Escucha nuestras emisoras: 🔊 AUDIO EN VIVO |

Escucha nuestras emisoras: 🔊 BOGOTÁ 1430 AM | 🔊 TOLIMA 870 AM | 🔊 SOACHA | 🔊 NEIVA |

“No tenía ni idea de lo que era un sindicato, pero me la jugué”, Ladicel Mosquera, presidenta del sindicato Mujeres Afrodescendientes del Servicio Doméstico.

A pesar de las consecuencias que trajo el conflicto armado a muchas mujeres de la región chocoana, son ellas mismas quieren lideran procesos para para promover el bienestar social de su comunidad.

En Apartadó Antioquia, un grupo de mujeres desplazadas del Chocó se reúnen para debatir los temas que las afectan a ellas y al resto de la comunidad mediante ‘Juntanzas’, en las cuales definen sus fortalezas y a través del diálogo realizan una concertación para construir y promover el bienestar social del territorio.

Inicialmente se reunían en las casas, compartían alimentos y sanaban sus penas, hoy en día se reúnen en diferentes espacios a nivel nacional para apoyarse y orientar a las demás, logrando así la creación de una mesa de victimas, de no violencia contra la mujer, programas de jóvenes, niñas y adolescentes, programas de salud a la mujer psicosocial entre otros.

- Patrocinado -


“El tema de las ‘Juntanzas’ es volver a la raíz, a las iniciativas de resistencia no violenta, a las transformaciones positivas”, Miladis Rivas, profesional de diálogo social comisión de la verdad.

Las ‘Juntanzas’ nacen como una necesidad

La lideresa asegura que en la actualidad las mujeres sufren de desplazamiento, reclutamiento y violencia sexual, por eso muchas de ellas, desplazadas por el conflicto en el Chocó, se fueron a vivir al barrio Obrero, una invasión cercana a la finca La Chinita en Apartadó, Antioquia.

Aunque venían escapando de la violencia, hubo masacres en las fincas bananeras donde trabajaban la mayoría de los habitantes del barrio Obrero y desde allí empezó la violencia a hacer parte de la mujer, pero lo que hicieron fue tratar de superar esa ola de violencia y las tragedias para salir adelante.

Córdoba cuenta que antes los hombres salían a trabajar y ellas se quedaban en casa, pero por el conflicto tuvieron que salir a trabajar y entonces se organizaron para dar soluciones a los problemas conjuntamente en salud, economía, y demás aspectos unificando ideas.

“Nos quebrantó en un momento el proceso de violencia, pero nos fortaleció las ganas de salir adelante, de crear y construir procesos que beneficien a muchas personas”, afirmó Dulfari Córdoba, lideresa social comunitaria de Apartadó.

¿Cómo empezaron?

Este grupo de mujeres participa entorno a la paz, comparten sus experiencias, buscan apoyo, asesorías y enrutan a otras mujeres para que denuncien y no se sumerjan en el dolor, sino en la resiliencia.

Por lo cual empezaron a estudiar su territorio y trabajar en procesos de liderazgo para poderse proyectar, desde entonces se ayudan conjuntamente sin descuidar su resistencia y empoderamiento, lo que las ha llevado a obtener parte de sus metas y hasta se convirtieron en un ejemplo para otros barrios del municipio.

También proyectan a otras mujeres para que sigan con la lucha y a otros colectivos femeninos para que entiendan que apoyándose entre ellas pueden hacer valer sus derechos aunque no tengan mucho conocimiento sobre el tema, porque para ellas lo más importante es buscar soluciones y difundir sus iniciativas sin miedo.

“No tenía ni idea de lo que era un sindicato, pero me la jugué”, Ladicel Mosquera, presidenta del sindicato Mujeres Afrodescendientes del Servicio Doméstico.

Logros más significativos

En apoyo a su labor, la Comisión de la Verdad envió a Miladis Rivas, cuya misión es articular el territorio con las demás instituciones para lograr el desarrollo territorial y a través de la pedagogía y las ‘Juntanzas’ han explicado el mandato de la comisión y crearon espacios de participación ciudadana.

A las mujeres de Apartadó no les pagan por su labor como representantes de la comunidad, así que tienen tres trabajos: ser madres, trabajadoras y lideresas. Como estas mujeres se convirtieron en el pilar para el cambio, se han vinculado a la política y al trabajo social, pero también se manifiestan culturalmente a través de la poesía, el canto y el estudio formal.

Dentro de los logros más significativos está la reducción del analfabetismo en las plantas bananeras, capacitaciones en liderazgo y derechos humanos a mujeres de la zona y la creación de la Casa de la Mujer en el municipio.

En este espacio se espera empoderar a las mujeres, compartir conocimiento y desarrollar proyectos de emprendimiento, educación, salud y vivienda para ellas y sus hijos, acceso a campesinos y a la paz.

Lo más leído

[Podcast] En Marcha, capítulo 5: Chile

Augusto Pinochet y su dictadura, el movimiento de los pingüinos en chile, ¿porque llamarle los pingüinos a un movimiento...

¿Por qué inauguraron en Corea del Sur un parque para rendir homenaje a Colombia?

El lugar turístico se presentó al público hace un par de años y desde entonces recibe la atención de propios y extraños. Le contamos la historia detrás del sitio turístico.

“Lo que sus hijos hagan en línea, es responsabilidad de los padres de familia”

Con la llegada del Covid-19, la educación virtual hace parte de la cotidianidad de millones de jóvenes al rededor del mundo, pero en la red los niños son los más vulnerables.

Noticias recientes