Escucha nuestras emisoras: 🔊 AUDIO EN VIVO |

Escucha nuestras emisoras: 🔊 BOGOTÁ 1430 AM | 🔊 TOLIMA 870 AM | 🔊 SOACHA | 🔊 NEIVA |

¿Dónde están localizados los cabecillas de las disidencias de las FARC?

El comunicado de los guerrilleros expresa su inconformidad ante los hechos de corrupción y la gestión del gobierno de Duque, pero ellos también tienen cuentas pendientes con la justicia.

El pasado 28 de septiembre, reaparecieron Iván Márquez, Jesús Santrich, Edison Romaña, Oscar Montero, Aldinéver Morantes y Walter Mendoza. A través de un comunicado en su página Farc-ep.net, criticaron la gestión del gobierno del presidente Iván Duque e invitaron a la población a manifestarse en contra de las injusticias sociales y a favor de la democracia.

No es nuevo que los ex negociadores de paz ataquen al gobierno, pues su participación en la JEP fue muy polémica debido a sus condiciones para negociar y a la negativa de algunos políticos para aceptarlas, por lo que las tensiones desde que abandonaron el proceso de paz fueron incrementando hasta que el año pasado decidieron volver a organizar su fuerza revolucionaria para luchar por sus derechos desde las armas.

- Patrocinado -


En esta ocasión, los guerrilleros expresaron su inconformidad por el incumplimiento de los Acuerdos de Paz y la corrupción, pero su aparición tomó por sorpresa a todos y desde entonces han surgido muchas teorías sobre el pronunciamiento de los combatientes.

Los resultados presentados en la Primera Conferencia Internacional por la Implementación del Acuerdo Final de Paz realizado virtualmente el 26 de septiembre, donde se hizo un balance sobre la implementación del acuerdo en estos 4 años del fin del conflicto con las Farc, pudo ser una de las razones que motivaron a los guerrilleros a criticar el proceso de paz.

Porque consideran que la voluntad del gobierno no es hacer la paz, sino ocultar a los verdaderos responsables de los hechos violentos por parte de Estado y dejar en la impunidad y el olvido los actos violentos perpetrados por narcotraficantes y paramilitares.

Por otra parte, consideran que el gobierno de Duque es controlado por el ex presidente Álvaro Uribe y eso los incomoda por las diferencias que ha tenido el ex mandatario con Santrich y Márquez al negarse a participar en el Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y Garantías de No Repetición y por sus vínculos con la narcopolítica.

Adicionalmente, los guerrilleros consideran que el gobierno “Duque-Uribe” está aliado con EE.UU para cumplir con los objetivos de guerra de los mandatarios y terminar finalmente con la era de la paz.

Pero los guerrilleros también dijeron esto debido a las recompensas que ofreció el gobierno estadounidense para capturar a Santrich y Márquez el pasado 18 de junio. Esto con el fin de judicializarlos por su participación en tráfico de drogas, una política que EE.UU penaliza con severidad, sobre todo en medio de un acuerdo para combatir las drogas en Colombia.

Aseguran que el gobierno ha utilizado los medios de comunicación para desviar la atención de la población y apaciguar el descontento popular. Esta afirmación no es reciente, ya que, en el año 2017 durante el acto simbólico de entrega de armas, Iván Márquez señaló a los medios de comunicación de generar dudas en la opinión pública por su desinformación y críticas a la voluntad de paz de las Farc en ese entonces.

En un tercer momento culpan al gobierno de “darle rienda suelta a la corrupción”, la cual ha sido la culpable de que muchos campesinos fueran despojados de sus tierras mientras se creaban políticas públicas que, en vez de apoyar a las víctimas, beneficiaran a la élite colombiana.

Contradictoriamente, las Farc también despojaron tierras en el suroriente del país y las entregaron a terceros incluso titulando las propiedades ante las instituciones gubernamentales, pues el gobierno consideraba que aquellos campesinos (a los que habían despojado de sus tierras) eran testaferros de la guerrilla y por tanto no tenían derecho a reclamar su tierra.

Finalmente, los guerrilleros invitaron a la población a utilizar sus mecanismos de participación y hacer valer sus derechos mediante la protesta social, para que la corrupción, las masacres en la población y los poderes legislativos, ejecutivos y judiciales respondan a las necesidades de la ciudadanía y no a las de las élites.

Esta Segunda Marquetalia abre una puerta de violencia para los combatientes, quienes aparecen con armamento sofisticado en la fotografía principal del comunicado. Este grupo convoca a la ciudadanía a luchar por sus derechos y buscar la paz mediante protestas de todo tipo, mientras que los combatientes se escudan en la búsqueda de la justicia y la paz a través de la violencia.

La garantía de los derechos es el pilar fundamental por el que todos los gobiernos del mundo trabajan, pero aunque en Colombia las instituciones no contribuyen al mejoramiento de la calidad de vida de la población, no es posible conseguir que los derechos básicos sean conseguidos mediante la violencia, sobre todo cuando el país se encuentra en un proceso de posconflicto.

Lo más leído

Sembrar árboles para recordar: una práctica en homenaje a los seres queridos que han partido

Le explicamos los beneficios ambientales y personales que conlleva la práctica.

Expedición Cangrejo Negro: un proyecto para recuperar la biodiversidad de la isla de Providencia

Después del paso del huracán Iota, la Fundación Corales de Paz encontró que el 41% de las colonias de coral presentan signos de blanqueamiento, mientras que el 2% presentan signos de muerte recientemente.

[Podcast] En Marcha, capítulo 9: Colombia

El movimiento estudiantil en Colombia no ha sido uno solo, sino muchos, tenemos que revisar aún más la historia....

Noticias recientes