“Es justo que los países tengan el derecho de rechazar la contaminación del plástico que atraviesa sus fronteras. China en este sentido elevó las ambiciones de otro países” dijo la activista de GAIA, Sirine Rached.

Este acuerdo establece que los materiales tóxicos para el medio ambiente y las mezclas de residuos plásticos requerirán de un permiso anticipado de los países destinatarios antes de ser comercializado. Algunos materiales son exceptuados como las mezclas de polietileno (usado para la fabricación de envases, tuberías, recubrimiento de cables) y filamentos de polipropileno (utilizado para la industria de la construcción, el embalaje, industria textil, artículos de papelería, partes de plásticos y envases reutilizables de varios tipos y equipos de laboratorios) y plásticos PET (que se usa en envases plásticos y textiles)

“Es justo que los países tengan el derecho de rechazar la contaminación del plástico que atraviesa sus fronteras. China en este sentido elevó las ambiciones de otro países” dijo la activista de GAIA, Sirine Rached.

La decisión fue adoptada al término de una reunión de dos semanas para definir un control riguroso sobre productos peligrosos que entran a los países. El pacto fue respaldado por la ONU en Ginebra, Suiza. Países que producen una gran cantidad de material plástico y que son altamente contaminantes, como Estados Unidos y Brasil, no firmaron el acuerdo.

A pesar que Estados Unidos no firmó el acuerdo, el fallo se aplicará cuando intente comercializar sus desechos plásticos a cualquier país del mundo incluyendo China y Malasia, que a partir de las nuevas políticas ambientales y comerciales de estos países han evitado que se logre comercializar y por tanto frenar la cantidad de material plásticos en sus fronteras.

En el caso latinoamericano, no es la primera vez que Brasil, esta vez en cabeza de Jair Bolsonaro, rechaza medidas ambientales luego de ceder a Chile la organización de la versión número 25 de la Conferencia de las Partes (COP25) debido a que afirmó que “no podemos firmar un acuerdo en el que algunos objetivos son imposibles de alcanzar”.

En los últimos 65 años la producción anual de material tóxico aumento aumentó 200 veces a 381 millones de toneladas en 2015, que ha causado proporciones de epidemias y la destrucción de insectos, plantas, suelos y aguas a niveles antes nunca vistos. La medida se adoptó con el fin de frenar las 100 millones de toneladas que llegan anualmente a los océanos en el mundo, las cuales el 90% provienen de fuentes terrestres.

Ficha de búsqueda
Colombia se unió al acuerdo que restringe el comercio de residuos plásticos
Nombre del artículo
Colombia se unió al acuerdo que restringe el comercio de residuos plásticos
Descripción
“Es justo que los países tengan el derecho de rechazar la contaminación del plástico que atraviesa sus fronteras. China en este sentido elevó las ambiciones de otro países” dijo la activista de GAIA, Sirine Rached.
Autor
UNIMINUTO Radio
UNIMINUTO Radio
Publisher Logo