Docente y estudiantes investigadoras del CT Garzón del Programa de Psicología de UNIMINUTO, junto con los niños y niñas en el desarrollo de talleres sobre Territorio, Memoria y Futuro de la comunidad de San José de Belén, en el Municipio de El Agrado-Huila. Foto Bernardo Ruiz

Por: Bernardo Augusto Ruiz Hernández. 5 de diciembre de 2019

Docente-Investigador UNIMINUTO CT Garzón PSID



La Corporación Universitaria Minuto de Dios, UNIMINUTO, específicamente desde los escenarios de participación en estrategias de investigación, promueve, desde la Vicerrectoría Regional Sur, y en especial en el Centro Tutorial Garzón, representado en su Programa de Psicología, espacios de construcción y reconstrucción de tejido social de niños, niñas y adolescentes pertenecientes a los municipios del Centro del Departamento del Huila.

Grupos de niños y niñas de la Comunidad de Nuevo Balseadero realizando actividades dirigidas de Psicodrama

“Como madre de familia considero que los talleres que ustedes hacen con nuestros hijos les ayuda a ubicarse después de lo del Quimbo, porque muchos de ellos todavía no asumen lo que pasó, y con estas actividades ayudan a que ellos salgan adelante”, comentó la presidenta de la Junta de Acción Comunal de la Comunidad de San José de Belén, Luz Neldy Bravo, sobre los talleres con los niños, niñas y adolescentes de su territorio. A la fecha se han desarrollado tres talleres, entre los que se destacan: Psicodrama y cartografías sociales- territorio, Mi Cuerpo es mi territorio, Derechos y Deberes para Niños, Niñas y Adolescentes.

Con el proyecto de Investigación Procesos de Relocalización Social en el Quimbo: una mirada a las polifonías narrativas de las Infancias, el grupo de trabajo conformado por docentes investigadores y estudiantes del Programa de Psicología vienen adelantando talleres con la comunidad impactada por la relocalización social que realizó EMGESA S.A a los municipios afectados por el embalse.

Mi cuerpo es mi territorio. Niño de la Comunidad de La Nueva Escalereta (Altamira), realizando la proyección de su cuerpo.

Los municipios de Altamira, El Agrado, Gigante y Garzón han sido clave para el desarrollo de la estrategia, que busca mediante el reconocimiento del territorio, la memoria y el futuro, generar espacios de empoderamiento en derechos y deberes, participación social y comunitaria en los niños, niñas, adolescentes y madres de familia. Un total de 60 familias han sido beneficiadas de estos talleres, propuestos como insumos y elementos de análisis y reconstrucción histórica, social y cultural en los territorios impactados por El Quimbo.

Grupo de niños y niñas del reasentamiento de Nueva Veracruz en el desarrollo del Taller sobre Cartografía del Cuerpo y el Territorio.

El desarrollo y posterior socialización de los talleres con las comunidades estuvieron amparados bajo la Política Pública de Primera Infancia, como también en los procesos misionales y visionales de UNIMINUTO, entre los que se destacan el Humanismo Cristiano, Espíritu de Servicio, Comunidad Participativa e Identidad Cultural, los cuales buscan generar en los niños, niñas y adolescentes espacios de reconstrucción de tejido social y promover el rescate de sus tradiciones y memoria social.