Escucha nuestras emisoras: 🔊 AUDIO EN VIVO |

Escucha nuestras emisoras: 🔊 BOGOTÁ 1430 AM | 🔊 TOLIMA 870 AM | 🔊 SOACHA | 🔊 NEIVA |

Tres sueños y una vida arrebatados

José Antonio Silva, con tan sólo 20 años de edad, fue conocido como El rey del BMX, un deporte tradicionalmente masculino, en el que sobresalió por su coraje a toda prueba, así como por su amor al vértigo y a la adrenalina, cualidades que lo llevaron al podio en numerosas ocasiones, y con un oro olímpico como su mayor anhelo.

Por: Ingrid Valentina Pulido Gómez

Nacido en Bogotá el 10 de octubre de 1991, obtuvo su primer título nacional a los 5 años, y su primer título mundial a los nueve. En total fue ganador de 13 campeonatos mundiales, dos campeonatos nacionales en los Estados Unidos, nueve campeonatos latinoamericanos y 10 panamericanos, logros acumulados con tan sólo 20 años. Vivía en el barrio Almendros de la localidad de Suba, era un joven amable, atento y cariñoso con sus seguidores, hasta cuando un día le arrebataron su trofeo más grande, su bicicleta, y no contentos con eso, lo asesinaron de una manera horrible.

- Patrocinado -

Luz marina romero silva, 42 años. Madre de José Antonio silva: “Mi Toñito”, recuerdo que cuando tenía 3 años, junto con el papá le regalamos su primera bicicleta, desde ese día vimos la pasión que tendría por este deporte, casi que dormía con su bici. Era un niño tan feliz, que todos sus amiguitos del barrio lo adoraban, solo esperaban que saliera del colegio para correr hacia la calle donde vivíamos, porque él les enseñaba a montar en su súper bicicleta. Al poco tiempo Toñito me dijo que quería ser profesional en ese deporte: con mi esposo lo inscribimos en el Campeonato Nacional Kids. El día del campeonato estaba muy seguro de él mismo. Con tan solo 5 años fue el ganador: la alegría, la fe y la esperanza comenzaron a crecer más desde ese día para nosotros respecto de los sueños de mi hijo.

Sueños que le arrebataron el 13 de marzo de 2019: él salió de nuestra casa hacia su trabajo como habitualmente lo hacía; trabajaba en la calle 72, él se transportaba siempre en una bicicleta que había ganado en una competencia de freestyle, que era otro de sus trofeos. A las 9:42 de la mañana recibí una llamada, la llamada más triste y dolorosa de la vida: me habían asesinado a mi hijo por robarle su bicicleta, y lo único que hice fue dirigirme a donde lo tenían. Cuando llegué no me dejaron verlo, pues la manera como lo asesinaron fue muy salvaje: le destrozaron su cara con dos puñaladas, cuatro en su pecho y espalda. La herida que lo llevó a la muerte fue la de su espalda porque le había perforado órganos vitales. Ese día mi vida acabó: me habían arrebatado a mi hijo por una bicicleta. Sus amigos hicieron un plantón exigiendo justicia, exigiéndoles a la Policía y al Distrito más seguridad para las personas que se transportan en este medio por la ciudad. El plantón se concentró a las 8 de la noche en la zona conocida como Barco Alto de Suba, el lugar donde asesinaron a mi hijo. Nuestros familiares, amigos y colegas lo recuerdan con una grande admiración, respeto y amor por haber sido el gran ser humano que fue.

Orlando silva Pérez, 48 años. Padre de José Antonio silva: Antonio siempre fue un niño feliz desde pequeño, muy responsable y querido por su forma de ser. Hablar de él es hablar de magia, una persona que sin saber cómo, lograba cambiar tu vida radicalmente. Era un joven paciente, cariñoso, amable y perseverante.  La disciplina con su deporte lo hizo parte del Ciclo Olímpico desde 2008. Antonio fue invitado a Beijín al Campamento de la Juventud, como preparación para los Juegos Olímpicos de Londres- 2012, en los que deseaba participar y traerle el oro al país.

Nos trajo mucha felicidad a su madre y a mí, y nosotros éramos orgullosos de ver hasta dónde había llegado con su disciplina y amor por este deporte. Ganó muchos campeonatos nacionales y mundiales, y a pesar de tantas cosas y de que fue creciendo, seguía siendo nuestro pequeño.

El día cuando mataron a mi hijo acabaron con mis sueños: mi hijo era mi todo, no fue justo que lo asesinaran de la manera tan burda como lo hicieron; era un buen muchacho, colaborador, ejemplar, que a pesar de haber crecido entre vicios y otras dificultades, nunca se desvió de su camino. No era justo, acabaron con una familia por un objeto material, eso no lo es todo en la vida: siempre recordaremos a nuestro Antonio como El rey del BMX.

Y a los personajes que lo asesinaron que los perdone Dios, porque yo no podré, acabaron con mi familia, con la vida de mi hijo, con sus sueños. Con tan solo 20 años de edad le quedaba una vida entera por recorrer. Ha pasado solo un año y no hemos logrado recuperarnos de la pérdida, y como padre y en mi situación, pienso que la muerte de un hijo jamás se supera, antes el vacío crece más y más.Cristian Albarracín, 21 años. Amigo y compañero de entreno: José, un gran amigo, un muchacho de admirar, porque desde pequeño se enfocó en su gusto hacia el BMX. Nuestra amistad comenzó desde los 6 años: nos conocimos en un campeonato, recuerdo tanto cuando me decía que iba a ser grande y que ganaría muchos premios, pues ese día él fue el campeón del torneo. Nuestra amistad fue creciendo, mis papás lo querían mucho, decían que era un ejemplo claro de fe y de perseverancia. Desde pequeño su sueño era darles alegría a sus padres; provenía de una familia humilde, y decía que tenía que ayudar a sus papás porque les tocaba muy duro con sus trabajos. Cuando comenzó a ganar campeonatos, comenzó a ayudarles, como decía. Con 20 años logró tantas cosas, que fue muy triste la manera como lo asesinaron.  A todos nos dolió su partida, pues era un ser increíble, tenía sus defectos, pero era muy juicioso y honrado. Nosotros tratamos de acompañar siempre a la familia en su dolor, aunque no creo que un dolor como esos sea tan fácil de sanar. Ahora tenemos en el cielo un ángel, un rey del BMX, como lo conocíamos.

Lo más leído

Centroamérica vista por el Vaticano

Cuando por primera vez en 1983 un papa visitó América Central encontró gran parte de ese subcontinente...

“Patio Sonoro” la estrategia radial que dará continuidad en la educación de los niños y niñas de San Onofre

En San Onofre, Sucre, existe un pequeño corregimiento ubicado al lado del Mar caribe, tal vez uno de los territorios más inexplorados de Colombia, pero con una riqueza cultural digna de sus ancestros.

Noticias recientes

¿Conozca el impacto de los bioaerosoles?

Los bioaresoles hacen parte de nuestra vida cotidiana, sin embargo durante la pandemia hay recomendaciones que pueden evitar una cadena de contagios inminente.

La lucha latente por prevenir los feminicidios

El primer paso es ser consciente, el segundo es denunciar.

Educación Al Aire

En el municipio de Hato Corozal en el departamento de Casanare, la emisora comunitaria Capibara Stereo evidenció una de las problemáticas más comunes en los municipios y veredas de Colombia, que, durante esta cuarentena, se hizo más evidente, como es el acceso a la educación.

Telemedicina: La nueva modalidad para ser atendido en casa

Durante la pandemia se consolidó esta modalidad que requiere de dispositivos específicos para acceder a ella.