Escucha nuestras emisoras: 🔊 AUDIO EN VIVO |

Escucha nuestras emisoras: 🔊 BOGOTÁ 1430 AM | 🔊 TOLIMA 870 AM | 🔊 SOACHA | 🔊 NEIVA |

La felicidad de las pequeñas cosas

“La felicidad no es el resultado final, es el proceso”. Esta fue una de las frases mencionadas por Jeison Franco, profesional de Pastoral de UNIMINUTO Sede Bello, quien estuvo como invitado en el programa La Voz de la U.

La temática del programa giró en torno a la felicidad de las pequeñas cosas, en donde se inició por definir el concepto de felicidad, un término fácil y a la vez complejo de definir, debido a las diferentes connotaciones subjetivas que el ser humano tiene frente a esta. La felicidad consiste en disfrutar una vida libre de sufrimiento y gozar de bienestar, prosperidad, diversión y placeres, sin embargo, dice Jeison Franco, es mejor definir aquello que no es la felicidad.

- Patrocinado -


La felicidad suele confundirse con el estado temporal y emocional de la alegría, “la felicidad no es estar alegre, en el término que la vida del ser humano se compone de distintos momentos con diferentes circunstancias y situaciones, el éxito o el beneficio de poder vivir no se trata de excluir el sufrimiento o las situaciones difíciles de la vida”.

Existen muchos elementos en la sociedad que han influido de manera fuerte para que se marque cierta estigmatización y estereotipos que se plantea el individuo con respecto a la felicidad, el principal es el poder adquisitivo, ya que la manera de ver el mundo está sesgada por una condición muy humana y es el anhelo de lo que no tenemos y el arrepentimiento de la experiencia que no decidimos vivir. “Siempre creemos que el otro esta mucho mejor que yo, ya de entrada vamos predispuestos a no tener una condición de posibilidad para ser feliz”, comenta Jeison. Por ende, el pensamiento negativo es una tendencia muy marcada en la sociedad, el no estar conforme con muchas cosas de la vida.

El concepto de felicidad está muy unido al concepto de trascendencia, que es lo contrario a la condición social en la que nos encontramos hoy que es de mucha inmanencia, es decir, hemos crecido en un contexto del inmediatismo donde las cosas que deseamos y que queremos las tenemos al instante.

Por otro lado, se abordó el asunto de la felicidad y el dinero; las personas suelen creer que aquellos con mayores ingresos monetarios son en términos generales, más felices, se preocupan menos por pagar sus cuentas, tienen una mayor opción de vivienda o de trabajo y pueden proporcionar comodidades para sí mismos y sus seres queridos. Sin embargo, la riqueza por sí sola no es un tiquete de oro para alcanzar la felicidad.

Esto lo demuestran incluso los altos índices de suicidios que se han dado en los niveles socioeconómicos más altos. “El dinero no es la felicidad, pero se parece mucho o ayuda, todo esto se resume en la vida digna del ser humano, vivimos en una sociedad occidental donde existe una brecha muy amplia de desigualdad social, entonces nuestra vida se convierte en una persecución de las condiciones de posibilidad para ser dignos” comenta Julián Franco.

En conclusión, la manera de ser feliz es conectarnos con los demás, saber que lo que hacemos, decimos y pensamos, impacta positiva o negativamente en el ámbito en el que nos desarrollamos. Ser feliz pasa por el tener un sistema de valores muy bien entablado, enfocarnos en el momento presente, amarnos de forma incondicional y saber apreciar lo que tenemos y lo que se nos da en el día a día.

Si usted tiene algo qué decir o agregar a este artículo, escriba un correo electrónico a: radio@uniminuto.edu

Lo más leído

Noticias recientes