Escucha nuestras emisoras: 🔊 AUDIO EN VIVO |

Escucha nuestras emisoras: 🔊 BOGOTÁ 1430 AM | 🔊 CUNDINAMARCA 1580 AM | 🔊 TOLIMA 870 AM | 🔊 SOACHA | 🔊 NEIVA |

Bogotá celebró los libros

Entre el 19 de abril y el 2 de mayo se desarrolló la edición 34 de la Feria Internacional del Libro de Bogotá —FILBo—. Con la República de Corea como país invitado de honor, la ciudad y el país se reencontraron en más de 1.600 eventos literarios.

Por: Gustavo Montes Arias. 5to. semestre 

A las diez de la mañana, un susurro crece a las afueras de Corferias en Bogotá. Tal y como en la Casa tomada, de Julio Cortázar, los murmullos crecen y empiezan a envolverlo todo. Escritores, editores, libreros y lectores se acercan a las taquillas y entradas para tener el reencuentro con la feria del libro más importante del país. Las mañanas soleadas y las tardes con lluvia no fueron impedimento para que 517.000 personas visitaran el evento, según datos divulgados por los organizadores.  

- Patrocinado -


Como consecuencia de la pandemia por Covid-19, en los años 2020 y 2021 la FILBo se desarrolló de forma virtual. No hubo encuentros presenciales para conversar sobre la lectura. La cadena comercial del libro se vio afectada de forma notoria, debido a la imposibilidad de reunir el mercado editorial en un solo lugar. Aunque el alcance de los eventos virtuales fue positivo, en especial en 2021, las dinámicas comerciales del evento no se dieron de la misma forma.

En 2020, ante la aparición del Covid-19 en el mundo y su llegada a Colombia, la logística preparada para la FILBo se volcó por completo al ecosistema virtual. Según cifras de la Cámara Colombiana del Libro, ese año los eventos virtuales tuvieron alrededor de 123.000 visitas. En 2021, con la evolución y acercamiento a las herramientas digitales, los eventos tuvieron 1’805.000 espectadores. El retorno a la presencialidad en la FILBo 2022, representó un ánimo de renovación para los amantes de los libros, pero también para los actores de este sector comercial. El evento recibió a 500 invitados procedentes de treinta países distintos. 

Fotografía: Gustavo Montes Arias

Dévora Dante, poeta y divulgadora cultural antioqueña, es una de las autoras que regresaron a la feria. Para ella, el retorno del evento a la presencialidad es una celebración: “Se siente como renacer, como una fiesta. Es un espacio maravilloso para el reconocimiento de nosotros como escritores, y de nuestras obras.” El traslado de la feria a la virtualidad por la pandemia implicó que los autores que publicaron libros nuevos o reediciones entre los años 2020 y 2021, no pudieran hacer su presentación oficial en este espacio. Esto tiene unas implicaciones importantes para la comercialización de las obras.  

Para Lucía Donadío Copello, escritora y editora de Sílaba Editores, de Medellín, la FILBo va más allá de la posibilidad de fortalecer el comercio editorial: “Es un espacio para celebrar los libros”, comenta. Dévora Dante añade la importancia del evento para reunirse con las personas: “Fue reencontrarse con los amigos con los que hace dos o tres años no podíamos estar en espacios presenciales, fue la oportunidad para empezar a salir y contarnos de nuevo”, menciona.  

Cifras y resultados 

Las voces crecen a medida que pasa el día, en cada pabellón de Corferias. En los pasillos, muros y puntos de acceso a cada sala o auditorio, las personas se apilan para hablar, saludar a un autor, reencontrase con una persona o leer rápidamente algo de los amigos que arden en las manos: los libros.  

Las expectativas frente a la FILBo 2022, cuyo lema fue “Vuelve para que vuelvas”, eran altas con relación a la feria del 2019, la última presencial antes de la pandemia. En el 2019, el evento recibió alrededor de 605.000 visitantes, que dieron como resultado la facturación de 26.400 millones de pesos en ventas. Aunque aún no se conoce la cifra concreta de libros vendidos ni el valor total de la facturación de las firmas expositoras, Andrés Sarmiento, director de la feria, declaró antes del evento que esperaban superar las cifras del 2019: “La gente estaba esperando esta edición. Prevemos tener más de 610.000 asistentes”, dijo al diario La República.

En total, la FILBo 2022 registró el ingreso de 517.000 personas al evento. Entre la lista de libros más vendidos por cada casa editorial, se registran títulos de reconocidos autores del actual panorama literario y académico, como Mario Mendoza y el filósofo Byung-Chul Han.

Lucía Donadío habla acerca de los resultados en ventas de algunas editoriales independientes como Sílaba: “Nos fue bien. Vendimos bastantes libros y muy variados. No salieron solo las novedades, sino que hubo mucha gente comprando, por ejemplo, cuento y poesía”. Y añade, a modo de explicación sobre los resultados: “Hubo un gran movimiento de gente y estuvimos con ganas de encontrarnos y disfrutar la vida”.

Las nuevas editoriales también tuvieron abiertas las puertas del evento, con resultados satisfactorios. Vicky García, miembro del equipo editorial de Círculo Abierto, de Barranquilla, menciona la satisfacción se llegar por primera vez a la FILBo: “Nuestra línea editorial es el proyecto más joven de la Fundación Círculo Abierto, surgió hace tres años y coincidió con la pandemia. Estamos felices y sorprendidos con el recibimiento de nuestros libros en la feria”. 

Esta editorial, que nació del Festival Épico, realizado en la capital del Atlántico, trajo a Bogotá una oferta de literatura infantil, juvenil y de libros ilustrados, distinta a la de otras firmas. A esto, según García, se debe la buena acogida: “Nunca dimensionamos que nos iban a recibir así. Tuvimos que reponer libros todo el tiempo. Todos los títulos fueron muy bien recibidos y eso nos pone felices”, comenta. 

Algunos de los libros más vendidos en la FILBo, 2022
TítuloAutorEditorial
Gaitán vive bajo los puentes Cristian Valencia Fondo de Cultura Económica 
Sofoco Laura Ortiz Laguna Libros
Violeta Isabel Allende Penguin Random House 
Los fugitivosMario MendozaEditorial Planeta
Bitácora del Naufragio 
Lejos de RomaPablo MontoyaSílaba Editores
Adiós al mar del destierroLucía Donadío
La sociedad del cansancioByung-Chul Han

Acuerdo de anfitriones

Con una delegación de 150 editores, ilustradores y autores de larga trayectoria, el pabellón de la República de Corea, país invitado de honor, le hizo un homenaje a la convivencia.  A través de una muestra literaria, cultural y artística, el espacio recibió cerca de 300.000 visitantes, durante los catorce días de la feria.  La unión de esfuerzos entre las instituciones y organizaciones surcoreanas y colombianas le permitió al país tener a la mano una gran muestra de la diversidad de la nación asiática. 

Por su parte, la Cámara Colombiana del Libro apoyó la traducción al castellano de 170 libros ilustrados. Las obras, que estuvieron a disposición de los visitantes del pabellón de la República de Corea, fueron seleccionadas con rigurosidad para lograr que fueran una muestra de la calidad literaria y editorial del país invitado. El libro de autor surcoreano más vendido durante la FILBo fue Almendra, de Won-Pyung Sohn, publicado en Colombia por Editorial Planeta.  

La administración de la librería oficial de la República de Corea estuvo a cargo de la Librería Lerner, de Bogotá. En este espacio, que tuvo la oferta más amplia y variada de los textos publicados en este país, o traducidos en distintos lugares del mundo, se vendió un total de 1.109 ejemplares, según datos divulgados por la organización del evento. 

Entre el 1 y el 5 de junio de 2022, Colombia será el país invitado de honor a la Feria Internacional del Libro de Seúl, en Corea del Sur. El evento, que servirá para estrechar lazos culturales y diplomáticos entre las dos naciones, llevará un logo alusivo al país invitado: “Colombia: creativa, diversa y fraternal”. Esta es la primera vez que Colombia es el país invitado de una feria del libro en Asia. 

FILBo 2022

A través de un comunicado oficial, la Cancillería de Colombia celebró el intercambio cultural con la República de Corea, por medio de esta invitación mutua a las dos ferias del libro: “Esta será una excelente oportunidad para visibilizar la literatura, la riqueza y la diversidad cultural colombiana, como escenarios de inversión en materia de industrias culturales y creativas en el país”. 

Hasta el momento, se sabe que el Ministerio de Cultura de Colombia y las editoriales coreanas ya escogieron la lista de libros que visitarán la feria de Seúl. Entre estos se encuentran De viaje por Europa del Este, de Gabriel García Márquez, La perra, de Pilar Quintana, y La vorágine, de José Eustasio Rivera. Aunque no se conocen nombres y perfiles, MinCultura divulgó que la delegación colombiana en el país asiático estará conformada por nueve mujeres, once hombres, un representante de las comunidades afrocolombianas y un representante de las comunidades indígenas, todos pertenecientes al sector editorial.

Textos colombianos que viajarán a la Feria Internacional del Libro de Seúl
TítuloAutor
De viaje por Europa del EsteGabriel García Márquez
La vorágine José Eustasio Rivera
La virgen de los sicarios Fernando Vallejo 
La forma de las ruinas Juan Gabriel Vásquez
La perraPilar Quintana 
Tengo miedoIvar Da Coll
Salario mínimo, vivir con nadaAndrés Felipe Solano
Virus tropical Paola Guevara, Power Paola
Arca e ira: Con/versaciones en tiempos de deshumanizaciónMiguel Rocha
Los vientos que cantaron: antología de poesía colombiana
Muchas vidas por vivir: antología de cuento colombiano

Donde florecen las palabras

Durante dos años los actores de la cadena editorial estuvieron a la espera del retorno de la FILBo, el evento en el que florecen los libros, los abrazos y las palabras. Escritores, editores, libreros y lectores, anhelaban el encuentro que da vida a la lectura en Bogotá, pese a las dimensiones logísticas que conlleva su realización.

Para la editora Lucía Donadío, retornar a la FILBo es un esfuerzo que vale la pena: “La feria siempre nos ha parecido muy difícil, muy grande y con mucho trabajo, sobre todo para nosotros que llegamos de otra ciudad. Pero en esta ocasión se nos olvidó todo el cansancio y fue un reencuentro muy bello”. Vicky García comenta también su sentimiento frente al evento presencial: “Nos encanta que la FILBo convoque a las familias. Fue un formato muy amigable permitir que la gente estuviera cerca de los libros, que los pudiera abrir y tocar”. 

Georgina Cuartas Cadavid, poeta caldense que presentó su libro de poesía número diez junto al Gremio Poético Colombiano, habla de la alegría que le produce el retorno del evento: “Regresar a la FILBo fue una cosa muy bella. Es regresar a la vida, volver a florecer y a conversar con la gente. Es también quitarse la nostalgia”. El Gremio Poético Colombiano, organización conformada por 130 poetas colombianos residentes en el país y en el exterior, es solo una de todas las organizaciones independientes que también tuvieron espacios de divulgación cultural y literaria en el evento. 

Como apoyo extra y valor agregado de la feria, la BiblioRed, universidades y librerías de Bogotá abrieron sus puertas al desarrollo externo de sesenta actividades. El distrito también hizo parte de los pabellones de la FILBo con su proyecto Leer para la vida: el nuevo plan de lectura, escritura y oralidad de Bogotá. 

Laura Restrepo, Pilar Quintana, Cristian Alarcón, Piedad Bonnett, Mircea Cărtărescu, Paul Brito, Ana Cristina Restrepo y Cristina Rebull, son algunos de los autores que hicieron parte de la nómina de invitados a la FILBo. Las charlas y conferencias, igual que las zonas de firmas, fueron visitadas de forma masiva durante las dos semanas. 

Desde el cierre de la versión 34 de la feria, se espera conocer los resultados concretos por parte de la organización del evento y la Cámara Colombiana del Libro. Las personas que se reúnen en torno a los libros también esperan el reencuentro en 2023, para volver celebrar los libros y las palabras.

Si usted tiene algo qué decir o agregar a este artículo, escriba un correo electrónico a: radio@uniminuto.edu

Lo más leído

Noticias recientes