Cultivo de flores en la Sabana de Bogotá.
Especiales Datéate

Por Alejandro López Arias

El sector de la floricultura genera Alrededor de 140.000 empleos directos y 90.000 indirectos, hombres y mujeres que día a día ponen lo mejor de sí para que el país continúe liderando el mercado de las flores en países como Estados Unidos, Alemania y Japón.


Según la Superintendencia de Sociedades, el primer lugar en la exportación de flores en el mundo lo ocupa Holanda. El diario El País de Cali afirma que este país exporta cerca de 27 millones de flores al día.


El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) encontró en su más reciente informe que el 65% de las personas que trabajan en el cultivo de flores en Colombia son mujeres y de este porcentaje el 64% son madres cabeza de familia, en comparación con los hombres que ocupan el 35% de las vacantes. Así mismo el informe estima que 600.000 colombianos dependen del mercado floricultor y que más del 3% de las exportaciones nacionales se dan por la flora.


Nidia Pachón trabajó como operaria en distintos cultivos de flores en la sabana de Bogotá cerca de una década, y durante cinco años fue Directora de boquetera en Flores de la Sabana, una organización de 6 empresas dedicadas al cultivo y exportación de distintas especies.

Pachón señala que la contratación de operarios en los cultivos depende de cada empresa: “Por lo regular se contrata a través de empresas temporales, y se hacen contratos a término indefinido, o durante las temporadas altas normalmente se hacen contratos a término fijo”.

Entrevista a floricultora.

A temporadas altas Nidia se refiere a épocas cuando la demanda en la exportación de flores eleva sus estadísticas. San Valentín, el Día de las Madres y el Día de la Mujer son las fechas que representan mayores ingresos en la industria de la floricultura. Según la revista Dinero San Valentín representa el 20% de las exportaciones anuales de las flores colombianas, este porcentaje es equivalente a más de 216.000 dólares y 37.148 toneladas.

Pero detrás de los sentimientos románticos que las flores inspiran en la mayoría de culturas, es necesario tener en cuenta los extensos horarios de trabajo, puesto que en temporada un empleado puede ser recogido por la ruta a las 5:00am y regresar a su casa a las 8:00pm.

Entrevista a floricultora.


Además de horarios extensos y cansancio físico los trabajadores de los cultivos están propensos al desarrollo de enfermedades como el síndrome del túnel carpiano debido al movimiento repetitivo de la mano y de la muñeca.

Entrevista a floricultora.

La competencia a nivel de empleabilidad en el sector floricultor de Colombia no es Holanda sino Kenia y Etiopía, puesto que la mano de obra en estos países por trabajador al día varía de 1 a 3 dólares ($3.000 a $9.000) y en Colombia por ley el Ministerio de Trabajo obliga a que se pague al día $27.603.87.


Según la Asociación Colombiana de Exportadores de Flores (Asocolflores), esta situación ha llevado a que empresarios colombianos trasladen sus negocios a estos países con el fin de minimizar los costos de producción, con el agregado que la operación comercial se reduce aún más por la cercanía de este continente al europeo, dado que los gastos de transporte se reducen a un margen que según la revista dinero representan entre el 30% y el 40% del costo final de una flor.


Asocolflores asegura que el éxito de la industria se debe a la gran diversidad de la flora nacional y a las sub especies que cada una de las plantas tiene, esto sumado a la durabilidad y el favorecimiento de la posición geográfica del país en el desarrollo y cultivo de las mismas.