Escucha nuestras emisoras: 🔊 AUDIO EN VIVO |

Escucha nuestras emisoras: 🔊 BOGOTÁ 1430 AM | 🔊 CUNDINAMARCA 1580 AM | 🔊 TOLIMA 870 AM | 🔊 SOACHA | 🔊 NEIVA |

“Debemos empezar a escribir otra historia del VIH, la desinformación propagó el virus”: Laura Weinstein, directora de la fundación GAAT

Durante el foro 'Diálogos entre personas con experiencias de vidas trans y VIH', dos expertos hablaron sobre los estigmas entorno a este virus y la importancia de acompañar a la población trans en este proceso.

“Lo que no aprendimos de la pandemia del VIH fue a convivir, nos ha costado muchos no ser solidarios frente al tema porque primero juzgamos, señalamos y luego ayudamos”, afirma el referente para Prostitución y Habitante de Calle LGBT a nivel distrital, Jaime Ahumada.

Para Ahumada las personas trans no deben sentir vergüenza por portar la enfermedad ya que no es algo que esté mal y por el contrario, al conocer su estado de salud las personas saben cómo controlarse a sí mismas para cuidar a las demás, de allí la importancia de crear solidaridad y servicios de salud eficientes para esta población que ha sido discriminada históricamente. También resalta la importancia de educar a la población sobre qué es VIH, cómo se puede llegar a convivir con el virus y la importancia de abrir espacios donde las personas trans se puedan encontrar y no se les patologice, ya que es posible vivir por muchos años con la enfermedad en la medida que esta se detecte a tiempo. “A las personas que convivimos con VIH nos están haciendo discapacitantes, pero tú eres funcional, tú debes seguir, tú puedes hacerlo”, aseguró Ahumada.

El virus en la sociedad

- Patrocinado -


Laura Weinstein, directora de la Fundación Grupo de Acción y Apoyo a Personas Trans (GAAT) cuenta que hace 30 años, cuando una persona tenía el virus, la aislaban en un pabellón y el equipo médico utilizaba el mismo traje de bioseguridad que se utiliza hoy en día para protegerse del covid-19, pero al hablar de VIH se creaban entornos de exclusión y de marginación que afectaban a la población trans.

“Vivíamos en una época en la que el VIH inició muy desconocido y del que no había muchas respuestas pero sí muchos miedos. Se crearon estigmas entorno a nosotros y la sociedad se refería a la enfermedad como ‘el cáncer homosexual’ “, aseguró la directora.

Así mismo, comenta que en la actualidad todavía hay segregación, pero el problema no es solo de trans, sino que le compete a todos porque el virus también lo pueden contraer el resto de la población y al negarlo las personas no se cuidan.

Por su parte, Ahumada expone que la pandemia del VIH que se dio entre la década del 70 y 90 se mezcló con la revolución sexual y los gobiernos empezaron a sembrar miedo, pero no atendían adecuadamente a la población trans.

“Cuando el VIH tocó a los blancos, artistas, adinerados, etc, se le puso cuidado. Debemos empezar a escribir otra historia del VIH y aprender a convivir con él porque la desinformación propagó el virus”, opinó el representante.

Las redes de afecto

Las redes de afecto juegan un papel muy importante para hacer más llevable la enfermedad, ya que los pacientes necesitan sentir el apoyo de su familia y amigos, pero todavía hay estigmas por parte de la sociedad porque las ciencias humanas no han hecho investigaciones en profundidad y en ese sentido, es importante unir a las organizaciones para promover la solidaridad.

Por lo cual Weinstein sugiere a los gobiernos tener en cuenta el tema de género a la hora de hablar de VIH en los planes de prevención de modo que las comunidades no se vean obligadas a crear apoyo entre ellas porque los profesionales de la salud y otras entidades no los entienden.

“Esta es una oportunidad valiosa porque aunque te cambia unas conductas en la vida no te quita la vida”, opinó la directora.

Sobre el VIH

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las infecciones de transmisión sexual son un conjunto de enfermedades infecciosas que se transmiten en contactos de persona a persona durante las relaciones sexuales sin uso de condón mediante virus, hongos, bacterias, parásitos, etc. Las enfermedades más comunes son: sífilis, gonorrea, herpes, chancro, verrugas/Virus del Papiloma Humano (VPH), hepatitis vírica y VIH.

El Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) disminuye las defensas del organismo atacando específicamente a los glóbulos blancos en especial los linfocitos CD4, que son parte del sistema de defensa o sistema inmunológico encargado de defender a nuestro organismo contra agentes infecciosos.

El VIH se encuentra en los fluidos orgánicos de una persona como la sangre, semen, secreciones vaginales, orina, saliva, lágrimas, etc, pero sólo la sangre, el semen y fluidos vaginales tienen capacidad para transmitir el virus a los demás.

Sin embargo, hay múltiples formas de contraer el virus diferentes a la transmisión sexual como por ejemplo transmisión materno-infantil (cuando la madre se lo pasa al bebe) y transmisión sanguínea (cuando se realizan transfusiones e inyecciones de hemoderivados, uso de jeringuillas, agujas y otros instrumentos punzantes contaminados).

Si usted tiene algo qué decir o agregar a este artículo, escriba un correo electrónico a: radio@uniminuto.edu

Lo más leído

Noticias recientes