Foto tomada de Mapio.net

Por Gabriel Andrés García Castro

El 9 de abril de 1948 el país colapsó a raíz del Bogotazo, hecho que posteriormente desencadenó en la denominada época de la violencia, que llevó a la polarización política que se mantiene hasta el día de hoy.  De allí la importancia social y política de Jorge Eliécer Gaitán,la función del Exploratorio Nacional y lo indispensable que es mantener su memoria para las generaciones futuras.

A pesar de que no hay una fecha oficial, todo apunta a que Gaitán nació el 26 de enero de 1903 en el barrio las Cruces de Bogotá. Su vida política y académica comenzaría desde muy temprana edad debido a su influjo familiar, pues su padre, Eliécer Gaitán, fue combatiente de la Guerra de los Mil Días y tuvo ideales liberales que repercutieron en el pensamiento político de su hijo; sin embargo, fue su madre la persona que más influencia tuvo en su vida, pues a pesar de que en aquella época las mujeres no tenían derechos laborales ni participación activa en las decisiones políticas, Manuela Ayala representó el paradigma de la rebeldía al ser profesora de una escuela en su barrio.

Evento patrocinadoInscripciones

Esto marcó la vida de Gaitán, pues dedicó la mayor parte de su tiempo a estudiar, razón por la cual realizó dos doctorados, uno de ellos en Jurisprudencia, el cual terminó en Italia y que lo ayudó a encarrilar sus ideales políticos a profundidad.

Su influencia, en particular en las clases populares, fue tan grande que dos meses antes de su asesinato impulsó la Marcha del Silencio, a la cual asistieron alrededor de 100mil personas. Es por estas y muchas otras razones, que El Exploratorio Nacional de la Casa Gaitán está al servicio de la ciudadanía desde el 17 de abril de 1948 cuando se declaró monumento nacional por su valor histórico. Su propósito consiste en mantener vivo el legado de Jorge Eliécer y de revelar al espectador detalles poco conocidos de su vida. Allí se muestra cómo vivía Gaitán, la importancia de sus propuestas políticas para la sociedad colombiana y lo que significó su muerte.

Sin embargo, en 2004 durante el gobierno de Álvaro Uribe Vélez, como menciona Gloria Gaitán, hija de Jorge Eliécer, “se cometió un memoricidio” al reducir el presupuesto para el mantenimiento y sostenimiento del museo, obligando al cierre de Colparticipar, la entidad encargada de administrar este presupuesto. Al siguiente año la Casa Museo Gaitán fue entregada a la Universidad Nacional que en la actualidad es la entidad encargada de administrarla.

Gaitán es un personaje muy importante en la historia de Colombia porque representa el ejercicio de la política con un énfasis socioeducativo, y de ello dan cuenta sus propuestas como ministro de educación y como rector de la Universidad Libre. De igual manera, es importante hacer autocrítica y reflexionar acerca de lo que dejó aquella época para no cometer los mismos errores, pues de esta manera es posible promover una mirada crítica sobre la historia de Colombia.