En la mañana de ayer martes 29 de enero, fue asesinado el líder social Dílio Corpus Guetio, en el municipio de Suárez, Cauca, quien trabajaba en su región por los Derechos Humanos y hacía parte de la asociación campesina Asocordillera, filial Fensuagro, en el departamento del Cauca.

Según testigos, Corpus salió en compañía de su hermana a bordo de una motocicleta, se dirigían hacia la vereda Santa Bárbara, lugar donde trabajaban. Cuando pasaban por el corregimiento La Betulia, un hombre armado los alcanzó y les disparó en varias ocasiones hasta causarle la muerte al líder.

AutopautaVamos a la FilBo 2019 con Rafael Pombo

Cabe resaltar que Corpus quien acababa de regresar nuevamente a Suárez después de una larga ausencia, fue parte de la Guardia Campesina del departamento y presidente del comité de cocaleros de la vereda Playa Rica. Su esposa era la ex-vicepresidenta de la Junta de Acción Comunal de la vereda Santa Bárbara, lugar donde el líder impulsaba y verificaba la sustitución de cultivos ilícitos.

La noticia fue divulgada por varias organizaciones que trabajan por los Derechos Humanos en el municipio, quienes rechazaron este cruel acto afirmando, “no son números ni estadísticas, son personas a las que están matando, son colombianos con derechos. Les pedimos ayudemos a visibilizar esta situación”.

La semana pasada también fue asesinado José Jair Orozco de 52 años, en el municipio de Cartago, Valle del Cauca. Orozco era un líder comunal, integrante de la ‘Junta de Vivienda Comunitaria’, organización en la que trabajaba en proyectos de vivienda para comunidades vulnerables.

Es preciso indicar que en lo que va de este año 2019, han sido asesinados 16 líderes sociales en todo el territorio colombiano, y 153 desde enero de 2018 a la fecha, esto según la organización Ideas para la Paz y el informe publicado por la Defensoría del Pueblo.

PublicidadVamos a la FilBo 2019 con Rafael Pombo