Escucha nuestras emisoras: 🔊 AUDIO EN VIVO |

Escucha nuestras emisoras: 🔊 BOGOTÁ 1430 AM | 🔊 TOLIMA 870 AM | 🔊 SOACHA | 🔊 NEIVA |

Cuando Maradona sufrió con Perú para convertirse en leyenda

Por entonces, la fama de Maradona, amplificada por las noticias que llegaban sobre sus hazañas al mando del Nápoles de Italia, lo apuntaban como el jugador al que se debía neutralizar si se deseaba concretar el sueño peruano mundialista.

Por Sergio Llerena Caballero – Lima

Para convertirse en leyenda en México 86, Maradona sufrió antes con Perú. La selección andina estuvo a 10 minutos de dejar a Argentina fuera del torneo en el que finalmente resultó campeona y que consagró a Diego como uno de los mejores futbolistas de la historia.

- Patrocinado -


Fijemos el tiempo: junio de 1985. Las eliminatorias sudamericanas se disputaron en tres grupos para 10 selecciones; dos grupos de tres equipos y uno de cuatro. El primer lugar de cada grupo conseguía su pase al Mundial y en el grupo de cuatro selecciones se enfrentaron Argentina, Perú, Colombia y Venezuela.

Por entonces, la fama de Maradona, amplificada por las noticias que llegaban sobre sus hazañas al mando del Nápoles de Italia, lo apuntaban como el jugador al que se debía neutralizar si se deseaba concretar el sueño peruano mundialista.

La selección andina había disputado unos primeros partidos mediocres con Colombia y Venezuela, que finalmente hicieron que se despidiera al técnico peruano, Moisés Barack, y entrase en su lugar el estratega, también peruano, Roberto Challe.

Perú, en una situación comprometida, tenía dos partidos finales con la intimidante Argentina de Maradona. No sólo era cuestión de ganar en Lima y Buenos Aires, algo de por sí muy difícil, sino ver la forma cómo anular al Diego. Se sabía que un par de segundos de descuido con el astro argentino bastaban para firmar una ominosa derrota. Eso era tema de discusión nacional en Perú: ¿qué hacemos con Maradona?

Hombre a hombre

El 25 de junio de 1985, salían al campo del Estadio Nacional de Lima las dos selecciones. Nadie, entre los millones de peruanos que atendían el encuentro, tenía la más pálida idea de cómo iba a hacer Roberto Challe para que su equipo no caiga bajo los pies letales de “El Pelusa”.

No fue sino hasta los primeros minutos de empezado el partido que los peruanos se enteraron de lo que se había planteado como la estrategia anti-Maradona. El defensa local, Luis Reyna, se pegó al ídolo argentino en una insólita y estricta marca personal. Y no hablamos de que Reyna estuviese pendiente de Maradona, hablamos de que Reyna se dedicó, literalmente, a permanecer cuerpo a cuerpo con el capitán argentino en absolutamente cada minuto. Una sombra implacable.

Al borde del reglamento, Reyna sufría con Maradona, lo perseguía y ciertamente se desentendió del juego de sus demás compañeros. Él estaba para quitarle la pelota al Diego cuando llegase a sus pies, luego ceder el balón a otro peruano y de vuelta a pegarse al argentino con las manos rodeando siempre su cintura.

La estrategia, aunque poco digna, fue celebrada por los peruanos que sabían que lamentablemente Maradona no te dejaba otra opción, y finalmente fue efectiva: Perú le ganó por 1 a 0 a Argentina, con un Reyna exhausto pidiendo su cambio al minuto 83.

Con el triunfo en Lima quedaba el camino llano para tentar la hazaña en Buenos Aires: ganarle al Diego en su cancha y frente a su gente. Otro resultado no servía y, claro, si Argentina perdía, tenía que despedirse del Mundial o, en el mejor de los casos, ir a la repesca en busca de un cupo improbable.

Con muchos argentinos calificando de juego sucio lo hecho contra su ídolo, el Perú entero se preguntaba si Reyna iba a repetir el plato en el Monumental de Buenos Aires, si acaso iba a ser tan “canchero” para atreverse. Así, el 30 de junio las selecciones salieron al campo de juego.

Por poquito

Pendientes los peruanos de Reyna, repararon que éste estaba haciendo una marca personal sobre el Diego, pero no tan estricta como la ejecutada en Lima. Acaso Perú estaba crecido luego de ver que Argentina no era invencible y, con la necesidad de ganar o ganar, todo el equipo se volcó a una estrategia atrevidamente ofensiva.

Esa actitud tuvo su costo, pues luego de una asistencia de Maradona, Argentina se puso adelante en el marcador al empezar el primer tiempo; pero Perú logró dar vuelta al partido y ponerse 2 sobre 1, un resultado que sostuvo por muchos minutos con un Monumental nervioso o mudo ante la posibilidad de la derrota y la fuga del sueño mundialista del Diego.

Fue entonces que luego de una jugada confusa y un claro empujón a un defensa peruano, Argentina logró empatar el partido en el agónico minuto 80. Un hecho que aún entretiene la imaginación de los hinchas incaicos pues se preguntan qué hubiese pasado, ya no con Perú, sino con la historia del fútbol si su selección resistía por escasos 10 minutos más y dejaba a Diego sin su Mundial consagratorio. 

Si usted tiene algo qué decir o agregar a este artículo, escriba un correo electrónico a: radio@uniminuto.edu

Lo más leído

Participación de Jóvenes y Políticas Públicas

Avances desde los procesos de investigación de los estudiantes de la Especialización Gestión Asociada

Con un ciclo de conversatorios, el próximo 29 de abril se celebrará el Día Internacional de la Danza en Colombia

Con un ciclo de conversatorios, por parte del Ministerio de Cultura, el próximo 29 de abril se celebrará el Día Internacional de la Danza en Colombia.

España dice adiós al estado de alarma en mayo sin saber qué será de las medidas anticovid

Se avecina incertidumbre para el país a raíz de los problemas que se han presentado desde que los gobiernos regionales iniciaron una lucha con los tribunales.

Noticias recientes