Escucha nuestras emisoras: 🔊 AUDIO EN VIVO |

Escucha nuestras emisoras: 🔊 BOGOTÁ 1430 AM | 🔊 CUNDINAMARCA 1580 AM | 🔊 TOLIMA 870 AM | 🔊 SOACHA | 🔊 NEIVA |

Los humedales se conservan, no se construyen

“Yo diría que los humedales no solo son espacios ricos naturalmente, sino que también son ricos en temas culturales porque la mayoría están atravesados por la historia de la humanidad” Jennifer Cruz, magister en territorio, conflicto y cultura.

Por: María Fernanda Castillo

Los humedales son ecosistemas híbridos, es decir, que tiene partes planas de tierra y otras de agua, en su interior albergan cientos de especies de flora y fauna, además, son ecosistemas de agua dulce que actúan como esponjas para absorber el agua y purificarla.

- Patrocinado -


La purificación del líquido vital es posible gracias a las plantas de los humedales: “Tienen plantas características que permiten limpiar el agua y actúan como un filtro natural. En Bogotá se ven humedales dónde entra el agua completamente contaminada y cuando pasa el filtro que hacen las plantas del humedal, ya se ve el agua salir purificada”, afirma Jennifer Cruz, magister en territorio, conflicto y cultura.

Infografía tomada de Internet

En este sentido, los humedales recobran una gran importancia para la preservación de la vida en general. Gracias a estos espacios naturales, el hombre puede disfrutar de múltiples beneficios ambientales, sirven como ecosistemas donde aves migratorias se reproducen, es decir, que son escenarios de vida, son espacios culturales e históricos.

Sin embrago, hoy día no se le está dando la importancia suficiente a los humedales, en Bogotá se han perdido hectáreas de humedales, esto en consecuencia a la masiva construcción de obras públicas, centros de entretenimiento y construcción de proyectos residenciales sobre los humedales de la capital. Actividades que no se frenan pese a los daños ambientales causados en estos espacios naturales.

“Actualmente, algunos humedales están siendo intervenidos, no se le está dando la importancia desde las élites porque los espacios naturales no necesariamente es algo que se privilegie en los intereses que el sistema capitalista tiene, que son necesariamente acumular dinero, desconociendo un principio muy inteligente como preservar el aire para poder respirar y que hay que preservar agua para poder vivir”, relata Jennifer Cruz.

Por otro lado, el gran desconocimiento de la ciudadanía sobre: ¿qué es un humedal?, ¿para qué sirve? y la importancia de cuidarlo hace parte de esa motivación para intervenir los humedales con construcciones.

En la medida que tu no sepas qué es un humedal, por qué debe estar ahí y qué servicios nos presta, van a existir personas que prefieran la construcción de una avenida, un centro comercial o una cancha, encima de los humedales


Explica Emanuel Escobar, director de la fundación Humedales Bogotá

También existen otras situaciones sociales que pueden pasar desapercibidas ante la comunidad, pero son acciones que afectan profundamente los ecosistemas de los humedales, como la introducción de animales en abandono, habitantes de calle, consumo de alucinógenos y hasta usar estos espacios como basureros.

Hoy en día son escenarios de basura, con tan poquita agua que hay en el mundo y resulta que las fuentes de agua dulce son utilizadas para guardar la basura y ser recolectores de mierda

Concluye Jennifer Cruz

Pero no todo es malo, en Bogotá existen colectivos que se han unido para promover el reconocimiento de los 15 humedales con los que cuenta la ciudad, dar a conocer su importancia a los ciudadanos y luchar en contra de las construcciones y rellenos que afectan la preservación de estos espacios naturales de los que goza la capital colombiana.

Humedal La Conejera

Colectivos que han logrado la rehabilitación de humedales como el de La Conejera, ubicado en la localidad de Suba, en él habitan más de 90 especies de aves, tiene como particularidad que en este humedal se han registrado 10 especies de mamíferos (un humedal en promedio puede contar entre 3 y 5 especies de mamíferos registrados), cuenta con alta biodiversidad de flora, sin embargo, tiene una especie endémica “La margarita de pantano”, especie de planta que se había declarado extinta a nivel mundial desde 1996, pero fue re-encontada en el Humedal La Conejera, y actualmente habita únicamente allí de manera silvestre.

Fotografía tomada de Internet

¿Por qué es tan importante el humedal La Conejera?

Según Emanuel Escobar,  en cuanto a la parte social, de resistencia y de defensa a los humedales, La Conejera fue un sitio muy estratégico en el inicio del movimiento en defensa de los humedales, allí se gestó la Red de humedales de la sabana de Bogotá, que fue un grupo de personas que a principios de los años 90 se dio a la tarea de defender humedales en la ciudad: allá se reunían y se capacitaban”

Adicionalmente, se considera que La Conejera es uno de los humedales pioneros en recuperación, pues a principios de los años 90 el humedal había perdido gran parte de su espacio, a causa de la construcción de proyectos de vivienda encima y aún seguían llegando más constructoras con volquetas cargadas de escombros para lograr secarlo y luego iniciar las obras.

Ahí es cuando nace la fundación Humedal la Conejera (hoy es la Fundación Humedales Bogotá), cuando algunas personas y vecinos del lugar, deciden enfrentarse a las constructoras, pararse en frente de las volquetas y frenar esos intentos de rellenos. Esto permitió que los colectivos evidenciaran que los humedales se pueden rehabilitar y se convirtió en un ejemplo para otros humedales de la ciudad y otras partes de Colombia

Cuenta Escobar

Estas acciones llevaron a que el Humedal La Conejera fuera atribuido como uno de los 12 mejores lugares en el mundo para el avistamiento de aves, categoría otorgada por RAMSAR. Además, en Bogotá 12 humedales recibieron el certificado de importancia sobre otros humedales o también llamados sitios categoría RAMSAR, donde La Conejera es uno de los humedales nombrados.

La fundación Humedales Bogotá, cuenta con diferentes programas de educación donde realizan recorridos, caminatas ecológicas, cursos y talleres, utilizando los humedales como aulas vivas para enseñar todo el tema de conservación de humedales.

“Durante estos últimos diez años hemos hecho cientos de recorridos con colegios, universidades, empresas, grupos de amigos, familia, no solo por La Conejera, sino por todos los humedales de Bogotá, donde básicamente la premisa es hacer educación sobre lo que tenemos en Bogotá y la importancia de conservar”, afirma el Director de la fundación Humedales Bogotá.

Estas actividades son abiertas y cualquier persona puede acceder a través de la página web de la fundación https://humedalesbogota.com/salidas-pedagogicas-para-colegios/ y programar su actividad, la fundación se encarga de todos los trámites ante la Secretaria de Ambiente ya que, por la emergencia sanitaria actual, los humedales tienen protocolos de ingreso.

Para caminatas sin acompañamiento guía se puede tramitar el acceso directamente con la Secretaria de Ambiente.

Si usted tiene algo qué decir o agregar a este artículo, escriba un correo electrónico a: radio@uniminuto.edu

Lo más leído

Noticias recientes