Foto. ANI

El Distrito a través del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) y la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) avanzan en la ampliación de los accesos, trabajos cuya entrega está programada para 2020. 

En este momento, las obras que se llevan a cabo hacen parte de la primera fase del proyecto de ampliación de accesos en el norte, que tienen un avance del 12,6 %. Dichos trabajos iniciaron en marzo y se realizan en la carretera de los Andes y en la Autopista Norte.

Sin embargo, también se plantea la construcción de otros dos carriles en la Autonorte, entre calles 192 y 145, y de cuatro más en la Carrera séptima, entre calles 201 y 245, donde hoy solo hay un carril por sentido.

Estas obras requieren una inversión de $1,27 billones, para lo cual se pretende realizar mediante una alianza público privada (APP) que haría necesario el aumento del pasaje en los peajes de Andes, en la vía Bogotá-La Caro, y Teletón. El proyecto también contempla la construcción y mejoramiento de 7,2 kilómetros en la variante de Sopó.

“Hasta ahora todos los peajes en los bordes de Bogotá solo se han destinado a ampliar y mantener las vías del límite de Bogotá hacia afuera. No más. Si no se reajusta el peaje, no se amplían la AutoNorte y la Séptima”, anunció el alcalde Enrique Peñalosa, que también incluyó en el debate la construcción de una troncal de Transmilenio sobre la Séptima.

“Si no se hace la troncal de la Séptima, no se amplía de dos a seis carriles de la 183 a la 200. Y entonces tampoco se podría ampliar por APP la Séptima, del peaje hacia la 200. Los que dicen que no hacen Troncal Séptima, hacen que esa vía se quede de 2 carriles”

El proyecto de infraestructura incluso cuenta con el visto bueno del Ministerio de Transporte, y sugiere la construcción de aceras de nueve metros de ancho, separadores y ciclorrutas. La idea es que esta segunda fase de ampliaciones se conecte con las obras en la Autopista Norte desde el peaje hasta La Caro, que es un proyecto de privados.

El Distrito espera abrir la posible la licitación lo antes posible, e incluso afirman que ya está todo listo para dar ese paso, aunque aún hacen falta los resultados de la evaluación de entidades de orden nacional, como el Ministerio de Hacienda y el Departamento Nacional de Planeación.

Por último, el proyecto será evaluado en Consejo de Ministros, para así lograr que este año se adjudique el contrato.