Escucha nuestras emisoras: 🔊 AUDIO EN VIVO |

Escucha nuestras emisoras: 🔊 BOGOTÁ 1430 AM | 🔊 CUNDINAMARCA 1580 AM | 🔊 TOLIMA 870 AM | 🔊 SOACHA | 🔊 NEIVA |

Se prevén aumentos en los problemas políticos, sociales y económicos en América Latina

Uno de los riesgos clave del 2021 a nivel mundial planteados por una consultora de riesgo estadounidense.

Top Risks es la previsión anual de Eurasia Group (consultora de riesgo político) sobre los riesgos políticos más probables que se desarrollen a lo largo del año, dentro de los que destacan el hecho de que la inminente partida de Angela Merkel podría generar el mayor riesgo del continente y que ni el coronavirus ni sus impactos de amplio alcance, desaparecerán una vez que comience la vacunación generalizada.

De esta forma, el décimo riesgo denominado “América Latina decepciona” plantea que, aunque Oriente Medio es “el gran perdedor de la crisis del coronavirus entre las regiones del mundo”, América Latina es “un claro segundo”, pues “a medida que salgan de la pandemia, los países de esa ala del continente enfrentarán versiones más agudas de los problemas políticos, sociales y económicos que estaban enfrentando antes de la crisis“.

- Patrocinado -


En el marco de esta idea, Ian Bremmer y Cliff Kupchan (presidentes de la consultora y escritores del informe) exponen que la vacuna contra el COVID-19 no estará disponible para todos sino hasta bien entrada la segunda mitad de este año, lo cual afectará a los países latinoamericanos al no estar posicionados para lidiar con la ola de contagio.

Lo anterior afectará principalmente a los focos políticos propios de un calendario electoral en países como Argentina, México, Ecuador, Perú y Chile, ya que han “experimentado un deterioro fiscal significativo, como resultado de un mayor gasto para mitigar el impacto económico de la pandemia”. Entonces, las elecciones incentivarán a los políticos a impulsar políticas que ejerzan una mayor presión sobre los balances de sus países.

También, los altos niveles de descontento social debilitarán a los gobernantes y abrirán la puerta a candidatos populistas, poniendo en peligro la estabilidad económica, reduciendo aún más la capacidad para imponer ajustes fiscales y medidas de reducción de la inflación, y la probabilidad de protestas más violentas en estos países.

Ante el informe de Eurasia Group, UNIMINUTO Radio contactó a la politóloga Laura Nieves para entender un poco más al respecto.

Nieves resalta que “la crisis generada por el COVID-19 no solamente ha sido en materia de salud física, también ha generado crisis en materia de salud mental, crisis económicas e incluso problemas sociales”. Entonces, “en una región como América Latina, en donde existen problemas estructurales no resueltos, (…) una amenaza como la del COVID-19 ha generado un retroceso ya que las economías de estos países, en su mayoría, dependen de la informalidad“.

De acuerdo con lo anterior, el confinamiento propio de la actual pandemiaha generado una crisis en la economía diaria de las personas“, respecto a las condiciones de obtención de recursos tradicionales propias del comercio informal. Así mismo, las grandes empresas también se han visto afectadas por esta situación, al sufrir pérdidas en ventas y rentabilidad, generando el despido masivo de empleados.

Por consiguiente, “la crisis del COVID-19 y el manejo que se le ha tenido que dar a través del confinamiento, ha generado, además, un aumento de los problemas estructurales de la región”. Esto se debe, en parte, “a la poca capacidad de respuesta de los gobiernos ante la crisis“, pues estos no suelen estar preparados para afrontarlas sino que lo hacen “sobre la marcha”, dice la politóloga.

De este modo se evidencia que, aunque nadie estaba preparado para la actual pandemia, los gobiernos latinoamericanos lo estaban menos al no contar con la infraestructura y los recursos necesarios para atender una crisis de este tipo, y esto ha generado descontento social porque “las personas no sienten que se le esté dando el manejo adecuado a la situación“, lo que a su vez deriva en problemáticas como pobreza, desigualdad, desempleo y violencia. Lo anterior teniendo en cuenta, además, que en América Latina, antes de la crisis, ya se evidenciaba una polarización política (a partir de ideologías y lucha de clases) y marcadas situaciones de estallido social.

Si usted tiene algo qué decir o agregar a este artículo, escriba un correo electrónico a: radio@uniminuto.edu

Lo más leído

Noticias recientes