Foto: Revista Visible

El fenómeno de El Niño de 1997, produjo que se acentuara la crisis por las que ya venía atravesando Corelca. Para la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios, era más que evidente que en la compañía se venían presentando graves fallas de carácter administrativo, técnico y financiero, así como también la mala recaudación en cartera.

El Gobierno Nacional de aquel entonces,  a la cabeza del presidente Ernesto Samper, decidió intervenir a Corelca y abrir licitación pública para que las empresas interesadas en participar en la reestructuración de una nueva compañía de suministro de energía para la región se presentaran y así dar solución a la moribunda Corelca.

IR AL ESPECIAL

Podcast del Bicentenario

Un recorrido radial para la gesta libertadora.

Algunas de las empresas que decidieron participar de dicha licitación fueron: Gendelca, Electrocosta, y Electrificadora del Caribe, lo que hoy se conoce como Electricaribe. Esta última logró adquirir algunos activos y parte del personal de empresas distribuidoras de energía en departamentos como Atlántico, Cesar, La Guajira, y Magdalena.

Pasado un tiempo, las dos principales empresas de energía de la Costa Caribe colombiana, Electrocosta y Electricaribe, decidieron asumir la totalidad de los pasivos de Corelca. Electrocosta, adquirió pasivos por un valor de algo más de 600 mil millones de pesos, mientras que Electricaribe, se hizo a algunos activos por valor de 418 mil millones de pesos.

Para el mes de agosto de 1998, las dos empresas decidieron fusionarse, quedándose Electricaribe con la mayoría de activos, es decir con un 58,8%. Esta fusión de capitales lo que buscaba era lograr solucionar algunos factores que estaban afectando la rentabilidad de dichas compañías, puesto que si competían entre ellas las ganancias para ambas serían menores, lo que dió paso a que Electricaribe, quien pertenece a otra empresa multinacional, Unión Fenosa de España, hoy tiene el monopolio de la energía eléctrica en el Caribe colombiano.

Ya han pasado más de 20 años, y parece que el fantasma de los apagones para esta región del país, están más vivos que nunca. Por estos días , desde el Congreso de la República, uno de los temas en la agenda de discusiones son los continuos apagones por los que desde hace tiempo vienen atravesando los costeños.

Según Electricaribe, el robo de energía por algunas empresas de la región, sumado al no pago del servicio de energía por algunos de sus clientes, ha ocasionado pérdidas a la compañía por valor de 285 mil millones de pesos, de igual manera han afirmado que esta es una práctica histórica en esta región, lo que ha dificultado el cumplimiemto del servicio eléctrico.

El Senador del Partido Liberal, Mauricio Gómez Amín, quien es oriundo de la ciudad de Barranquilla, ha hecho saber su inconformismo sobre el posible aumento en las tarifas de energía para lograr mitigar la crisis financiera por las que atraviesa Electricaribe.

Según Gómez, el alza en la tarifa de los servicios de energía sería inicialmente para los estratos 4, 5, y 6, motivo por el cual ha hecho un llamado a la bancada que representa el Caribe en el Congreso para evitar dichos aumentos del servicio de energía.

Actualmente Electricaribe, se encuentra intervenida por el Estado, por lo que se  espera que sea él mismo, quien ofrezca un plan de contingencia que logre salvar a la Costa Caribe del fantasma de los apagones, dado que hasta el momento no se ha logrado subsanar la crisis de la electrificadora.

Ficha de búsqueda
Costa Caribe colombiana, entre apagones y robo de energía
Nombre del artículo
Costa Caribe colombiana, entre apagones y robo de energía
Descripción
A mediados de 1998 el servicio de energía eléctrica en esta región del país lo proporcionaba la Corporación Eléctrica de la Costa Atlántica (Corelca). Esta empresa suministraba el servicio de energía a los departamentos de Atlántico, Bolívar, Sucre Cesar, Magdalena, La Guajira, San Andrés y Providencia.
Autor
UNIMINUTO Radio
UNIMINUTO Radio
Publisher Logo