Pancarta expuesta durante la marcha del 8M. Foto: José Sánchez, Datéate

Por José Sánchez

Al comenzar la marcha, no había cabida para las miles de mujeres que salían del Centro de Memoria Paz y Reconciliación, la salida iluminada por las antorchas a las 6 de la tarde se hacía pequeña, besos, danzas, tambores, platillos, el retumbar de los redoblantes acompañaban la marcha que inició en la calle 24 y recorrió la carrera 19 hasta la Plaza de Bolívar. Mujeres gritaban a una sola voz “Alerta, Alerta al que camina. La lucha feminista en América Latina”, “Machete, al machote; machete al machote”.

La carrera 16 se prendió, en medio de las arengas una mujer y un hombre levantaron sus antorchas e iluminaron el lugar que no tiene mucha luz, el ambiente se llena de luces parecidas al ámbar. Los besos y las expresiones de amor no hicieron falta en la marcha, independientemente del género la lucha era una sola e incluso mensajes como “Ni las tierras ni, sus hijas son esclavas” fueron plasmados en las puertas de la 19.  

AutopautaEstrenol

La mayoría nunca se esperó cruzar por la calle 19, lugar  conocido por  ser el epicentro del trabajo sexual en Bogotá, fue inevitable que las trabajadoras sexuales se asomaran por los balcones, salieran a bailar a ritmo de la marcha e incluso tapar su rostro ante las cámaras de los medios. En este punto de la marcha mujeres trans y trabajadoras sexuales a poca ropa se sumaron a la lucha, cruzando así semáforo tras semáforo, hasta llegar a la Plaza de Bolívar.

Al llegar a la Plaza de Bolivar las mujeres inician un festejo más fuerte con ritmos y pregones, una mujer se subió al monumento de Simón Bolívar y le cubre la boca con una de las pañoletas verdes de que simbolizan las luchas del cuerpo y la decisión de las mujeres sobre el aborto.

Finalmente, la marcha culmina entre lágrimas y las miles de mujeres con una apuesta política que busca la equidad de género, el reconocimiento de los derechos y la sororidad entre mujeres, dejando un mensaje claro y contundente: ¡El 8M se conmemora, no se celebra!

PublicidadVamos a la FilBo 2019 con Rafael Pombo