (nombre que se les da a las fincas de plantación de palma de aceite). En 1995 ingresó a la Decimosexta Brigada del Ejército Nacional en Yopal- Casanare, porque era prometedor para su futuro.

- Patrocinado -

En 1999 le llegó la propuesta de ser locutor del Ejército Nacional. Colón (como muchos lo conocen), aceptó, porque era como caída del cielo. Actualmente es un destacado locutor Casanareño, pionero de programas radiales en Yopal. La emisión de programas llaneros le dio el reconocimiento y la acogida en esta comunidad.

Angie Carreño (AC). ¿Has estudiado algo de medios para estar en la radio?

Liévano Colón (LC). No, desde muy joven me pareció un poco fácil comunicarme con las personas a mi alrededor, y la mayoría me decían que tenía voz de locutor, porque mi voz es grave, herencia de mi querido viejo. Cuando ingresé por primera vez a una cabina, lo primero que se me vino a la mente fue: “en qué carajos me metí”, pero los compañeros me dieron la confianza y me ofrecían consejos para desenvolverme mejor y darles lo mejor a mis oyentes.

Nunca sentí la necesidad de estudiar algo referente a la comunicación: lo que no entendiera, hacía una investigación para buscarle solución a las preguntas que me surgían. También mis colegas me ayudaron mucho en este proceso de formación, y como digo: “No hay mejor maestro que la experiencia”. La única experiencia con estudio que he tenido es en el instituto de Ciencia y comunicaciones de Bogotá.

 (AC). ¿Qué lo impulsó a estar en este medio?

 (LC). Ingresar a una emisora, iniciar mi carrera como locutor de la música llanera y ser un ejemplo a seguir, me permitió evidenciar que mi trabajo podía ser un aporte para la cultura y para los oyentes que viven en la sabana, para quienes, en sus horas de descanso, lo más bonito es escuchar radio. Yo que viví esas épocas, para mí lo más importante es impulsar y enseñarles a las nuevas generaciones sobre la música llanera, así como la riqueza que tiene y ha tenido nuestra cultura llanera, además de no dejar que desaparezca el lenguaje llanero que pasa de generación en generación.

(AC). ¿Qué es lo que más te ha enseñado tu profesión?

(LC). A ser más sociable, más amigable, más persona, más humilde. A mí me ha tocado presentar eventos en muchas partes, narrando coleos, y eso implica tener la paciencia para codearme con todo aquel que quiere saludarme: con el borracho, con el niño, con el muchacho, con el abuelo, con todos ellos debo ser humilde. Prioridad número uno la humildad, y creo que es lo que me ha sostenido como locutor, y de allí el reconocimiento que me tiene la gente. Otra cosa que he aprendido es a servirles a las personas, porque los demás necesitan mucho de la información, del servicio social, y uno tiene que ayudarles siempre, y más como locutor.  

 (AC). ¿Quiénes fueron las personas que le enseñaron a  desenvolverse frente al micrófono?

(LC).   Si tengo que agradecerle a alguien que me haya enseñado locución, a perder el miedo y los nervios, a ganar confianza y a recibir concejos, es a un gran amigo llamado Oscar Ángel, un gran locutor, muy catedrático, muy profesional, algo le aprendí antes de pisar un instituto de comunicaciones: él fue mi primer profesor, y con él tuve mi primera experiencia como Comunicador Radial.

(AC). ¿Cómo nacen los programas Anochecer llanero y Joropo, Llano y Coleo?

(LC). El programa Joropo, Llano y Coleo nace en 2000 cuando llega la emisora del Ejército Nacional 93.7 FM, porque antes trabajábamos en amplitud modulada (AM). Hacíamos los programas de 6:00 de la mañana a 8:00 de la mañana. Cuando llega la emisora FM, esta tiene noticieros nacionales y enlaza todas las emisoras a las 6:00 de la mañana. Estaba el espacio de 4 a 6 de la mañana, el más apropiado para QUE los llaneros escuchen su música llanera. Ahí se me viene a la cabeza este proyecto tan bonito de Joropo, llano y coleo, un amanecer de alegría, de diversión y mucha música para todos nuestros oyentes, porque esta hora es apropiada en todas partes para el inicio de labores, y por eso nace este maravilloso programa. Después de un tiempo se me da la oportunidad de empezar otro programa en horario de tarde-noche, entre 6 de la tarde a 8 de la noche. En Anochecer llanero tenemos invitados de lujo que contribuyen a la cultura llanera.

 (AC). ¿Durante el inicio de su carrera como locutor evidenció algún tipo de violencia?

(LC).  Los temas de violencia no los registré, debido a que mi campo laboral nunca fue la noticia sino los asuntos de la cultura llanera, con contenido que ayude a no perder esas bonitas raíces. Mi pasión fue con la cultura para no perder nuestro vocabulario: palabras como: pija, conuco, pariente, cuñado, pareja, no hay que dejarlas acabar. En ese tiempo se tenía el registro de la violencia entre la guerrilla, los paramilitares, otros grupos al margen de la ley y el Ejército Nacional, y esta guerra estuvo presente en las veredas, y mi trabajo siempre fue en la ciudad.

Esta es una narración desde la perspectiva de un locutor, que inició con poca idea sobre la comunicación radial, que se ha consagrado como uno de los mejores locutores de la cultura llanera, promoviendo su desarrollo día a día para que no quede en el olvido.

Lo más leído

Habitantes de Tocancipá detienen ladrones que robaron un bus intermunicipal

Los delincuentes simularon ser pasajeros, y al momento de bajar del bus, uno de ellos sacó un arma de fuego y el otro un puñal, los cuales usaron para amenazar al conductor y a los pasajeros.

Pedagogía de la memoria

Este podcast de la serie #PasantíasAbyaYala es un producto de la pasantía de Neydi Velandia, estudiante de la Maestría en Comunicación Educación en la Cultura de UNIMINUTO, con la Red de Pro-tejedores de la Memoria (Colombia).

Noticias recientes