“Investigar es ver lo que todo el mundo ve y pensar lo que nadie ha pensado” Albert Szent.

La apuesta por la investigación es la búsqueda de la excelencia en el proceso formativo, porque una universidad que se preocupa por investigar mantiene actualizados a sus estudiantes y docentes,  los cuales se convierten en generadores de procesos de formación más integrales. Tener grupos de investigación, semilleros, actividades y un entorno investigativo, le agrega valor al proceso de formación, porque no es lo mismo un profesional que solamente pasa por aulas de clase en programas tradicionales de educación, a aquellos que participan en los espacios conocidos como investigación formativa.

Este proceso es una apuesta que tiene no solamente el sector educacional, sino que involucra también a diferentes sectores entre organizaciones empresariales así como gubernamentales, quienes aportan recursos financieros para el desarrollo investigativo; el sector gubernamental en especial está directamente ligado a los procesos y avances que se dan en materia investigativa.

“Desde el ámbito de los gobiernos, desde la comunidad académica, el panorama no se ve de una manera muy alentadora, hay una posición muy crítica y en términos generales se tiende a ver muy negativa, porque se percibe que los gobiernos no le están dando la centralidad a la ciencia dentro de la agenda pública, porque desde los discursos afirman la importancia que tiene la ciencia para el desarrollo del país, pero finalmente los discursos no terminan traduciéndose en hechos”, comenta Juliana Jaramillo, historiadora y Coordinadores de Investigación de UNIMINUTO Seccional Bello, quien estuvo como invitada en el programa La Voz de la U.

En el tema del día se abordó igualmente la cuestión desde el aporte de la Institución, en la cual, UNIMINUTO le apuesta a una investigación que fortalezca el desarrollo humano y social de una manera integral y sostenible. Para manejar este tema en las diferentes sedes, la Institución tiene un sistema que dinamiza la investigación a través  de 5 estrategias principales: la primera está enfocada a la formación del talento humano; la segunda está dirigida a la financiación de proyectos de investigación, la cual abre convocatorias de manera periódica; la tercera, presta un servicio de divulgación del conocimiento científico que se produce, se puede hacer a través de publicaciones y también en eventos científicos; la cuarta tiene que ver con el fortalecimiento de la estructura administrativa, que pone a dinamizar las políticas de investigación; y la quinta le apunta a una cultura de planeación estratégica que permita definir metas a corto, mediano y largo plazo. Hablando de procesos de formación integral más puntuales, en UNIMINUTO se tienen 81 semilleros distribuidos en las diferentes sedes.

“Somos reconocidos en RedCOLSI porque hemos tenido participación en los encuentros de semilleros con puntajes altos, donde le ha permitido a los estudiantes participar en encuentros nacionales, e incluso recibir recursos para apoyar sus actividades de investigación”, comenta Elizabeth Meneses, Directora de Investigación en UNIMINUTO Seccional Bello.

En conclusión, es importante que el gobierno y las instituciones educativas le apuesten a la investigación, ya que por medio de esta, se crea nuevo conocimiento que además puede ser profesionalizado y genera un círculo virtuoso para alcanzar una perspectiva global e interdisciplinar sobre las ciencias empresariales, sociales y personales.