Mujeres conmemorando el 8M en el Centro de Memoria Histórica Paz y Reconciliación. Foto: José Sanchez,, Datéate

Por José Sánchez
Parte 1.

“Es hora que los hombre comiencen a formar su masculinidad”: La mujer que no cubrió sus senos

Es inevitable pensar que las marchas feministas son radicales. Como lo menciona Chimamanda Adichie, es necesario modificar esas prácticas que han llevado a la mujer a marginarse entre los hombres.

AutopautaEstrenol

A punto de salir hacia el Centro de Memoria Paz y Reconciliación, estudiantes de UNIMINUTO finalizan su performance. Vestimentas oscuras, cadáveres pintados y mensajes sobre el cuerpo llevan a uno de los hombres que observaba la muestra a decir “es algo irreverente”, “está mal”. Sin embargo, Andrea Berrio, otra de las asistentes, dice que no puede evitar pronunciarse si un día como hoy, 8 de marzo, las luchas por la equidad, la seguridad social y el trabajo de la mujer llevan a recordar esas mujeres que fueron incineradas en una fábrica textil en New York”.

Según cifras de Medicina Legal, hasta septiembre de 2018, 722 mujeres fueron asesinadas en el país, en promedio cada dos días se han registrado cinco homicidios.

De estos casos, 50 son feminicidios, el reporte indica que, aunque en el 47 % de los casos se desconoce al agresor, en el 27 % el asesino fue la pareja sentimental o un excompañero y en el 13 %, algún conocido o familiar. 

Para el 8M miles de mujeres entre universitarias, madres, abuelas, extranjeras, menores de edad, chicas trans y colectivos se movilizaron buscando hacer un llamado de atención a las instituciones en términos de igualdad. Al entrar al Centro de Memoria Paz y Reconciliación es inevitable ver a Ángela María Robledo y a María José Pizarro, mujeres que capturaron la atención de la marcha de antorchas, entre medios y niñas que pronunciaban su admiración, ellas resaltaron y más de una pedía una foto con estas mujeres que arengaban junto al público.

Entre la cantidad de mujeres que compartían y armaban las antorchas se encontraban pancartas que expresaban su silencio “No soy histérica, ni estoy menstruando, grito porque nos están matando”.

Expresiones artísticas como la danza con cintas, aros, cuerpos semidesnudos y pregones llenos de flautas e hip-hop avivaron el encuentro.

PublicidadVamos a la FilBo 2019 con Rafael Pombo