Julian Quintana, ex director del CTI. Foto: Luisa Gonzalez - Colprensa

Por Valeria Peña Fresneda

La fiscalía general adelanta una investigación por la desaparición en los registros de acceso a grabaciones que serían determinantes en la indagación contra el senado Iván cepeda por supuesta manipulación de testigos.

La fiscalía cito al exdirector del CTI, Julián Quintana, con el fin de esclarecer la desaparición de los registros de acceso a grabaciones guardadas para la investigación contra el senador Iván Cepeda por la supuesta manipulación de testigos denunciada por el también senador y expresidente Álvaro Uribe.

En este proceso se habría revelado información sobre lo ocurrido en la finca Guacharacas, propiedad de los hermanos Uribe Vélez, lugar de donde supuestamente vendrían las grabaciones y en las cuales se afirmaba: “El patriarca Óscar Monsalve fue el mayordomo de la finca y Juan Guillermo Monsalve, uno de sus hijos, da fe de que el bloque Metro, del que fue integrante, nació en esa hacienda”.

Sin embargo, según investigaciones preliminares presentadas por el ente acusador, las 6 grabaciones presentadas resultaron editadas, ya que según el peritaje los audios revelan indicios de manipulación o modificación en su contenido.

Según auditores de las salas de interceptación, el exdirector del CTI Julián Quintana, habría dado la orden de conservar solamente audios grabados por la plataforma, lo cual habría sido una decisión irregular.