Escucha nuestras emisoras: 🔊 AUDIO EN VIVO |

Escucha nuestras emisoras: 🔊 BOGOTÁ 1430 AM | 🔊 TOLIMA 870 AM | 🔊 SOACHA | 🔊 NEIVA |

Educación rural, un reto para valientes

Por: 

Realizado por Paula Natalia Aguirre Montaño

- Patrocinado -

Son las 5 am en la fría Bogotá. Sonia se prepara para iniciar un largo viaje que la llevará al corazón de una de las selvas de Colombia. Deja a sus hijas y a su nieta esperando que nada malo les pase mientras ella no está, confiando que lleven a cabo las cosas que les ha enseñado, la responsabilidad con sus deberes y la ayuda mutua para cualquier situación que se les presente mientras vuelve de su viaje.

El viaje que inicia puede hacerse en avioneta, bus y canoa, y en ocasiones dura casi todo el día. Pero todo vale la pena pues al iniciar a dictar sus talleres con los profesores que la esperan. Todo se transforma en la magia del quehacer que transformará positivamente vidas.

Toma sus maletas y con tristeza deja a sus hijas Sofía, Sara, Natalia y a su nieta Julieta que aún duermen.  La noche anterior se despidieron de su mamá deseándole lo mejor en su viaje, hubo abrazos y también se dieron la bendición. Pese a esto Sonia no puede ocultar la incertidumbre que le da el dejar a sus hijas y nieta. Porque, aunque muchos piensen que este trabajo es chévere, ya que se viaja y se conoce mucho, lo que no se ve es que tras la Sonia profesional también hay un ser humano que tiene una familia. Siempre esta esa dualidad, entre el trabajo que desarrolla y con el cual espera contribuir a que haya un mejor país, y claramente con su familia que es su motivación y apoyo. Esto es sin duda la parte difícil, puesto que son días sin verlas y en donde solo hay contacto telefónico, la esperanza de que estén bien mientras ella no está es lo único que la acompaña.

A pesar de ello, un nuevo desafío empieza, Sonia cree que cada viaje es una nueva experiencia que trae nuevos aprendizajes.

Esta es una responsabilidad que Sonia aceptó gustosa y que asume sin importar el estado de salud en el que se encuentre. Según Pedro Pablo quien es el socio- fundador de la Fundación Escuela Nueva-FEN, es una tarea que implica trabajar las 24 horas del día, siete días a la semana, en la que se ve muy poco a la familia y si se enferman no tiempo hay para ir al médico, se compra algo a la farmacia y se continua con empeño”.

Después de varias horas de viaje, Sonia llega a Puerto Gaitán, el cuarto municipio más grande de Colombia, calles pavimentadas, clima cálido de 28°C ubicado a la orilla del rio Meta. Según la Alcaldía de este municipio, actualmente el petróleo es el mayor generador de recursos de este lugar, siendo anualmente 90% del presupuesto anual de este lugar.

Sonia, aunque se encuentra algo cansada, está dispuesta a preparar y tener todo listo para dar inicio a los talleres con los docentes de las distintas veredas del municipio.

Deja sus maletas en el hotel donde se hospedará durante la semana. Y después de almorzar se dispone a organizar la logística de los talleres; lugar en que se desarrollará el taller, alimentación, hospedaje de docentes, que todo se dé en condiciones estables, además organiza uno que otro material que se necesite para las dinámicas del taller (bombas, marcadores, papel iris, pegante, cinta, entre otros).

Sonia se contacta con los docentes y está dispuesta a resolver cada una de estas inquietudes. Son un montón de cosas que ella trata de que se den de la mejor manera, como dice ella “la intención es que los docentes lleguen contentos y dispuestos a los talleres y no que sientan que es por obligación”.

En el segundo piso del edificio del concesionario de motos Auteco es el encuentro con los docentes. Sonia una boyacense de 38 años dedicada a la docencia por convicción y vocación, quien salió como bachiller normalista y creció en la escuela rural. Su primera experiencia la trabajó en Maripi al occidente de Boyacá zona esmeraldera, es decir, también fue docente rural como los demás profesores que se encuentran allí. Así se presenta con el fin de generar empatía y romper el hielo.

Esta capacitación se da por el convenio de la Fundación Escuela Nueva FEN, la cual busca fortalecer la formación de los educadores para contribuir al mejoramiento de la educación básica rural, urbano-marginal, y Ecopetrol empresa encargada de brindar los recursos dando prioridad a la educación y así prevenir deserción escolar a través de modelos pedagógicos alineados con los retos de desarrollo en las regiones.

Se percibe que los docentes se encuentran muy dispuestos y expectantes al desarrollo del taller. De esta manera se da inicio a las diferentes etapas del taller, el cual busca transformar las prácticas de aula de los maestros. Algunos docentes ya conocen y han trabajado con Escuela Nueva Activa- ENA y otros tienen algunas nociones sobre qué trata, sin embargo, se encuentran casos con el imaginario de que ENA solo son guías de aprendizaje sin tener en cuenta la metodología.  Es aquí donde entra a funcionar el rol del capacitador que según Pedro Pablo Ramírez debe escuchar, tener identificación con el proyecto, creer lo que hace, ir con la idea de que es un aprendizaje reciproco más no impuesto, tener liderazgo, autonomía, organización y responsabilidad, perfil con el  que efectivamente Sonia cumple, ella busca los medios y las formas de enseñar  cada uno de los componentes de manera creativa acercándolos a la realidad, una realidad que no es ajena, sino que por el contrario se conoce porque es su vivir.

Algunos dicen que trabajar con docentes no es fácil y puede que sea así. Sin embargo, se evidencia que la dinámica con la que trabaja Sonia es capaz de llegar a cada uno de los docentes permitiendo quitar barreras y cualificarse entre pares, compartiendo habilidades con los compañeros. Aunque al inicio esto pueda ser algo difícil y el miedo se asome, los docentes asumen el reto se nota que están comprometidos con su labor. Porque Sonia no lleva la receta mágica, ya que la vida al igual que la educación no es una fórmula matemática, lo cuenta el profesor Julián, quien ve a Sonia como una persona muy humana.

Dentro de las actividades desarrolladas se enmarcaron en procesos que permiten poner en práctica los aprendizajes previos de los docentes y articularlos de manera consciente con unos nuevos. El grupo organizado en pequeños equipos de trabajo hizo gala de sus mejores habilidades y fortalecimiento de otras, dando a conocer algo de su cultura, tradición y costumbres. Un grupo muy diverso, así como lo es nuestro país; enriquecido con variedad étnica, costeños, paisas, amazónicos e indígenas (Sikuiani). Un ejercicio realmente enriquecedor en donde se pone en juego no solo la mera concepción de compartir, sino la comprensión de la particularidad en un espacio que parece estrecho, pero está teñido de una sincronía cromática.  He ahí el verdadero arte; concebir y engendrar la verdadera simbiosis entre lo que ya se conoce y lo que se espera conocer para fortalecer el método, la metodología y la estrategia educativa.

Se hace visible que cada uno de los profesores sacó a flote su creatividad demostrando cómo realizarían una clase haciendo uso de los recursos que hay en sus instituciones. El empeño se reflejó cuando hicieron uso de los materiales que tenían,  porque así es la realidad de estos colegios que quedan tan lejos del casco urbano de Puerto Gaitán y que muy difícil en estas zonas se puedan encontrar en su totalidad todos los materiales requeridos por los estudiantes y profesores, por eso  darles una utilidad  y vida a los que se tienen es de gran ayuda para el desarrollo de sus clases, de esta forma potencializando habilidades de liderazgo en sus estudiantes, practicando y operacionalizando su conocimiento, que su salón de clase se convierta en un laboratorio en el que se pueda experimentar. ENA es un modelo que busca y permite que los estudiantes a partir de sus capacidades aprendan a su ritmo.

En definitiva, fue divertido ver metidos a los profesores tanto en su rol como en el de estudiantes, ya que estando en ambas partes les da una visión más amplia de cómo ejercer su labor. En verdad cada uno de los docentes tiene gran potencial que hay que seguir trabajando.

Durante el trabajo en los talleres surgieron varios sentimientos por parte de los profesores, alegría, entusiasmo, pero sobre todo agradecimiento de haber sido tenidos en cuenta para seguir formándose y así poder brindarles lo mejor a sus estudiantes.

Son muchos los sacrificios que se dan por parte de ellos, pero todo hace parte del amor a su profesión. Sonia nos solo lo ha vivido, sino que también conoce casos en los profesores tienen que dejar a sus hijos e hijas, esposas o esposos, a sus padres y familia, para ir a hacer una tarea en los municipios más lejanos y tal vez olvidados de país -aquí en Puerto Gaitán encontré una vereda que queda a 8 horas del casco urbano en temporada de verano y en camioneta, allí trabaja una profe oriunda de Leticia-Amazonas-. Esta es la vida que viven muchos docentes, ir y hacer un trabajo lindo con las comunidades, es una tarea dura, que no es para mucho sino para personas valientes y arriesgadas.

Yorbani Prieto profesor de grado quinto, lleva ocho años como docente en el Centro educativo los Horizontes sede La Primavera, la cual tiene aulas adecuadas pero un mal servicio de agua, tampoco hay zona hospitalaria o de primeros auxilios. Además, tiene que desplazarse cada ocho días a su municipio natal Granada- Meta, ya que se encuentra terminando sus estudios de Licenciatura en Humanidades, este desplazamiento demora de ocho a nueve horas y puede ser en carro o en moto depende de los factores climáticos.

Por otro lado, está Carlos León, pertenece a la etnia Sicuani, lleva 5 años laborando, es un docente multigrado, tiene a su cargo 28 estudiantes de preescolar a quinto, en la institución San Rafael De Planas sede Don Marcos que solo tiene un salón.

Estos son algunos casos de los muchos que hay donde los profesores no solo tienen que enseñar sino también son psicólogos, enfermeros, mediadores, jueces, electricista, entre otras., dentro de la comunidad con la que trabajan. Pese a esto no existe obstáculo alguno para continuar con su labor, muy por el contario están más motivados que nunca. Yorbani expresó sentirse agradecido por la familiaridad que Sonia tuvo con ellos, permitió disfrutar el proceso y resolver muchas dudas que puede aplicar en el campo.  Carlos manifestó también estar muy motivado para ir a fortalecer las bases de su comunidad a través de la pedagogía ENA, considera que las capacitaciones son fundamentales en el proceso de formación, -quiero que la comunidad haga parte de este proceso porque todos somo familia y todos vamos a prender- añade en su lengua Sicuani y lo traduce al español

Es evidente que los docentes rurales deben ser muy berracos, líderes y recursivos para cumplir con su misión de enseñar a sus estudiantes. Estos espacios son gratificantes para cada uno de los docentes que asistió por la calidad humana de quien los apoyó, en este caso Sonia y por cada una de las enseñanzas que se llevan a través del intercambio de saberes y contextos que hubo en el transcurso del taller.

Sonia termina y también agradece a sus profesores el haber compartido esta semana dura que al final paso rápido porque todos estuvieron muy activos, fue una semana bastante productiva. Se siente satisfecha que haber asumido este reto con responsabilidad y así mismo haber cumplido con su deber dando lo mejor.

De esta forma regresa a casa emocionada de poder volver a sus hijas y nieta, contar las historias que vivió y escuchar las otras que pasaron en su hogar mientras ella no estuvo, descansar y pensar en lo que viene porque como ella menciona con una frase de Sor Teresa de Calcuta de tras de cada línea de llegada hay una línea de partida y es totalmente cierto, ella piensa sobre lo que viene tras haber culminado la primera etapa, porque no se puede dejar caer lo que se trabajó durante esa semana, sino por el contrario hay que seguir fortaleciendo lo que se logró contribuir a través de la magia de su quehacer que transformar vidas no solo la de otros sino la de ella misma.

Lo más leído

Tacofest: festival salvavidas de taquerías afectadas por la pandemia

Este evento ya se había llevado a cabo en Cali a finales de mayo y, según sus organizadores, las cifras revelaron que fue exitoso.

Sismo de 5.5 grados sacudió el centro del país anoche

El servicio geológico indicó que inicialmente la magnitud que se determinó fue de 5,3 grados, pero luego, subió a 5,5 grados en la escala de Richter.

Noticias recientes

“Ser Misak en la ciudad es valorar aún más nuestro origen”

La cátedra abierta de memoria y resistencia indígena en el contexto urbano, fue un espacio en el cual 4 líderes indígenas de la comunidad Misak compartieron sus pensamientos sobre diferentes temas.

La sangre azul, la presunta clave para la vacuna contra el COVID-19

Es un fósil que vive en el planeta hace más de 450 millones de años y según estudios afirman que con su sangre se asegura que los medicamentos sean seguros.

Nueve municipios de Cundinamarca autorizados para reabrir restaurantes

La autorización también contempla la apertura de iglesias en tres municipios.

“El último café” recorriendo Los Andes: Colombia

Con la doctora en biología, Ana Maria Benavides Duque, que hace parte del Observatorio de los bosques de Antioquia, -OBA- organización que tiene como...
Share via