Luisa Herrera, María Alejandra Robles, María Camila Guerrero y Fernando Alfonso. Foto: Helda Martínez

Un trabajo intenso, por cuanto el resultado por grupo debía compilarse en menos de dos minutos, desarrollándolo en grupos de cinco estudiantes.

Para lograrlo conformaron seis grupos. En total 30 jóvenes, realizadores de sus proyectos bajo la tutoría del profesor Gilberto Goyes, Director del Programa de Comunicación Visual (Covi); y, con participación de alumnos de Comunicación Social. Ambos programas de la Facultad de Ciencias de la Comunicación; pero además, los chicos y chicas participantes contaron de manera virtual, desde semanas atrás, con la guía adicional de profesores de la Universidad de Oriente.

Para compartir la historia al detalle, asistieron a Espacio de Opinión las estudiantes de Comunicación Visual, Luisa Herrera y María Alejandra Robles; y, de Comunicación Social y Periodismo, Fernando Alfonso.

Al final de este texto introductorio, se escucha el programa completo que describe los cortometrajes realizados por ellos, tras este abrebocas, que cuenta cómo el abuso sexual a una niña fue representado con una flor lesionada por un gusano.

El abuso laboral infantil, tema con afinidades entre México y Colombia, con tres personajes y una historia contada en 1´20”.

Y el abandono de una mascota en una caja que “cobra vida”: hecho que protagoniza un niño que decide recoger la caja con la mascota abandonada, mereciendo el aplauso de la madre por la compasión del hijo. Una experiencia académica que exaltan y resaltan los participantes.

Pero, como no todo puede ser producción académica -ni siquiera perfilándose como proyecto de grado- también preguntamos sobre la experiencia vital: la música, la nostalgia, el picante de la comida y un sorbo de tequila con mezcal, todo en once días.

Una suma de experiencias que abre perspectivas a futuro: algo así como ampliar el mundo para hacerlo propio. En fin: otro aprendizaje internacional para estudiantes de UNIMINUTO, a continuación: