Imagen tomada de https://visadeinversionistacolombia.com/

Por: Erika Natalia Hueso Melo

María Cristina Galvis Bulla fue líder comunitaria del barrio San José Spring. Es una mujer de 63 años que goza del carisma de una jovencita, y que se caracteriza por el enorme respeto con el que se dirige a los demás, y por su constante lucha en favor del cambio social.

Erika Hueso (EH): Háblenos un poco sobre el barrio San José Spring.

María Galvis (MG): Bueno, yo nací en Tenjo Cundinamarca, pero desde mis 7 años vivo aquí en Bogotá, cuando llegué al barrio san José Spring había puros potreros con ganado; el barrio estaba dividido por manzanas y las calles estaban cubiertas de hierbas, teníamos todos los servicios públicos, pero no había alcantarillado, entonces surgió la necesidad de construir pozos sépticos para poder solucionar el problema y como tal la comunidad siempre ha sido muy unida y servicial.

EH: ¿En qué momento de su vida toma la decisión de convertirse en líder comunitaria y qué la motivó?

MG: Desde que llegué al barrio quería empezar hacer cosas, pero la decisión la tomé cuando vi que empezaron a construir casas; ya no había tanta zona verde, estaban quitando parques para construir apartamentos y demás. En ese momento dije: hay que hacer algo por el barrio y  es ahí cuando empiezo a meterme con la junta de acción comunal, en esa época estaba Juan Manuel Henao que era el presidente de la junta, y con el equipo de trabajo hicimos cosas excelentes por el barrio y la comunidad.

EH: El barrio san José Spring es un barrio de estratos 3 y 4 ¿por qué es necesario un líder allí?

MG: Tanto los líderes comunitarios como los líderes sociales, las juntas de acción comunal y los equipos que las conforman son necesarios en estrato 1,2,3,4 y demás, la gente y los medios pensarán en: ¿qué problemas puede tener una comunidad de estrato 4 o 5? y si, si los hay, no quiero decir con esto que son más o menos importantes que los problemas de otras comunidades porque todos son diferentes, pero en algo si somos muy parecidos, y es que a todos nos gusta vivir bien y luchar por eso.

EH: ¿Como hizo para ganarse la confianza de la gente y el apoyo de varios medios y entidades?

MG: Cuando estaba metida en todo ese cuento, me di a conocer en todo lado, participé con la alcaldía en eventos, en charlas, capacitaciones y demás, como quien dice vulgarmente, estaba metida en todo lado. Las labores que hice siempre fueron transparentes, nunca me quedé callada y siempre con respeto manifestaba mis desacuerdos; así mismo no me daba pena ir para hablar con los gerentes de empresas grandes para solucionar inconvenientes viales o solicitar recursos para alguna actividad que se hiciera, en esa época lo que decíamos se cumplía y eso es algo que ahora poco se ve. 

EH: ¿En el tiempo que fue líder comunitaria qué cambios promovió para la comunidad que representó?

MG: me gusta escuchar la palabra cambio, porque eso somos los líderes: cambio, transformación, reconciliación. Se hicieron varias cosas representativas en ese momento, tanto para el barrio como para la gente, los niños, los adultos mayores, había calles en muy mal estado; entre la calle 134 A y la calle 134 B se hizo un hueco de padre y señor nuestro porque cerca de ahí había una empresa de tapetes y constantemente pasaban camiones con carga pesada, y eso hizo que la calle se fuera deteriorando; el hueco se estaba comiendo los andenes, llegaba casi a las casas y ese no era todo el problema: se empezó a llenar de basura, cuando llovía era terrible por la cantidad de basura que se posaba ahí; estábamos desesperados, no sabíamos qué hacer. Un día me levanté y dije ¡No más, esto me lo tapan hoy! Me fui para la alcaldía, hablé con Raimundo y todo el mundo allá, pasé quejas, papeles. A los dos días me timbró un vecino en la casa y me dijo que estaban preguntando por mí, que bajara. Pues resulta que estaba el canal Citytv en el hueco; ese día me tocó poner la cara, hablé, peleé y justifiqué, y a la semana los de movilidad vial empezaron a trabajar en el hueco y en otras calles que estaban en malas condiciones.

Nos pusimos en la tarea con la junta y la comunidad de recuperar la cancha pública de basquetbol, de micro futbol, las zonas verdes, así como hacer actividades en la temporada de vacaciones en los colegios; los niños siempre mantienen muy solos en esa época. Hicimos actividades para adultos mayores: aeróbicos, cursos de belleza, costura, herramientas, baile y siempre participaba gran población; implementamos las alarmas en todas las casas para evitar la delincuencia; se hicieron cursos directamente con la alcaldía para jóvenes que terminaban su bachillerato y que por alguna razón no podían continuar sus estudios; y trabajamos con la Policía Comunitaria, vinculando a niños, jóvenes y adultos. 

EH ¿Qué características debe tener una líder social o comunitaria teniendo en cuenta los problemas de una ciudad como Bogotá?

MG: Lo primero en mi concepto es tener buena comunicación, el ser comunicativa a uno le arregla muchas cosas, no solo para ser líder, sino para la vida. En una ciudad como Bogotá es indispensable el carácter, el respeto; nosotros nos enfrentamos diariamente a situaciones que a veces quieren acabar con nuestra paciencia, entonces la tolerancia es muy importante, sin embargo, el tema de ser imparcial es crucial y hay que darle un buen manejo.

EH: ¿Una líder social hasta qué punto se hace y hasta qué punto necesita formarse?

MG: Somos personas que necesitamos formarnos todo el tiempo. Un líder social se hace todos los días porque cada segundo está en un aprendizaje, entonces no hay punto, simplemente va con nosotros toda la vida.

EH: Y ¿Qué consejo o qué les puede decir a las personas que marchan para exigir sus derechos?

MG: Más que un consejo, es felicitar a aquellos líderes estudiantiles, sociales, comunales, a todas aquellas personas que se manifiestan de manera pacífica; nosotros como pueblo tenemos el poder y si no estamos conformes con algo es necesario manifestarlo, eso sí, de forma pacífica, con arte, cultura, con comunicación y educación.

Agradezco a las personas que marchan, porque vivimos en una constante lucha por recuperar aquello que hemos perdido, la voz y la democracia. Como dicen por ahí: aquel que no conoce su historia está condenado a repetirla, así que luchar es un deber de todos.

Ficha de búsqueda
Una lideresa social desde la Bogotá profunda
Nombre del artículo
Una lideresa social desde la Bogotá profunda
Descripción
María Cristina Galvis Bulla fue líder comunitaria del barrio San José Spring. Es una mujer de 63 años que goza del carisma de una jovencita, y que se caracteriza por el enorme respeto con el que se dirige a los demás, y por su constante lucha en favor del cambio social.
Autor
UNIMINUTO Radio
Datéate web
Publisher Logo