Escucha nuestras emisoras: 🔊 AUDIO EN VIVO |

Escucha nuestras emisoras: 🔊 BOGOTÁ 1430 AM | 🔊 CUNDINAMARCA 1580 AM | 🔊 TOLIMA 870 AM | 🔊 SOACHA | 🔊 NEIVA |

Los congresistas que no van al Congreso (y buscan reelección)

Esta investigación ha logrado recoger pruebas, enfocadas a informar, que dan luz de una problemática que ha estado incrustada en la política por años, debilitando el único órgano que es capaz de hacer reformas de fondo: el Congreso de Colombia.

Por: Sebastián Casas

El Congreso de Colombia representa la rama legislativa de los poderes públicos del país y que alberga un espacio de legislatura bicameral de la República de Colombia conformado por el Senado y por la Cámara de Representantes.
Este estamento del Estado tiene su sede en el Capitolio Nacional ubicado en la plaza de Bolívar en la ciudad de Bogotá, capital de la República de Colombia.

- Patrocinado -

El Congreso es un cuerpo colegiado conformado por 102 senadores y 166 representantes,3​ en el que cada uno, dentro de sus respectivas comisiones, tiene igualdad de poder y de responsabilidad.
Tanto los senadores como los representantes son elegidos a través de una elección directa que se realiza cada 4 años, teniendo la posibilidad de ser reelegidos. La votación de los senadores corresponde a una circunscripción nacional, junto con dos escaños de circunscripción especial indígena.
Por su parte, la votación de los representantes corresponde a una circunscripción departamental, salvo en Bogotá en donde se da una circunscripción distrital y escaños adicionales para comunidades indígenas, afrocolombianas, comunidades colombianas en el exterior y minorías políticas

El artículo 114 de la Constitución de Colombia de 1991 proclama al Congreso como el máximo órgano representativo del poder legislativo. Según el artículo 114, le corresponde al Congreso de la República de Colombia reformar la Constitución, hacer las leyes y ejercer control político sobre el gobierno y la administración.

Actualmente el programa Congreso Visible de la Universidad de los Andes y el “Observatorio Legislativo” de la Universidad Nacional de Colombia le hacen seguimiento al Congreso de la República.

Ausentismo, ¿Qué es y cómo afecta el  trabajo parlamentario? 

De acuerdo a lo que podría llamarse ausentismo o la definición del termino en el  lenguaje ciudadano y propio del parlamentarismo y propio también de los resultados  que ha buscado este trabajo investigativo, se puede definir como la incapacidad de  asistir a trabajar al parlamento, en este caso Congreso, es decir, faltar a su trabajo o  también se interpreta que asiste, anuncia su llegada o asistencia, pero no participa de  los debates, discusiones y/o aprobaciones de alguna norma, ley, proposición que se  discute en la corporación. 

Teniendo en cuenta esa primera definición de ausentismo, tener claro cómo afecta el  desarrollo del trabajo legislativo también es fundamental en esta investigación  periodística. No asistir al Congreso afecta el trabajo personal y en conjunto de todos los  congresistas, el trabajo legislativo depende, en muchos casos, del quórum que haya en  la corporación, por ejemplo: 

La relación directa del quórum es máxima para el debate de las ideas en la  corporación: un quórum deliberatorio, que se define con la cuarta parte de la  corporación o Congreso Cámara de Representantes y se puede deliberar sobre un  tema, pero no tomar decisiones o votar un tema; otro tipo quórum decisorio, este sí  permite tomar ciertas decisiones, que se define por las dos terceras partes de la  corporación o Congreso o Cámara de Representantes se toman las decisiones con  mayoría calificad, cuando se habla de las tres cuartas partes se refiere a una mayoría especial o mayoría simple con la mayoría de los representantes. 

Lo anterior definido así: cuando no hay quórum, ni siquiera el mínimo que es el simple,  la sesión no se puede llevar a cabo, cuando existe el deliberatorio, pero no el decisorio  ninguna decisión se podrá tomar. Cuando no hay quórum, se sesión se cancela y se re  agenda, cancelando y posponiendo la agenda que ya estaba programada. 

En las decisiones decisorias se votan proyectos de ley, leyes estatutarias o reformas  constitucionales. Al no haber quórum, en algunos casos, las votaciones de esas  iniciativas parlamentarias quedan pospuestas para otro día, atrasando el trabajo  legislativo. En algunos casos, el atraso de los debates y en ese sentido de las  votaciones, implica que el tiempo se acorta para la vida de aprobación de las leyes,  reformas. Finalmente, la no votación o discusión de las iniciativas lleva que el proyecto.

Una mirada con lupa… 

Una de las mayores críticas que se le hacen al Congreso como órgano legislador, es el  ausentismo de sus funcionarios, lo que afecta el debido y buen funcionamiento de la corporación  elegida por todos los colombianos. 

Esta investigación ha tenido acceso exclusivo a actas de registro y control, asistencia hora de  llegada y salida de algunos cabildantes del Congreso de la República. Si bien el tiempo que  pasan los congresistas en el recinto de la corporación es alto, es decir, la regla general es la de  buen comportamiento, destacan algunos nombres sobre otros que su hora de llegada y salida  sobre sale por entre los demás. 

Empezando por la Cámara de Representantes, la representante del Partido de la U, Sara Elena  Piedrahita, registró en la pasada legislatura un total de seis fallas, que representan el 85% de las  sesiones totales de la corporación. Piedrahita registró 2 horas y 9 minutos tarde: sesión del 31 de  julio: se registró 2 horas y 13 minutos tarde; sesión del 23 de julio: se registró 2 horas y 9 minutos  tarde. 

FOTO: ACTA DE REGISTRO DE CÁMARA DE REPRESENTANTES
FOTO: ACTA DE REGISTRO DE CÁMARA DE REPRESENTANTES

Otro representante que se destaca, no precisamente por su puntualidad, es Edwin Alberto Valdés del  Centro Democrático, quien registró cuatro llegadas tarde, 57% de las sesiones. 

FOTO: ACTA DE REGISTRO DE CÁMARA DE REPRESENTANTES 
FOTO: ACTA DE REGISTRO DE CÁMARA DE REPRESENTANTES 

Continuando con el Partido de la U, José Edilberto Caicedo, miembro de la Comisión Quinta, llegó tarde a  más de tres sesiones y a otra ni asistió. 

Sesión del 13 de agosto: se registró 2 horas tarde; Sesión del 6 de agosto: Se registró 2 horas y 12  minutos tarde; Sesión del 30 de julio: excusa; Sesión del 23 de julio: Se registró 1 hora y media tarde. 

FOTO: ACTA DE REGISTRO DE CÁMARA DE REPRESENTANTES

En esta última toma de asistencia, se observan dos nombres que sobre salen: Caicedo y John Jairo Roldán Avendaño, quien llegó tres horas tarde para la sesión del 13 de agosto, mucho más  que el resto de sus compañeros. 

Otro caso a observar es el del pasado Presidente del Senado, Arturo Char, quien fue catalogado  como el “rey del ausentismo” por los medios de comunicación. En una alianza con “Trabajen  Vagos”, se pudo evidenciar que sus fallas son abrumadoras, alcanzando casi 32 incapacidades por  temas relacionados con su salud, en algunos casos, cuestionables.  

FOTO: TOMA DE TRABAJO “TRABAJEN VAGOS” 

Otro cuestionado personaje es el ex senador Eduardo Pulgar del Partido de la U, actualmente el  Consejo de Estado, a través de la Sala Especial de Decisión de Pérdida de Investidura número 24  del alto tribunal, decretó la pérdida de investidura de Eduardo Enrique Pulgar Daza. Esta decisión  implica que el no podrá volver a hacer política, por haber intentado sobornar a un juez.

FOTO: TOMA DE TRABAJO “TRABAJEN VAGOS” 

En este caso de Pulgar, resulta llamativo que en su primer y parte de su segundo periodo haya  faltado a 24 plenarias del Senado de la República.

Consecuencias de la falta de compromiso legislativo 

El ausentismo en algunos casos es el principal impedimento para el avance de las  iniciativas parlamentarias por el tipo de votación que se requiere o por la discusión que  exige, según la norma, un quórum especial. 

En esta legislatura que finaliza en el 2021, varios proyectos se han quedado cortos de  tiempo para ser debatidos, casi hundidos por falta de asistencia de congresistas o  simplemente hundidos por una estrategia política que ha ido calando: romper el quórum  para impedir que las discusiones avancen.  

Un caso reciente es el del proyecto de ley que reconoce al campesinado colombiano  como sujeto de derechos, quedo al borde de ser hundido por la falla en el recinto del  Congreso de los partidos de Gobierno. La propuesta debe aprobarse en la segunda  semana del diciembre de 2021, al cumplirse cuatro debates, los tiempos podrían hundirlo  por falta de tiempo. 

Otra iniciativa que está punto de ser vencida por los tiempos legislativos es el acto  legislativo que cambia las normas por la que se rige la elección del Fiscal Genera, que  busca que la Corte Suprema la que conforme la terna o grupo calificado para competir  por el cargo que encabeza la rama judicial del país. Esa iniciativa es de orden  constitucional, lo que implica ocho debates y los primeros cuatro deben estar aprobados  en la segunda semana de diciembre del 2021. Los tiempos parecen no estar a favor. 

Una última iniciativa que ha tenido el apoyo ciudadano, pero no parlamentario para su  aprobación, es la que propone la reducción del receso o vacaciones de los congresistas  de cuatro a dos meses. 

A la iniciativa que tiene como autor y ponente al representante Gabriel Santos del partido  Centro Democrático, le restan un poco menos de un debate para que sea aprobada, al  escribir esta investigación, la iniciativa parece haber logrado vencer el mayor enemigo de  en cierre de legislatura: el tiempo. Si logra ser aprobada para antes del cierre de  sesiones ordinarias, que van hasta el 16 de diciembre, momento en el cual debió ser  aprobada en Cámara, haber cursado su trámite en Comisión Primera de Senado. Puede  cantarse victoria con esos tiempos, de lo contrario, habrá sido en vano el tiempo que se  invirtió en esa propuesta.

FOTO: CAPTURA ARTICULO EL ESPECTADOR
FOTO: CAPTURA ARTÍCULO EL ESPECTADOR
FOTO: CAPTURA ARTÍCULO EL ESPECTADOR
FOTO: CAPTURA ARTÍCULO LA FM RCN RADIO

Una mirada desde la investigación 

Esta investigación ha logrado recoger pruebas, enfocadas a informar, que dan luz de una  problemática que ha estado incrustada en la política por años, debilitando el único órgano que es capaz de hacer reformas de fondo y cambiar la vida de millones de personas en Colombia: el Congreso de la República. 

El periodismo ha contribuido a esta construcción que tiene por objeto servir a quien lo lea,  lo compare, lo estudie y comparta para aportar en otros espacios de discusión. Lo escrito aquí ya habrá sido dialogado en otro espacio, puesto en consideración en una  conversación en alguna esquina de Colombia, estas páginas solo habrán servido de  anaquel para recopilar algunas aristas. 

El periodismo es una herramienta que le de servir a todos para algo en algún momento,  este podría ser uno para quien vea para bien leer y entender un poco del poder que usted  mismo ha estudiado, votado y elegido: el Congreso de Colombia.

Si usted tiene algo qué decir o agregar a este artículo, escriba un correo electrónico a: radio@uniminuto.edu

Lo más leído

Noticias recientes