Escucha nuestras emisoras: 🔊 AUDIO EN VIVO |

Escucha nuestras emisoras: 🔊 BOGOTÁ 1430 AM | 🔊 CUNDINAMARCA 1580 AM | 🔊 TOLIMA 870 AM | 🔊 SOACHA | 🔊 NEIVA |

¿Castración química para agresores sexuales?

Una medida que algunos consideran como la cura contra la pedofilia.

Sandra Méndez, de la fundación Universitaria San Martín en Bogotá, indicó en un reporte de caso que la castración química “surge como una posibilidad para el manejo de la pedofilia y la pederastia“. La castración consiste en “un tratamiento médico hormonal reversible aplicado para disminuir los niveles de testosterona, la libido y, por ende, la actividad sexual, y como resultado final, reducir las agresiones sexuales de alta incidencia en Colombia y en el mundo”.

Aunque esta intervención médica ha sido utilizada en distintos países desde la década de los sesenta, en Colombia no se ha implementado, a pesar de que se han presentado diversos proyectos de ley que pretenden modificar la Ley 599 de 2000, implementando el procedimiento de castración química obligatoria y complementando la pena privativa de la libertad en caso de delitos contra la libertad, integridad y formación sexuales, en menor de 14 años; pero hasta el momento todos han sido archivados.

Fuente: UNICEF

Puntos de vista:

- Patrocinado -


Las pautas de la Federación Mundial de Sociedades de Psiquiatría Biológica (WFSBP) para el tratamiento de delincuentes sexuales adolescentes con trastornos parafílicos, manifiestan que “inicialmente, las intervenciones para los delincuentes sexuales juveniles se basaban, en gran medida, en las intervenciones de los delincuentes sexuales adultos, con poca consideración de los aspectos del desarrollo que son específicos de la adolescencia“.

Así, WFSBP indica que además de las terapias psicológicas y conductuales “existen varias opciones de tratamiento farmacológico en los casos más graves“. Sin embargo, resaltan que “la elección del tratamiento dependerá esencialmente del historial médico y psiquiátrico previo del paciente, la observancia del paciente, intensidad de fantasías sexuales desviadas y preocupaciones sexuales, hipersexualidad comórbida, riesgo de violencia sexual, y finalización del crecimiento y la pubertad”.

Por otro lado, Louis J. Gooren, del University Medical Center de Amsterdam, Países Bajos, en su Revisión clínica: Consideraciones éticas y médicas del tratamiento de privación de andrógenos de agresores sexuales, expone que “la testosterona en sangre determina el umbral para las imágenes erotosexuales y la actividad sexual. Por tanto, la privación de andrógenos puede tener un lugar en el tratamiento de la conducta sexual inaceptable“.

De este modo, Goore plantea que “aunque la privación de andrógenos puede ser eficaz para los delincuentes sexuales, se deben respetar sus derechos humanos básicos; de lo contrario, dicho tratamiento constituye una violación de su integridad física y es éticamente inaceptable”. Por esto, él sólo está de acuerdo si el agresor otorga un consentimiento informado, ante lo que considera que “la privación de andrógenos dentro de un marco integral de tratamiento psicoterapéutico puede hacer una contribución significativa a la prevención de la reincidencia al permitir un mejor control de los impulsos sexuales“.

Lugares que lo aplican:

California, EE.UU., en 1996 promulgó una ley de castración química como castigo contra los abusadores de menores en las que cualquier pedófilo condenado por tener relaciones sexuales con un niño menor de 13 años por segunda vez debe someterse al procedimiento al salir de la prisión.

También se aplica en otros estados de EE.UU. como Alabama, Florida, Louisiana, Montana, Texas, Wisconsin. Aunque se presentan algunas variantes legislativas, por ejemplo, en Texas se requiere el consentimiento del delincuente para efectuar el procedimiento.

Ucrania maneja la castración química forzada de pedófilos y se aplica a todos los condenados por abuso infantil, excepto a los delincuentes menores de 18 años y mayores de 65 años. También, la pena de prisión por violación de niños aumentó a 15 años.

En Polonia se condena a los agresores sexuales a la castración química obligatoria por la violación de niños menores de 15 años y por incesto.

Igualmente, la utilizan en Francia, Dinamarca, Suecia, Noruega, Estonia y Alemania, no obstante, no se puede imponer como sanción obligatoria pero los tribunales pueden prescribirlo como una de las condiciones para la reducción de la sentencia o liberación. En Israel, Canadá, Kazajistán, Corea del Sur, Indonesia, también la aplican.

La República Checa maneja la castración quirúrgica para los delincuentes sexuales reincidentes, siempre y cuando estén de acuerdo con someterse a este tratamiento.

Si usted tiene algo qué decir o agregar a este artículo, escriba un correo electrónico a: radio@uniminuto.edu

Lo más leído

Noticias recientes