Foto: TwitterCol

Mosh, considerado el “demonio de Taganga” fue acusado por ser cabecilla de una organización de proxenetismo y vinculado con delitos sexuales, por ende fue capturado en la segunda semana de mayo del presente año, en la capital de Portugal, Lisboa.

Hace un año, las autoridades dieron un golpe al proxenetismo y a los delincuentes que explotaban menores de edad para vincularlos con la prostitución en la ciudad de Cartagena, precisamente en la llamada Casa Benjamín de Taganga, lugar conocido en la zona por realizar estas practicas. En este lugar, dieron con el paradero de 18 personas, entre ellas ciudadanos israelíes y la “Madame”, dueña de varios lugares que prestaban diferentes servicios sexuales y fiestas, recibiendo las solicitudes que le hacía Assi.

Banquete del Millón 2019

“Algunos israelitas prostituyen y ejercen comercio sexual en nuestro país con algunas mujeres colombianas y venezolanas. Se tiene información de que se usan menores de edad para la explotación sexual”, aseguraron las autoridades.

La orden de captura contra Assi Mosh fue inmediata y fue procesado por los delitos de homicidio agravado, concierto para delinquir, enriquecimiento ilícito, turismo sexual e inducción a la prostitución, pero duró casi un año de fuga ya que su captura fue en el mes de mayo del presente año.

Sin embargo, en la mañana de este jueves, Mosh quedó en libertad según orden de un juez dada en la ciudad de Lisboa, Portugal; esto porque, según las autoridades de ese país, la Fiscalía General de Colombia no envió las pruebas correspondientes en el tiempo correspondiente y la documentación requerida para judicializar el proceso contra el israelí.

En estos momentos, Assi Mosh, al recibir su libertad desapareció y se desconoce su paradero.

Ficha de búsqueda
Descripción
El cabecilla era el encargado de diseñar planes turísticos, que incluían drogas, alcohol y mujeres. Los principales centros de actuación eran en Cartagena y Medellín.
Autor
UNIMINUTO Radio
UNIMINUTO Radio
Publisher Logo