Escucha nuestras emisoras: 🔊 AUDIO EN VIVO |

Escucha nuestras emisoras: 🔊 BOGOTÁ 1430 AM | 🔊 CUNDINAMARCA 1580 AM | 🔊 TOLIMA 870 AM | 🔊 SOACHA | 🔊 NEIVA |

“Lo que sucedió con el Belalcázar de Popayán es una forma de reivindicarse como comunidad y quitarse esa opresión histórica”

Así lo dice un historiador consultado por UNIMINUTO Radio quien agrega, además, que esto es el resultado de varios siglos de invisibilización de los pueblos ancestros de América.

Luego de que un grupo de indígenas derrumbara en Popayán la estatua de Sebastián de Belalcázar en señal de protesta, se abrió un debate respecto a esos otros personajes que, en su momento, actuaron en contra del pueblo y con el tiempo variaron a eminencias o prohombres destacados del marcho histórico nacional.

David Felipe Nieves, historiador graduado de la Universidad del Rosario, en conversación con UNIMINUTO Radio, entregó su análisis del hecho que se dio en la capital del Cauca, así como una explicación a las razones que motivaron terminaran magnificadas algunas personas que cometieron hechos atroces.

- Patrocinado -


“Para el caso de nosotros llegó un Sebastián de Belalcázar, un Gonzalo Jiménez de Quesada y un Alonso de Ojeda. Esos personajes qué hicieron: desde la costa atlántica, exploraron el territorio, luego lo conquistaron, más tarde entraron en guerra con comunidades indígenas que destruyeron para fundar ciudades”, comenta el historiador.

Para la época en que se hizo una de las constituciones, se presentó un retorno al legado español, y se instó a “recordar el legado ibérico como una cosa gloriosa, como ellos nos trajeron la civilización, invisibilizaron todo el legado indígena“, eso llevó a la creación estatuas de figuras “históricas”.

Nieves mencionó también a Rafael Núñez y Miguel Antonio Caro como personajes tras los cuales se “reconstruyó la historia del país por medio del legado español y no del legado indígena”, teniendo en cuenta los procesos históricos de la época en los que se creía que “Europa era la civilización”, y eso llevó al pensamiento de que “seríamos civilizados”, con una clara invisibilización ideológica, estructural y de necesidades de los ancestros.

En cuanto a la situación con la estatua de Belalcázar, el historiador expuso que es una cuestión de “reivindicarse como comunidad y quitarse esa opresión histórica que han tenido durante siglos”.

Si usted tiene algo qué decir o agregar a este artículo, escriba un correo electrónico a: radio@uniminuto.edu

Lo más leído

Noticias recientes