Escucha nuestras emisoras: 🔊 AUDIO EN VIVO |

Escucha nuestras emisoras: 🔊 BOGOTÁ 1430 AM | 🔊 TOLIMA 870 AM | 🔊 SOACHA | 🔊 NEIVA |

Dejar de comer carnes rojas en cuaresma está “Out”

¿Realmente sirve el cambio de alimentación si no hay coherencia con el actuar? Este artículo presenta una mirada fresca y renovada sobre esa práctica.

Por: Sonia Torres

Si es de los que acostumbra en Semana Santa subir a Monserrate con frijoles en los zapatos como forma de penitencia, o deja de consumir alimentos para adelgazar, pero aprovecha para convertirlo en ayuno, o guarda la palma y el ramo de olivo como amuleto para que le vaya bien durante el resto del año, o no come carnes rojas para dejar el espacio y saciar su gula con pescado, sus modos de vivir y sentir el arrepentimiento, alejarse del pecado y volverse a Dios, están mandados a recoger.

- Patrocinado -


Las familias colombianas acostumbran a realizar ciertos rituales en Semana Santa, uno de los más conocidos es el no consumo de carne de vacuno, es decir, carnes rojas, como reemplazo consumen pescado o cerdo, pero ¿realmente sirve el cambió de alimentación si no hay coherencia con el actuar, si sigue ofendiendo al prójimo, se ofende a sí mismo y ofende a Dios?

Para recordar…

En Semana Santa se recuerda y conmemora los últimos días de Jesús como la reafirmación del sacrificio del hijo de Dios en la tierra, que murió para perdonar los pecados de los creyentes. La cuaresma inicia con el Miércoles de Ceniza para dar paso a la Semana Mayor que empieza el Domingo de Ramos. La eucaristía se realiza el Jueves Santo, en el Viernes Santo se recuerda la Crucifixión de Jesús para finalizar la semana con la Resurrección durante la noche del Sábado Santo y la madrugada del Domingo.

Como se puede evidenciar, es un periodo de diligencia litúrgica intensa porque se hace ayuno, penitencias y procesiones como símbolo de sacrificios para redimir los pecados, pero que se hagan todas las actividades sin la intención de arrepentimiento y cambio, no sirve de nada. No es la renuncia por la renuncia o cumplir por cumplir, es lograr la reflexión a través de la oración y mantenerse en la fe de las creencias católicas.

Entonces, ¿qué es el ayuno?

Ayunar no significa necesariamente dejar de comer. La página oficial del Vaticano publicó que el Santo Padre habló en su homilía de la misa matutina sobre la verdadera intención del ayuno. Al respecto dijo: “Si no puedes hacer un ayuno total, ese que te hace sentir el hambre hasta en los huesos, haz un ayuno humilde, pero verdadero” haciendo referencia al arrepentimiento, pensar en los propios pecados y pedir perdón al Señor. 

Otra meditación que hace el papa Francisco es el ayuno sin algarabío, es decir, con la intención real de la penitencia sin pensar en los comentarios para subir el ego: “Ya no ayunen como hacen hoy, de manera que se escuche fuerte su ruido, es decir, nosotros ayunamos, somos católicos, practicamos; yo pertenezco a esta asociación, nosotros ayunamos siempre, hacemos penitencia. Pero ayunen con coherencia o hagan la penitencia incoherentemente como dice el Señor, con rumor, para que todos la vean y digan: ‘Pero qué persona justa, qué hombre justo, qué mujer justa…’. Esto es un truco; es trucar la virtud”.

La reflexión final sobre el tema que deja Francisco es: “Mi ayuno ¿llega a ayudar a los demás? Si no llega, es ficticio, es incoherente y te lleva por el camino de una doble vida. Hago de cuenta que soy cristiano, justo… como los fariseos, como los saduceos. Pero por dentro, no lo soy. Pedir humildemente la gracia de la coherencia. La coherencia. Si yo no puedo hacer una cosa, no la hago. Pero no hacerla incoherentemente. Hacer sólo lo que yo puedo hacer, pero con coherencia cristiana. Que el Señor nos dé esta gracia”.

Algunas formas de ayuno que el Santo Padre recomienda:

• Ayuna de palabras hirientes y transmite palabras bondadosas

• Ayuna de descontentos y llénate de gratitud

• Ayuna de enojos y llénate de mansedumbre y de paciencia

• Ayuna de pesimismo y llénate de esperanza y optimismo

• Ayuna de preocupaciones y llénate de confianza en Dios

• Ayuna de quejarte y llénate de las cosas sencillas de la vida

• Ayuna de presiones y llénate de oración

• Ayuna de tristezas y amargura y llénate de alegría el corazón

• Ayuna de egoísmo y llénate de compasión por los demás

• Ayuna de falta de perdón y llénate de actitudes de reconciliación

• Ayuna de palabras y llénate de silencio y de escuchar a los otros

Si a pesar de conocer el verdadero significado del ayuno sigue con la intención de no comer carnes rojas, o de realizar otro tipo de penitencias, aquí está lo que tiene estipulado la iglesia al respecto:

Canon 1251: Todos los viernes, a no ser que coincidan con una solemnidad, debe guardarse la abstinencia de carne o de otro alimento que haya determinado la Conferencia Episcopal; ayuno y abstinencia se guardarán el Miércoles de Ceniza y el Viernes Santo.

Por su parte, Eternal Word Televisión Network (EWTN) explica lo que es abstinencia y ayuno:

Abstinencia:

La ley de abstinencia exige a un católico desde los 14 años de edad y hasta su muerte, abstenerse de comer carne los viernes en honor a la Pasión de Jesús. La carne es considerada carne y órganos de mamíferos y aves de corral. También se encuentran prohibidas las sopas y cremas de ellos. Peces de mar y de agua dulce, anfibios, reptiles y mariscos son permitidos, así como productos derivados de animales como margarina y gelatina sin sabor a carne.

Ayuno:

La ley de ayuno requiere que el católico desde los 18 hasta los 59 años reduzca la cantidad de comida usual. La Iglesia define esto como una comida normal más dos comidas pequeñas que sumadas no sobrepasen la comida principal en cantidad. Este ayuno es obligatorio el Miércoles de Ceniza y el Viernes Santo. El ayuno se rompe si se come entre comidas o se toma algún líquido que es considerado comida (batidos, pero no leche). Las bebidas alcohólicas no rompen el ayuno; pero parecieran contrarias al espíritu de hacer penitencia.

Independientemente de hacer o no la penitencia que se realiza dentro del catolicismo popular, puede optar por abstenerse de cosas personales y que le gusten mucho, por ejemplo, dejar de fumar, de comer dulces, de beber, etc, la intención siempre debe ser la transformación espiritual que acerca el hombre a Dios. En otras palabras: Cambio verdadero.

La renuncia de algún placer material beneficia al ser humano para alcanzar el equilibrio necesario, además de lograr el desprendimiento de lo que se define como “actitud consumista” en un mundo acostumbrado a valorar al hombre por sus bienes materiales y no espirituales u obtener riquezas tangibles como forma de satisfacer los sentidos y las emociones. 

Lo más leído

La lucha por el agua: un problema en México y Colombia

Agricultores de Chihuahua, México continúan en la lucha por el agua, afirman que no están dispuestos a cederle a USA el líquido que necesitan para sus cultivos.

Salud mental y bienestar, nuestra calidad de vida

La salud mental es parte fundamental e integral de una buena salud. Durante el aislamiento social, a causa de la pandemia, ha aumentado la importancia que debe darse a trastornos como depresión, ansiedad, estrés o problemas de sueño.

Carta ‘Samaritanus Bonus’ sobre el cuidado de las personas en las fases críticas y terminales de la vida

“Incurable no es nunca sinónimo de ‘in-cuidable’”: quien sufre una enfermedad en fase terminal, así como quien...

Noticias recientes

El Colibrí: Serie radial “En Marcha, movimientos estudiantiles”, próximamente…

La reforma universitaria de 1918 llevada a cabo en Argentina, marcó un antes y un después en la lucha estudiantil en el...

Gobernadora de Dakota del Sur se graba matando a un ave como ejemplo de distanciamiento social

"Menos COVID, más caza" fue la frase con la definió sus acciones.

Convocatoria que premia artistas locales cerró con éxito

La Alcaldía de Ibagué finalizó las inscripciones al concurso que busca premiar la identidad cultural de la ciudad. En total 287 artistas se postularon

Seguirá abierta convocatoria del Consejo del Adulto Mayor en Ibagué

Esta convocatoria se amplía con el fin de que quienes no hayan podido presentar sus propuestas de participación, lo puedan hacer hasta el día 30 de septiembre de 2020.