Escucha nuestras emisoras: 🔊 AUDIO EN VIVO |

Escucha nuestras emisoras: 🔊 BOGOTÁ 1430 AM | 🔊 CUNDINAMARCA 1580 AM | 🔊 TOLIMA 870 AM | 🔊 SOACHA | 🔊 NEIVA |

El recorrido de las almas que no pasaron a la luz

La Candelaria es unos de los sectores más antiguos y populares de la capital colombiana, reconocida por sus estrechas calles llenas de misterio e historias paranormales por los mitos y leyendas de fantasmas que al no poder pasar a la luz han envuelto los lugares más coloniales y emblemáticos.

Por: Karen Sofía Pérez y Karol Valeria Sánchez

Datéate

Después de aproximadamente 400 años, aún se sienten las energías y el dolor de aquellos espíritus que quieren manifestar, que no se han ido de este plano terrenal, presentándose ante personas del común que actualmente trabajan y cohabitan con estos seres del más allá; en ciertos casos se debe obedecer a lo que estas almas en pena pidan, porque de lo contrario llevarán a cabo sus fechorías.

- Patrocinado -

El barrio de La Candelaria fue uno de los primeros que se alumbró en Bogotá, aún conserva una herencia colonial que ha dejado una memoria histórica en los habitantes, los cuales quieren revivificar constantemente, generación tras generación, los mitos más populares de estos hechos paranormales que al día de hoy se siguen presentando.

Como lo describe el narrador del video “Fantasmas de la candelaria”, deambula por las calles un mariscal en pena de origen español con su distinguido traje de la época colonial, hombreras, su pantalón blanco y sus botas de cuero hasta la rodilla; vivió sus últimos días en la fría ciudad, escondiendo en lo más profundo del concreto unas cuantas riquezas.

En otra de estas oscuras noches según los habitantes se aparece también, un conquistador con un traje similar, pero con armadura y espada, sale de la iglesia en búsqueda de su rival para ganar las tierras y cumplir con su promesa de honor.

De estas míticas historias, ni siquiera los sacerdotes se salvan, pues a las doce de la medianoche se oficia la misa en latín por el cura sin cabeza. Esta y muchas más historias y leyendas se han vuelto comunes entre la cultura de esta zona popular.

El primer conjunto residencial construido en este barrio icónico, alberga espíritus judíos que escapaban de los nazis durante las guerras mundiales, posiblemente provenientes de Hungría como lo afirman los investigadores de “ellos están aquí”; estuvieron en medio de la desolación de las pocas casas que hoy en día quedan, comprobando la presencia de estos seres del más allá, en este inhóspito lugar se pueden contemplar aun las habitaciones donde reposan no solo muebles y elementos deteriorados, sino también, las almas de sus atávicos residentes.

En algunas noches las personas contiguas al lugar manifiestan que se puede notar la presencia de un hombre que sale al balcón a observar. No todas las casas se encuentran abandonadas, a pesar de su deterioro aún son habitadas por familias del común que por años han tenido que vivir diariamente estas experiencias sobrenaturales y convivir con estas energías negativas y espíritus malignos.

En algunos de los restaurantes más populares de esta zona se conocen testimonios sobre las actividades poco cotidianas que se presentan debido a historias pasadas que cuentan la forma en la cual torturaban y asesinaban, ya que algunas de estas casas y lugares más antiguos funcionaban como calabozos de la época, donde se presentaron masacres y homicidios masivos.

Como lo cuenta la emisora “Blue radio” es el caso del restaurante “La Bruja”, que inicialmente fue un seminario y luego un convento de las monjas Clarisas hasta 1948, después del bogotazo, durante el Gobierno de Gustavo Rojas Pinilla, fue usada para detener a los presos y antes de empezar con la construcción del restaurante se encontró una fosa común, uno de los obreros se burló de la situación y días después se suicidó sin explicación alguna.

En el restaurante aún se presenta el espíritu de un hombre que vaga en la cocina, moviendo objetos y molestando a las meseras y trabajadores, parece amable, pero es mejor no molestarle o te seguirá hasta tu casa para buscar venganza.

Entre Relatos

Otra de las escalofriantes historias es la del duende Baltazar que también hace travesuras en el actual restaurante “El Duende Rest Café Bar”, juega con los niños y asusta a las mujeres. Antiguamente vivía su madre que era criada, al quedar embarazada sin estar casada se preocupó por tener una mala reputación e intentó criar al niño a escondidas de sus patrones, pero las sospechas aumentaban y decidió lanzar al bebé en un pozo, según la historia ella nunca dejo de escuchar su llanto.  

El ingeniero Mogollón fue contratado por el alcalde para cumplir la misión de ponerle piedra a la calle del calvario, sin embargo, su codicia y adicción al trago no le permitieron cumplir con su labor, días antes de tener que entregar la calle estuvo en un bar y pensó vagamente que ni siquiera el diablo podría terminar tan ardua labor.

Al día siguiente, el diablo tocó en su puerta y le propuso que a cambio de que él pusiera toda la piedra en la calle, él debía entregarle su alma, el ingeniero hizo el trato con la condición de que no le faltara ninguna piedra; cuando el diablo terminó le dijo que fueran a revisar, pero el ingeniero se percató de que faltaba una piedra así que decidió que no había trato. Las historias de la gente cuentan que al día de hoy, la figura del diablo se presenta en la calle del fantasma intentando encontrar la piedra que le faltó para llevarse el alma del borracho.

Tradición histórica

Muchos investigadores se interesan diariamente sobre si estos hechos paranormales en el centro histórico de la ciudad son o no verdaderos, por esto han dedicado parte de su vida a esta exploración para de esta forma seguir motivando a los bogotanos a mantener un legado cultural alrededor del barrio más emblemático de Bogotá.

Ejemplo de ello es la abogada, sociopolítica y escritora Stella Monsalve Gaitán, más conocida como la caza-fantasmas de la Candelaria, escribió un libro relatando muchas de estas historias míticas que ayudan a reafirmar los hechos y el sentir cultural al pasar de los años.

Académicamente estudiantes también se intrigan sobre estas historias para que más personas se interesen y conozcan sobre el tema, por medio de documentales, páginas web creativas y proyectos, han llamado la atención no solo en nuestro país, sino que le han dado más popularidad a la zona haciendo que este se considere como un atractivo turístico para extranjeros y también colombianos que no conocen sobre estas historias.

Bogotá ha recibido premios como el de “Best Creative Experience”, por sus recorridos nocturnos de los Fantasmas de La Candelaria, según la Secretaría Distrital de Desarrollo Económico debido y gracias a este premio la ciudad logró atraer a 1800 turistas para realizar estos recorridos. Entre los jurados se encontraban expertos de economía y turismo, los cuales resaltan la creatividad para resaltar la historia cultural personificando de manera acertada a cada figura histórica; y esto ayudo un poco en la crisis de la pandemia.

Estos recorridos nos hacen pensar y sentir que es importante reconocer que hay seres que todavía no han podido descansar, merecen respeto y ser recordados por todos los horrores que vivieron y marcaron su muerte, pues así no estén todo el tiempo presentes quieren hacerse notar y compartir con los vivos; como ya lo pudimos observar por medio de diferentes historias y testimonios.

Si usted tiene algo qué decir o agregar a este artículo, escriba un correo electrónico a: radio@uniminuto.edu

Lo más leído

Noticias recientes