Escucha nuestras emisoras: 🔊 AUDIO EN VIVO |

Escucha nuestras emisoras: 🔊 BOGOTÁ 1430 AM | 🔊 CUNDINAMARCA 1580 AM | 🔊 TOLIMA 870 AM | 🔊 SOACHA | 🔊 NEIVA |

Laboratorio argentino podrá producir en un año 500 millones de vacunas contra el covid-19

El presidente del laboratorio argentino Richmond, Marcelo Figueiras, anunció en una entrevista exclusiva a la Agencia Sputnik que dentro de un año estará habilitada una nueva planta que permitirá producir por año 500 millones de vacunas contra el covid-19 para exportarlas al resto de los países de la región.

Esta planta, que tendrá un costo de 65 millones de dólares, “va a tener la capacidad entre vial, multidosis y jeringa presionadas de (producir) 500 millones de dosis por año”, reveló Figueiras.

La nueva fábrica, que se levanta en el municipio bonaerense de Pilar (este), donde Richmond tiene su principal centro productivo, tiene por primera finalidad la de desarrollar la vacuna Sputnik V contra el covid-19 desde su principio activo hasta el envasado final.

- Patrocinado -

El centro de producción estará capacitado también para producir vacunas de ARN mensajero.

La nación sudamericana se convertirá así en el tercer país, por detrás de la Federación Rusa e India, en producir todo el ciclo productivo de la vacuna desarrollada por el Centro Nacional de Epidemiología y Microbiología Nikolái Gamaleya.

“Saliendo de Moscú, lo están haciendo en el laboratorio Hetero de la India, que son colegas nuestros con los que trabajamos juntos hace 25 años”, refirió Figueiras.

Este laboratorio transferirá a Richmond la tecnología que utilizan para producir el antídoto desde su fermentado, que constituye la primera parte de la cadena productiva.

A través del fideicomiso Proyecto de Inmunización para el Desarrollo Argentino el laboratorio argentino obtuvo 85 millones de dólares, el máximo monto que se podía adjudicar, para levantar una nueva planta en el municipio bonaerense de Pilar (este), donde se encuentra la sede principal de la farmacéutica.

“Eso nos va a dar más independencia porque no vamos a depender de los envíos del material para terminar con el proceso productivo en Argentina desde Rusia”, argumentó Figueiras.

Al explicar que es el único laboratorio que cotiza en bolsa, el titular de Richmond destacó que con el financiamiento obtenido a través del mercado de capitales se podrán fabricar nuevas vacunas contra el covid-19, así como productos biotecnológicos.

“Sí vamos a contar con ayuda en cuanto a la transferencia de tecnología, y en función de eso, especialistas rusos nos van a ayudar respecto a qué equipos serán más adecuados para lo que se vaya a hacer el día de mañana”, refirió Figueiras.

Laboratorios Richmond contrató la modalidad de llave en mano, por la que recibirán la planta terminada.

La ambición de la nueva planta es convertirse en un centro de producción que permita exportar al resto de la región dado, que “500 millones de dosis de producción son muchas”, acotó el empresario.

“Por supuesto que si otro países se quieren poner a producir nosotros vamos a colaborar, y todo lo que nos pida el Fondo Soberano de colaboración con otros lo vamos a hacer”, sostuvo.

Al tanto de esta novedad, numerosos países de la región mostraron interés en acceder a este suministro,

“Están llamando de todo Sudamérica: Bolivia, Brasil, México, Paraguay, Perú; inclusive hablamos de colaborar si ellos hacen alguna fase productiva”, refirió Figueiras.

Perspectivas

En la actualidad, Richmond depende de la farmacéutica privada Generium para obtener fermento, el principio activo del inmunizante.

“Si nosotros fermentamos nuestro propio producto desde el cultivo celular y tenemos nuestro banco de células, podremos trabajar como queremos y en el tiempo que queremos según la demanda y de cuánto nos vaya pidiendo el Fondo Soberano de Inversión Directa (RDIF)”, explicó Figueiras sobre el organismo que financia la producción de la vacuna Sputnik V.

El laboratorio argentino confió en que podrán abastecer al Fondo “para que venda en otros lugares de Sudamérica y no solo para Argentina, puesto que 500 millones de dosis son para el mundo”.

“A futuro, cuando tengamos el registro de la vacuna, vamos a tener la habilidad de liberar el lote como pasa con el resto de los medicamentos”, puntualizó Figueiras.

El contrato suscrito con el RDIF tiene vigencia hasta diciembre, aunque en estos momentos preparan otro convenio de más largo plazo con el que tendrá participación la nueva planta de Pilar.

“Este va a ser un acuerdo de muy largo plazo, por la que estamos haciendo esta inversión tan grande, que nos conviene a nosotros y también al Fondo Soberano, al tener un socio que los pueda proveer de vacunas”, señaló el titular de Richmond, quien por estos días debe viajar a la Federación Rusa para concretar los nuevos términos del contrato.

A juicio del empresario, “eso va a redundar en beneficios a futuro cuando termine la pandemia, cuando quizás la vacuna forme parte de un calendario de vacunación anual, por lo que es bueno hacer cosas en conjunto”, proyectó.

La vacuna Sputnik V es el segundo inmunizante contra el covid-19 que más predomina en Argentina, por detrás de Sinopharm.

La nación sudamericana comenzó su plan de vacunación el 24 de diciembre pasado, cuando llegó el primer cargamento de vacunas Sputnik V procedente de la Federación Rusa.

Por su parte, Richmond entregó al país el primer lote de sueros contra el covid-19, compuesto por más de un millón de inyecciones, el pasado 12 de agosto.

Argentina se convirtió así en el primer país de América Latina en autorizar la vacuna Sputnik V y en iniciar su producción. 

Si usted tiene algo qué decir o agregar a este artículo, escriba un correo electrónico a: radio@uniminuto.edu

Lo más leído

Noticias recientes