Escucha nuestras emisoras: 🔊 AUDIO EN VIVO |

Escucha nuestras emisoras: 🔊 BOGOTÁ 1430 AM | 🔊 CUNDINAMARCA 1580 AM | 🔊 TOLIMA 870 AM | 🔊 SOACHA | 🔊 NEIVA |

Ruido de fondo: Una joya que pasa desapercibida en los premios

Una película escabrosa que se disfruta sin cesar en Netflix

Por: Daniel Rojas Chía

La nueva película de Noah Baumbach, director de películas como Frances Ha (2013) o la premiada Marriage Story (2019), regresa con una notable sátira sobre el miedo, la muerte y la religión.

- Patrocinado -


White Noise, o Ruido de fondo como se le llamó en América Latina es una novela posmoderna de Don DeLillo que trata sobre esta extraña pero fascinantes sátiras sobre el consumismo, la educación académica, la manipulación mediática, entre otras. Ya de por sí, la adaptación de una novela para el cine es difícil, aún más, lo exigente que fue para el director nacido en Nueva York adaptar tan complicado relato, que en mi opinión muestra un gran trabajo en la imagen y los mensajes de la novela original.

El director ya había mostrado un gran empeño por la construcción de diálogos extensos y con contenido, como lo mostró en Marrige Story. Gracias al empuje conceptual de DeLillo y la maravillosa interpretación de Adam Driver (Prof. Jack Gladney) logra descolocar al espectador causándole sensaciones con respecto a su eje principal: el miedo.

La cinta muestra al Prof. Jack Gladney, un profesor experto en Hitlerología que lleva una vida tranquila con su esposa Babette (Greta Gerwig) en compañía de sus cuatro hijos, entre los que destacan el erudito Heinrich (Sam Nivola) y la preocupada Denise (Raffey Cassidy).

Su convencional madre comienza a disiparse poco a poco: primero aparecen charlas en la cama sobre quién debería morir primero, de donde surge la duda si Babette tiene extraños problemas de memoria, razón por la cual consume un misterioso fármaco a escondidas.

Pero lo cotidiano termina de romperse cuando un gran choque de trenes provoca una catástrofe ambiental que obliga a la familia a evacuar su casa junto a miles de personas en el pueblo.

Dividida en tres partes White Noise construye atmósferas y emociones distintas durante la película, con recorridos que ofrecen la idea de muerte como visión y el miedo como impulsor de lo que nos rodea. La historia muestra de manera brillante cómo nuestros mecanismos sociales y lo que se muestra como educación solo blinda la realidad de los ritos de paso que tiene la sociedad para evitar enfrentar sus miedos más latentes y lo inevitable que es la muerte.

También presenta una interesante sátira hacia las construcciones religiosas y cómo deben alejar los temores y llamar a la reconciliación, pero en una de las mejores secuencias de la película en mi opinión, se mezclan variados aspectos de la sociedad y cómo el prójimo se convierte en un extraño, y la llamada fe en una imagen religiosa en la pared en los momentos de supervivencia.

Noah Baumbach logra la que para mí es su mejor película hasta ahora, porque propone un equilibrio entre la sátira, un poco de comedia, el terror y el suspenso, con una notable secuencia al final al mejor estilo de su amigo Wes Anderson.

Es una lástima que esté completamente descartada en esta temporada de premios.

Si usted tiene algo qué decir o agregar a este artículo, escriba un correo electrónico a: radio@uniminuto.edu

Lo más leído

Noticias recientes