Un sueño que se vuelve una prolongada pesadilla de dolor, abandono y soledad. Imagen tomada de: radio texmex.fm

Una de las más impactantes realidades en el mundo es el tema de la migración. Las cifras son aterradoras considerando cada escenario que recibe a las personas que huyen por diversas razones, una de ellas, lograr una vida digna, tanto para ellos como para sus familias.

Cada día los medios noticioso nos cuentan el drama de los africanos, los que escapan del medio oriente,  en países en guerras interminables como la de Siria, que en la desesperación ponen sus vidas en manos de los comerciantes de sueños y se lanzan al mar Mediterráneo con la esperanza de poder llegar a tierra firme. Esto ha generado serios problemas en los países del continente que ven la migración como un medio para que las derechas asuman el poder.

El drama se multiplica en la frontera entre México y los USA, camino que recorren los migrantes de centro América huyendo del hambre, de las guerras de mafias y de malas administraciones que no ayudan a mejorar la calidad de vida de sus habitantes. Se levanta el muro y se busca su prolongación y entre “ires y venires”, los hijos de los migrantes son victimas de un sistema que solo se reconoce así mismo como única posibilidad y que debe ser defendido de los extranjeros que llegan a quitar su buen vivir. Curiosamente los USA son el producto de las migraciones y de la riqueza cultural que ésta encierra.

En nuestro suelo y en todo nuestro continente, los venezolanos expatriados por el hambre, la persecución y la pobreza llegan en masa esperando ser entendidos, consolados e integrados. Las noticias dan cuenta de su sufrimiento, persecución y en muchos casos experimentar la indiferencia de sus hermanos continentales.

En “El último café”, una colombiana que lleva treinta años de vida en los USA, detrás del sueño americano, nos relata como comienza a despertar y se da cuenta que es una pesadilla,  para incontables personas que han apostado su vida por algo que solo existe en la propaganda ideológica que veladamente se vende en los medios.  Conduce Carlos Cantor.

Deja tu comentario