Foto tomada de: shutterstock.com

Las continuas protestas de los jóvenes en Hong Kong, defendiendo su sistema especial de gobierno, nos hace pensar en las proyecciones geopolíticas de Asía y del mundo, ya que el gigante rojo ha comenzado un nuevo proyecto planetario de comercio y de poder.

Pero, ¿cuál es la diferencia entre China y Hong Kong? Aunque es un mismo territorio físico, su historia está rodeada de diferentes actores que han luchado por la separación, que es imposible para la China Continental, pero posible para los que de alguna manera se sienten herederos del territorio que negoció la Gran Bretaña con el gobierno chino. Una transición que durará 50 años -desde 1997 a 2047) de los cuales ya han transcurrido 22.

Banquete del Millón 2019

China cuenta con un sistema político bastante diferente al de la región de Hong Kong, pues aunque están regidos por las mismas normativas al pertenecer a un mismo territorio, no es así. Hong Kong fue cedida a China como Región Administrativa Especial en 1997. La visión de Hong Kong frente a la “visión del desarrollo” de China es diferente, a pesar de que ha servido como puente para el aumento del comercio y la inversión en China continental.

La República Popular China es un estado socialista de un partido único, el Partido Comunista Chino. En este país no hay sufragio universal en el concepto occidental. Su población supera los mil trecientos millones habitantes, y según el Partido Comunista, solo 90 millones de militantes del partido seleccionan a cerca de 2.300 delegados, quienes a su vez votan por un comité central de alrededor de 200 miembros; seguido a lo anterior, el comité elige (el núcleo del poder en China) el cual está constituido por 25 miembros de los que se se elige otro comité que cuenta entre cinco y nueve miembros, y al Secretario General o líder principal del partido. El actual cargo lo ocupa Xi Jinping, quien también asumió el cargo de Presidente de la República en 2013.

El sistema político de Hong Kong es diferente, pues es una democracia limitada, aunque ambos gobiernos comparten el mismo presidente como cabeza de estado: Xi Jinping. La región administrativa especial tiene su propio sistema con una asamblea que es elegida por un sector diverso de la sociedad.

En cuanto a la economía, ambos estados poseen una moneda distinta, a pesar que la que tiene Hong Kong varía según las leyes del mercado internacional, y la de China continental no. A esto se suma que el idioma no es el mismo. en ambas regiones. A simple vista parecen bastante unidas, pero al analizar a profundidad existen características que los diferencian a gran escala. De estas diferencias radican las recientes protestas al intentar cambiar el sistema judicial y hacerlo el cien por ciento dependiente del gobierno central.

Imágenes tomadas de roc21.com

Protestas en Hong Kong

Durante las últimas semanas, cientos de personas han participado de las manifestaciones en las que expresan su oposición al proyecto de ley que permitirá la extradición de sospechosos desde el territorio de Hong Kong a China, en donde serían juzgados. De igual manera rechazan las decisiones de la  presidenta ejecutiva Carrie Lam, quien respalda esta intención. 

Como parte de la lucha de los jóvenes se tomaron la sede del Consejo Legislativo de Hong Kong, lugar donde rayaron paredes con frases antigubernamentales y pintaron el escudo de la región como expresión de protesta.

Foto tomada de: BBC
“Los manifestantes que ocuparon el Parlamento hongkonés este lunes, pintaron grafitis en las paredes y desplegaron una bandera de la época colonial británica en el podio del hemiciclo”.
Imagen tomada de DW noticias

Ante estos actos, el embajador de China en Londres, Liu Xiaoming,  se manifestó contra Reino Unido por interferir en Hong Kong y los asuntos internos de estos estados. 

“El Gobierno del Reino Unido optó por estar del lado equivocado: ha hecho comentarios inapropiados no solo para interferir en los asuntos internos de Hong Kong, sino también para respaldar a los violentos infractores de la ley”, expresó el embajador

De igual manera Liu, fue convocado a la Oficina de Relaciones Exteriores de Reino Unido para que argumente sus comentarios. Seguido de esto el canciller británico, Jeremy Hunt, aumentó la disputa problemática entre Pekín y Londres, pues manifestó que habrá “consecuencias” si el Gobierno chino incumple los acuerdos respecto a Hong Kong. Además “La violencia no se gestiona con represión, sino comprendiendo las causas subyacentes de las inquietudes de los manifestantes” precisó Hunt

Igualmente se han protagonizado pequeñas manifestaciones por el movimiento prochino.

Alrededor de estas realidades casi locales, China ha emprendido un nuevo camino sobre viejas historias de comercio y de aculturación, todo esto matizado con la actual guerra comercial que vive con EE.UU

¿Qué es la Ruta de la Seda?

Esta es una iniciativa que lidera China, el objetivo es conectar el comercio mundial por mar y tierra. El proyecto fue lanzado en el año 2013 con la idea de enlazar Europa, Oriente Medio y el este de África, aproximadamente el 60% de la población mundial.

El mandatario chino Xi Jinping, inició esta actividad con un fundo superior a los 40 mil millones de dólares. Ante este plan, en la actualidad, el gigante asiático acumula más de $90mil millones invertidos y más de $200mil en préstamos a otros países que hacen parte del proyecto general. 

En un inicio, el presidente Jinping propuso la idea a los países vecinos y su deseo era la construcción y mejoramiento de infraestructuras viales, ferrocarriles y puertos, con el paso del tiempo el proyecto se ha extendido geográficamente. Algunas de las construcciones más interesantes son:

Una ruta de tren a Madrid (España), un gasoducto en Kazajistán, un puerto en Portugal, una urbanización en Malasia etc. Todos son construcciones directamente ligadas con “La Ruta de la Seda”, el codicioso tejido de infraestructuras de China.

Ante esta realidad surgen diferentes inquietudes internacionales. La imposición de aranceles de EE.UU a los productos chinos en este país es un claro ejemplo de la posición de su rival en el concierto de las naciones.

El caso de Huawei, quizás sea la primera confrontación de esta guerra comercial, donde se busca obligar a compartir o hasta ceder desarrollos tecnológicos claves, lo que llevó al delirio de los vetos a la marca china, sus productos y hasta cerrarle el acceso a plataformas de uso generalizado como Android.

Las sanciones económicas de EE.UU directamente a China bajo el argumento de “seguridad nacional” ha tomado fuerza por los pronunciamientos de el presidente Trump. La exportación de tecnología China genera más de 400 mil millones de dólares, cifra superior a lo que comercializa la industria americana en China.

A pesar de las sanciones impuestas por EE.UU y la presunta “tregua” en este tema, China no ha bajado los brazos en buscar diferentes sectores que le brinden un apoyo en su carrera por posicionarse como los numero 1 a nivel mundial con su “Ruta de la Seda”.

El mandatario Xi Jinping ha encontrado un aliado de suma importancia y es Rusia, sus diferentes reuniones con el presidente Vladímir Putin hacen puntualizar que “el enemigo de mi enemigo es mi amigo”. Esto es posible puesto que Rusia no se encuentra atravesando por el mejor momento con Estados Unidos, pues las acusaciones frente al tema electoral y diferentes desacuerdos ha hecho factible la culminación diplomática de ambos países.

China y Rusia mantienen un lazo bastante amigable frente a la firma de acuerdos que permitan mejorar la economía de ambos países y asegurar la estabilidad de sus lazos que en palabras del viceministro chino de Relaciones Exteriores, Zhang Hanhui, “no serán afectados por los cambios en la situación internacional”.

El camino de los cambios será difícil como lo fue en su momento recorrer la vieja ruta de la Seda, igual que la lucha de los jóvenes que no dan su brazo a torcer por un Hong Kong libre y autónomo, solo queda el tiempo el juez supremo de las realidades humanas.

Fuentes: El país, BBC , Dw Noticias

Ficha de búsqueda
¿Se proyecta el nuevo orden mundial en los hechos de Hong Kong?
Nombre del artículo
¿Se proyecta el nuevo orden mundial en los hechos de Hong Kong?
Descripción
El 2047 será el año trascendental para los ciudadanos de Hong Kong, pues presuntamente pasarán a ser parte del territorio de China, controlados directamente desde Pekín. Pero ¿qué implicaciones tiene la actualidad vivida en estas regiones?. UNIMINUTO Radio se lo explica.
Autor
UNIMINUTO Radio
UNIMINUTO Radio
Publisher Logo