Ciudadano
El hecho ocurrió el lunes 23 de julio, cuando el ciudadano de 24 años, fue llevado a la fuerza en un vehículo que fue incinerado horas más tarde. Foto tomada de: Kienyke

Walid Yassin, ciudadano colombo-libanés fue interceptado por dos hombres que lo obligaron a subirse a un vehículo cuando se dirigía hacia un establecimiento comercial del centro de Maicao.

Así ocurrió el episodio

- Estudia en UNIMINUTO, hay plazo hasta el 31 de enero de 2020 -

El hecho ocurrió el lunes 23 de julio, aproximadamente a las siete de la mañana, en la calle 13 entre carreras séptima y octava, a unas dos cuadras de su lugar de residencia y del negocio familiar al que se dirigía.

Familiares y empleados del almacén sospecharon la ausencia del joven, razón que los llevó a indagar con los habitantes del barrio su posible paradero, búsqueda que llevó a encontrar a través de cámaras de seguridad del sector, el momento exacto en el que el ciudadano fue subido a la fuerza al vehículo.

Le puede interesar: Concejales amenazados en Caldas, ya recibieron protección

Posterior al ataque, el automóvil fue encontrado incinerado en la vía hacia el corregimiento de Limoncito, en la frontera con Venezuela. Según testimonios y declaraciones, en el sitio se encontraron un celular y un manojo de llaves, al parecer de Walid.

A continuación, un video que muestra el estado del vehículo en el que al parecer raptaron a Walid. (Video tomado de: El Tiempo).

 ¿Qué dicen las autoridades?

Según las autoridades, Yassine de 24 años, no había sido amenazado y los familiares aún no tienen contacto con los captores, por lo que se ha decidido ofrecer una recompensa.

“El alcalde de Maicao nos ha autorizado ofrecer una recompensa de hasta 10 millones de pesos, para quien nos pueda brindar información sobre la ubicación y el paradero que nos conduzca a su rescate y a la captura de las personas responsables de este hecho”, aseguró el comandante de la Policía de La Guajira, el coronel José Wilmer García, a medios de comunicación.

A raíz del hecho el Gaula de la Policía se encuentra al frente de la investigación.