Escucha nuestras emisoras: 🔊 AUDIO EN VIVO |

Escucha nuestras emisoras: 🔊 BOGOTÁ 1430 AM | 🔊 TOLIMA 870 AM | 🔊 SOACHA | 🔊 NEIVA |

Las trabajadoras domésticas: de las más afectadas por la cuarentena en el país

Tres mujeres que se desempeñan en este oficio cuentan las implicaciones que ha tenido la medida en sus vidas

Por: Sara Valentina Nieto Ramírez, Catalina Suan García, Andrea Paola Lizarazo Pinzón

De acuerdo con un artículo publicado en la página del Ministerio de Trabajo “se considera como trabajador del servicio doméstico a toda persona natural que presta sus servicios a los hogares en tareas como aseo, cocina, lavado, planchado, cuidado de niños, jardinería, conductor de familia, y demás labores propias del hogar”.

- Patrocinado -


En el país hay cerca de 687 mil trabajadores domésticos, de acuerdo con el último reporte de la Gran Encuesta Integrada de Hogares del DANE: “El 95 % de los ocupados en esta actividad, son mujeres.”

Por estos días de cuarenta, las trabajadoras domésticas son una de las poblaciones más afectadas, pues han tenido que sufrir las consecuencias de la terminación de sus contratos, no han tenido ninguna ayuda por parte del Estado y, en su mayoría, son madres cabeza de hogar que tienen que responder por sus hijos, por los gastos y por sus necesidades diarias. 

Datéate habló con tres mujeres que se dedican a esta labor en Bogotá. Desde que se decretó el estado de cuarentena en el país, no han generado ninguna clase de ingreso ya que no contaban con un contrato fijo y tampoco han recibido ninguna ayuda por parte del Estado.

Alejandra Orozco es una mujer de origen venezolano que vive con sus dos hijos de 10 y 16 años y quienes dependen económicamente de ella. “No cuento con ninguna estabilidad laboral ya que solo ganó por días trabajados, los cuales son pagados al mismo momento que termino mis labores domésticas.  No cuento con contrato ni beneficio de seguridad social” expresa ella.

Por otro lado, está Rosalba Amado, una mujer de 65 años de edad, que al igual que Alejandra, trabajaba por días en labores domésticas desde hace 20 años: “A mí me pagaban al día y ahorita no recibo ninguna ayuda del trabajo… Cada uno de mis hijos ya tiene su propio hogar, así que con lo que pueden me colaboran, porque cómo entenderá, también tienen sus propias obligaciones”. Por último, está Mercedes Rolón que, aunque contaba con un contrato de trabajo fijo en una empresa de oficinas, no le pudieron seguir pagando ya que no está trabajando por cuenta de la situación. “Tenía un contrato fijo, pero como no estoy laborando, no me pudieron seguir pagando un sueldo, no recibo ninguna ayuda del Gobierno”.

La ley 1788 de 2016, cuyo decreto fue publicado en el portal web http://trabajadorasdomesticas.org/, contempla la prestación del pago de la prima de servicios para los trabajadores y trabajadoras domésticas en el país y también la creación de una mesa de seguimiento con la “finalidad de promover el trabajo decente en el sector de trabajo doméstico remunerado…” (Artículo 3). Sin embargo, este artículo en particular no se ha estado cumpliendo a cabalidad ya que todavía existen mujeres como Alejandra Orozco y Rosalba Amado, que prestan su servicio pero no cuentan con un contrato legal de trabajo, sino que laboran por días; y  mujeres como Mercedes Rolón que aunque contaba con un contrato de trabajo fijo antes de la cuarentena, no volvió a recibir un sueldo, por ende, tanto ella como las otras dos mujeres, no tienen acceso a ninguna de las prestaciones legales: salud, pensión, ARL, vacaciones, subsidio familiar y prima de servicios.

Mutante, una organización en el país que busca informar sobre distintos problemas sociales, abrió hace un año un debate en twitter acerca de esta problemática, y algunos de los comentarios fueron los siguientes: https://www.mutante.org/

La explotación e informalidad en el trabajo doméstico inicia desde la niñez, por ello todavía existen mujeres como Alejandra y Rosalba que desempeñan esta labor desde la informalidad. La página oficial MutanteOrg explica que “cerca del 80% sigue en la informalidad” y, según la Escuela Nacional Sindical (ENS), el 61% de las empleadas del hogar gana menos de un Salario Mínimo Legal Vigente SMLV y el 77% recibe alimentos como pago en especie. Así mismo, sólo el 18% está afiliado a pensión.

Imagen de referencia tomada de portafolio.co

Por otro lado, el Ministerio de Salud publicó en 2017 algunas cifras que mostraron irregularidades con respecto a la labor: sólo el 15% de las trabajadoras domésticas tenían afiliación a la seguridad social, el 88,6% son contratos que se hacen de forma verbal, sin contrato alguno, el 38 % de estas mujeres han sobrepasado los estudios mínimos de la primaria, y sin dejar de nombrar que sus pagos en un 61% están por debajo de un SMLV.  La afiliación al régimen contributivo de salud estaba estancada en 39%, la afiliación a pensión continuaba en 18%, vacaciones remuneradas en 25.8% y afiliación a riesgos laborales en 17.5%.

El pasado 18 de marzo, el Presidente Duque expidió el Decreto 457 mediante el cual impartió una serie de instrucciones para el cumplimiento del Aislamiento Preventivo Obligatorio, en una de las cuales se señala como excepción la labor de “Asistencia y cuidado a niños, niñas, adolescentes, personas mayores de 70 años, personas con discapacidad y enfermos con tratamientos especiales que requieren asistencia de personal capacitado”. Gracias a este párrafo mencionado, muchos empleadores han aprovechado la medida para exigir a las mujeres de la limpieza o trabajadoras domésticas seguir yendo a trabajar como si nada. Al respecto, la Ministra del Interior, Alicia Arango, se pronunció y advirtió que “habrá sanciones no solo para los empleadores que violen la orden de cuarentena sino también para los empleadores y empresas que propicien dicha situación”. La ministra dijo que en su opinión el servicio doméstico no es una labor esencial y que esa actividad no debe confundirse con el del cuidado de niños y mayores que es lo que contempla la excepción en la norma expedida.

Este debate en Colombia continúa luego de que se diera a conocer un caso de muerte por contagio de una trabajadora doméstica de 63 años en Brasil, el pasado 17 de marzo; la mujer todavía se encontraba laborando para una familia que había regresado días atrás de Italia.

Las medidas adoptadas por el Ministerio del Trabajo en Colombia para formalizar los trabajadores domésticos son: la expedición del Decreto 721 de 2013, por el cual se reglamenta el acceso al subsidio familiar para los trabajadores domésticos. También ha tenido incidencia en este grupo poblacional, la entrada en vigor del Decreto 2616 de 2013, que permite la cotización a los sistemas de pensiones y riesgos laborales para aquellas personas que trabajan por periodos inferiores a un mes, cotizando por semanas trabajadas.

Existen dos modalidades de afiliación al sistema de seguridad social, según sea el caso: el primero es por tiempo completo y aplica para los empleados del servicio doméstico que laboran el mes, para ellos aplica el Decreto 721 de 2013 que se mencionó anteriormente, el otro caso es para los que trabajan en tiempo parcial que laboran por un periodo menor a un mes y que devengan menos de un salario mínimo mensual, ellos se benefician con la aplicación del Decreto 2616 de 2013.

Por otra parte, existe Symplifica, una plataforma digital creada por el empresario Camilo Méndez, quien también es el actual gerente de Uber Eats en el país, con el fin de administrar y facilitar los pagos respectivos por ley a todos los trabajadores formales del país, incluidas las trabajadoras domésticas. Esta plataforma es muy utilizada como gestor responsable y confiable, tanto para el trabajador como para el empleador; cuenta con varios planes según las necesidades del empleador quien asume el costo del servicio. Algunas de las funciones que cumple son: generación de contratos, cálculos de nómina, gestión integral de días trabajados, afiliaciones a seguridad social y pagos seguros.

A pesar de los Decretos de Ley mencionados anteriormente y las garantías existentes por parte del Gobierno para la población de trabajadores y trabajadoras domésticas del país, se puede evidenciar que tristemente no se han estado cumpliendo con exactitud y mucho menos en este tiempo de aislamiento preventivo obligatorio que ya completa 2 meses; y que no solo ha afectado a esta población, sino también a todas las personas asalariadas del país que trabajan informalmente y dependen de su trabajo para poder subsistir.

Por último, es pertinente resaltar que, aunque se ha avanzado en el reconocimiento de este oficio, aún es mucho lo que se debe hacer y una de estas acciones es generar espacios laborales con mejores condiciones legales. Por su parte, las mujeres entrevistadas manifestaron que por el momento están sobrellevando la situación con ayuda de sus familiares, de la Iglesia cristiana a la que asisten y con los pocos ahorros que les quedan. 

Lo más leído

Padre Diego Jaramillo conversa sobre su vida (Primera parte)

Celebramos la vida del padre Jaramillo en "El último café", una entrevista en dos entregas. Esta es la primera parte.

[Podcast] La importancia de estar frente al otro: la historia de Joshua Mitrotti

En este episodio de La paz se Cuenta tenemos la alegría de tener como invitado a un gran cómplice de nuestro proyecto La Paz se Toma la Palabra desde sus inicios. Él es Joshua Mitrotti, con quién nos aliamos en el año 2013 en la realización del proyecto Frente al otro: dibujos en el posconflicto. Joshua Mitrotti es un apasionado del trabajo con comunidades; su búsqueda inició cuando se atrevió a asumir un cargo en la Defensoría del Pueblo en Bojayá - Chocó, días después de la histórica masacre.

El concurso de fotografía a la fauna silvestre bogotana

Los ciudadanos pueden envíar sus imágenes hasta el 20 de mayo, las tres mejores fotos serán premiadas el viernes 22.

Noticias recientes

“Yo estoy con vosotros hasta el final de los tiempos” Una promesa que se cumple diariamente

“La fiesta de la Ascensión nos dice que Jesús, aunque habiendo ascendido al Cielo para morar gloriosamente a la derecha del Padre,...

Un momento con La Palabra de Dios

Lectura del santo evangelio según san Mateo 28,16-20: En aquel tiempo, los once discípulos se fueron a Galilea, al...

¿Todos los recursos presupuestados para inversiones en obras públicas son malversados?

La comunidad de La Quisquina – El Begón, en Palmira, reclama por las condiciones en las que se les entregó una obra de adecuación de la vía.

Covid-19, una mirada desde la periferia

Impactos locales de la crisis global. Una mirada desde dos puntos diversos de la geografía nacional que deja en evidencia los rasgos de cada región y los problemas del centralismo predominante en el país.