Foto: Publimetro Colombia

Según el más reciente informe de la organización internacional Save the Children, Colombia no ha logrado dar el paso en la implementación de nuevas políticas que brinden protección a su niñez. Si bien se reconocen algunos cambios, en el país se siguen presentando casos de feminicidios que en muchas ocasiones compromete a menores de edad.

En el año 2017, se registraron 715 casos de muertes violentas en contra de niños, y aunque en el año 2018 se produjo un leve descenso con un total de 615 casos; Colombia mantiene el deshonroso puesto 118 de 176 países en los que se ha evidenciado alta peligrosidad para el libre desarrollo de la infancia.

Hace apenas unos días, el país escuchó por primera vez las versiones de los hermanos Catalina y Francisco, quienes son investigados por el presunto encubrimiento del asesinato de Yuliana Samboní, a manos de su hermano Rafael Uribe Noguera.

El asesinato de la pequeña, despertó la indignación de todo un país que se horrorizó ante el macabro hecho cometido por el arquitecto Uribe, quien además pertenece a una poderosa familia capitalina.

Aunque Uribe fue encarcelado y condenado a 58 años de prisión en una cárcel en Valledupar, los asesinatos en contra de los más vulnerables no han parado. En días anteriores, en el departamento del Cauca se registró el asesinato de dos menores y un caso más en la ciudad de Barranquilla.

Según las investigaciones adelantadas por las autoridades competentes, todo parece indicar que en muchas ocasiones los hogares suelen convertirse en los principales sitios de violencia en contra de menores. En el caso de María José Ortega, la niña habría sido asesinada por su tío en la capital del Atlántico, tras una deuda que habrían adquirido sus padres con el perpetrador del hecho, por valor de 120 mil pesos.

No obstante, las mismas autoridades dieron a conocer que al parecer el mismo tío habría pagado cerca de 500 mil pesos a su sobrino de 16 años, para que llevara a cabo el asesinato de su prima.

En Santander de Quilichao (Cauca), las autoridades lograron capturar a un principal sospechoso del asesinato de Emely Rivera, quien un día después de su desaparición fue encontrada muerta dentro de un costal, el cuerpo fue desmembrado y encontrado cerca de la humilde vivienda donde vivía.

Según algunos testigos del caso, Emily fue vista por última vez con el capturado, pero se deben esperar los resultados de las pruebas biológicas que se le practicaron a los restos del cuerpo de la menor afrodescendiente.

La mayoría de los asesinatos han sido cometidos en contra de niñas, así mismo se ha observado que, además de las horribles técnicas utilizadas durante los hechos, son víctimas de todo tipo de vejámenes sexuales.

Los pueblos indígenas del país no han escapado ante la cruenta realidad. El caso de asesinato registrado en el municipio de Silvia (Cauca), pone de manifiesto la vulnerabilidad por la que atraviesan sus integrantes.

El pasado 13 de mayo, Yuliana Chirimuscay, engrosó el penoso registro de menores asesinados en el país. En este caso, la niña de 15 años fue encontrada por algunos miembros de la propia comunidad, su cuerpo yacía desnudo a orillas del río Piendamó, así mismo se conoció de una posible violación  hacia la niña.

Dado que los pueblos indígenas gozan de reconocimiento, en muchas ocasiones son los encargados de impartir su propia justicia. En algunos casos, las violaciones cometidas en contra de menores pasan desapercibidas, en otros, unos cuantos azotes son suficientes para solucionar la falta cometida por cualquier persona en contra de la niñez.

Ficha de búsqueda
Colombia, uno de los peores países para la niñez
Nombre del artículo
Colombia, uno de los peores países para la niñez
Descripción
Hace apenas unos días el país se volvió a conmocionar tras los recientes asesinatos que se presentaron en contra de menores de edad, quienes ante su grado de indefensión suelen convertirse en las principales víctimas.
Autor
UNIMINUTO Radio
UNIMINUTO Radio
Publisher Logo