Escucha nuestras emisoras: 🔊 AUDIO EN VIVO |

Escucha nuestras emisoras: 🔊 BOGOTÁ 1430 AM | 🔊 TOLIMA 870 AM | 🔊 SOACHA | 🔊 NEIVA |

Colombianos, entre la pandemia y la basura. ¿Cuál será peor?

Según un estudio de Greenpeace, en 2018, Colombia produjo más de 12 millones de toneladas de residuos sólidos, y consumió más de un millón de toneladas de plásticos. Eso significa que en promedio cada colombiano desecha 24 kilos de plástico anualmente, de los que solo se recicla el 14%.

Por: Santiago López Ortega.

En Colombia, la cuarentena inició el 25 de marzo de 2020, pero semanas antes ya se agotaban los tapabocas quirúrgicos y los guantes de látex, estériles y no estériles. Carolina Daza, dueña de una tienda de venta de insumos de protección y de aseo, cuenta que una semana antes de que iniciara la cuarentena, las personas pedían entre 3 y 5 cajas de tapabocas y guantes; cada vez le tocaba pedir más de estos productos porque no daban abasto.

- Patrocinado -


Los supermercados y establecimientos de alimentos tuvieron que trabajar mayoritariamente mediante domicilios, para contener las pérdidas económicas. Al tiempo, restaurantes, panaderías y tiendas de postres aumentaron la compra de productos de Icopor. Orlando López es dueño de una panadería y Roberto Rodríguez, dueño de un restaurante en el Municipio de Cota, empezaron a usar en mayor medida empaques y utensilios de un solo uso. López duplicó la compra de cajas de Icopor tipos C1 y C2 durante la cuarentena, mientras que Rodríguez triplicó la compra de estos productos, apenas en el primer mes.

Colombia produjo más de 12 millones de toneladas de residuos sólidos, y consumió más de un millón de toneladas de plásticos. Eso significa que en promedio cada colombiano desecha 24 kilos de plástico anualmente, de los que solo se recicla el 14%. Aunque todavía no hay cifras exactas del aumento del consumo de plásticos del presente año, Acoplástico, asociación encargada de representar las empresas productoras de plásticos, caucho, pinturas y tintas, recubrimientos, fibras, reportó un incremento de más de 50 veces en el uso de tapabocas y guantes. Uno de los problemas del uso de estos productos es que no son desechados correctamente, porque las personas no saben el proceso para botarlos.

Datéate habló con Oscar Salazar, coordinador general del Movimiento ambientalista colombiano, que tiene como objetivo primordial la formulación y adopción de planes, programas y proyectos para la defensa del ambiente.

“Respecto a la producción de plástico, yo creería que todavía falta bastante trabajo en esa área. Se ha intentado el trámite de varios proyectos de ley para evitar la fabricación de plásticos de un solo uso, pero por razones políticas y económicas no ha sido posible hacerlo, y tampoco ha sido posible hacer efectivas ninguna de las iniciativas para evitar la producción de plásticos de un solo uso. Respecto al manejo o a la disposición de plásticos, también falta bastante, sobre todo en el componente educativo”.

En Colombia, desde 2018, de la mano de Juan Carlos Losada, representante a la Cámara, se intenta eliminar los plásticos de un solo uso. Losada propuso un proyecto de ley que pasó a primer debate en la Comisión Quinta de la Cámara de Representantes, que obtuvo una votación unánime de 17 votos a favor y 0 en contra. Este año el proyecto de congresista se hundió ante la plenaria, con el argumento que era necesario darle una revisión más exhaustiva durante la cuarentena, porque su implementación podría impactar negativamente la economía del país. Algunas regiones levantaron la prohibición de plásticos de un solo uso durante la pandemia, como California en los Estados Unidos.

“Uno de los mayores problemas que tenemos en Colombia, es la falta de educación, consistente en llegarle a la persona de a pie para explicarle y educarla, sobre cómo se deben disponer estos materiales, qué productos de esta clase pueden ser dañinos, cuáles pueden sustituir los plásticos actuales, o cuáles son menos dañinos para el medio ambiente”.

Según el Departamento Nacional de Planeación (DNP), en 4 años 321 rellenos sanitarios del país cumplirán su vida útil, y de no cambiar la forma de reciclar o eliminar las basuras, estos rellenos podrían colapsar. Otro problema son los tapabocas y guantes, productos que la mayoría de colombianos usan cada día y que no son desechados debidamente, residuos producidos especialmente en centros de salud, lugares que tienen control y protocolos para deshacerse de estos productos, alejándolos de residuos ordinarios de basura, porque las personas que ahora los usan en su cotidianidad, los desechan como si fuera basura ordinaria.

En el peor y más común de los casos, estos residuos llegan al mar para aumentar la cantidad de micro plásticos en océanos, ríos y fuentes de agua natural. Un estudio realizado por una universidad de Panamá en 2019, muestra que en las costas del Caribe y del Pacífico de Colombia, se encuentran en el agua un promedio de 8000 micro plásticos por litro de agua y 1.000 micro plásticos por metro cuadrado de playa, con el agregado que algas y musgo se adhieren a los tapabocas, y muchos animales marinos mueren por consumirlos. Colombia está catalogada como uno de los países que más recicla, pero esa labor es gracias a los recicladores, porque lo que se recicla en la fuente o en los hogares es muy poco.

Aunque las noticias ambientales no sean del todo positivas en cuestión de manejo de residuos plásticos, Colombia es uno de los países que más recicla en Latinoamérica. Aunque solo se recicla un 14% de los residuos sólidos, que parece un pequeño número, comparado con otros países, Colombia continúa el apoyo a recicladores. En Bogotá hay más de 17.296 recicladores y 118 empresas que prestan este servicio, labor que ayuda a mitigar el consumo masivo durante la cuarentena, porque es un oficio que no paró durante esta.

El proceso para eliminar los residuos sólidos del medioambiente es largo, cuando la mayoría de los proyectos tienen un margen de 10 a 20 años para mostrar resultados, como en el caso de Ocean Cleanup, proyecto que esperaba eliminar el 50% de la Isla de basura en el Pacifico para 2023 y el 90% en 2040, cuya extensión supera el tamaño del Estado de Texas con 1.6 millones de kilómetros cuadrados. El proyecto de esta organización ha tenido altibajos y se cree que no logrará su objetivo en los tiempos acordados. Sin embargo, este proyecto ha logrado extraer un promedio de 50.000 kilogramos de basura al día.

Países como Holanda y Suecia han dejado el uso de plásticos de un solo uso, y además han reutilizado el 99% de sus residuos para crear electricidad. Chile es el primer país en Latinoamérica en dejar el uso de bolsas plásticas.

En Colombia se espera que a finales de 2021 se eliminen del comercio pitillos y mezcladores, para continuar con bolsas y cubiertos plásticos.

Si usted tiene algo qué decir o agregar a este artículo, escriba un correo electrónico a: radio@uniminuto.edu

Lo más leído

Noticias recientes