Escucha nuestras emisoras: 🔊 AUDIO EN VIVO |

Escucha nuestras emisoras: 🔊 BOGOTÁ 1430 AM | 🔊 TOLIMA 870 AM | 🔊 SOACHA | 🔊 NEIVA |

“Antes del coronavirus yo vendía 30 carros al mes, hoy no vendo ni uno”: el testimonio de un vendedor que, en otrora, era exitoso

El sector automotriz enfrenta los retos para mantenerse a flote. El COVID-19 puso a tambalear al sector que entrega el 6,2% del PIB colombiano.

La última vez que el sector automotriz enfrentó una crisis económica severa fue en el año 2008, cuando la principal casa matriz y ensambladora de carros de Estados Unidos, General Motors; se declaró en bancarrota debido al colapso de la burbuja inmobiliaria en el mundo. En esa situación, el presidente Barack Obama (recién posesionado), compró el 60% de la empresa con el fin de evitar que la compañía quebrara y despidiera a miles de empleados que laboraban en ese país y el mundo.

Ahora ese sector enfrenta a nueva crisis producida por la pandemia del COVID-19, debido a que gran parte de la población mundial prefiere sobrevivir y ahorrar dinero para comprar objetos de primera necesidad que garanticen su supervivencia. Según los últimos datos de la reconocida empresa mundial JATO Dynamics (la cual se dedica a realizar estadísticas sobre carros y motocicletas), en el mes de marzo la compra de automóviles de todo tipo descendió en un 39% a nivel mundial, siendo Europa el continente más afectado, esa cifra es también la más baja en 38 años para ese comercio.

- Patrocinado -


Los fabricantes mundiales más perjudicados por la crisis son el grupo Fiat Chrysler que tuvo una contracción del 87,7%; le sigue Nissan, con -84,5%; Honda, -83%; Jaguar-Land Rover, -82,4%; y el Grupo PSA, fabricante de Peugeot o Citroën, -81,2%.

Panorama nacional

Colombia no ha sido ajena a la crisis y varias marcas automotrices presentes en el país también han mostrado preocupación ante las medidas de aislamiento social y la baja compra de carros en estos dos últimos meses, según la Asociación Nacional de Movilidad Sostenible (ANDEMOS), apenas en el mes de marzo se vendieron 217 carros en todo el territorio, un dato histórico y negativo para el mercado nacional.

Ese sector venía con buen comportamiento (crecimiento) económico, ANDEMOS estimó que en diciembre de 2019 se cerró el año con un crecimiento de 2.7% en ventas de carros y 10,6% en motos, en contraste con el mismo periodo de 2018. A su vez, en los meses de enero y febrero se vendieron más de 38 mil carros en el país, 15,4% más de los vendidos en 2019, cifras que alentaban un positivo futuro, pero con la pandemia, el sabor de boca cambió para los que viven de esto.

Cifras del crecimiento industrial automotriz en Colombia 2019 vs 2018, hecho por ANDEMOS:

Foto: Asociación Nacional de Movilidad Sostenible

UNIMINUTO Radio contactó a una persona que labora en el gremio de los concesionarios que venden vehículos, para conocer cómo esas empresas están maniobrando la situación actual, cuál es el trato que han recibido de sus empleadores y qué expectativas hay de cara a los próximos meses.

El entrevistado pidió que su nombre no fuera revelado con el fin de garantizar la permanencia en su trabajo.

Según ANDEMOS, la industria automotriz estaba presentando números positivos en la venta de carros y motos en el mes de enero y febrero, como empleado que trabaja en el sector, ¿percibió que eso ocurrió?

Mire, yo llevo tres años trabajando para esta empresa como vendedor y asesor comercial, y la verdad es que la venta de carros estuvo muy buena en esos dos primeros meses, vendí alrededor de 30 automóviles de distintos modelos, nos llegaban clientes todos los días interesados en un carro específico porque aveces tenemos semanas en las que, si al caso, atendemos 15 personas en los cinco días. El panorama pintaba favorable para nosotros, pero ocurrió esto y todo se fue al piso. Respecto a las motos, no sabría decirle ciertamente, pero puedo intuir que si hay demanda de carros, también de motos.

¿Cómo están atrayendo clientes para convencerlos de comprar carro?

La empresa nos mandó a vacaciones colectivas cuando el Gobierno anunció la cuarentena obligatoria, muchos creíamos que esto se iba acabar en el mes de abril, pero al ver que siguieron extendiendo las medidas, nos avisaron que teníamos que realizar teletrabajo haciendo llamadas y correos a clientes interesados. Ahora ya estamos de nuevo aquí en la sala de ventas, pero nadie se acerca y no he vendido nada. La empresa ha tenido que bajar considerablemente los precios y sacar ofertas para atraer a las personas.

Respecto a sus condiciones laborales, ¿han cambiado o mantiene las mismas garantías?

Ha cambiado totalmente. Las condiciones salariales y laborales estaban mucho mejor antes del virus, nos bajaron el sueldo y además de eso, despidieron algunos compañeros, los que llevaban menos tiempo. La situación de la empresa es delicada y solo espero que esto acabe para mantener mi empleo como lo era antes.

Según el Ministerio del Trabajo, no se le ha autorizado ninguna empresa a hacer despidos masivos, ¿cómo lo hicieron entonces ?

Si lo sé, pero la empresa insiste en que no puede sostener a todo el personal y que prefiere eso, a que su marca desaparezca de Colombia. Como le comenté anteriormente, la empresa está tan mal que incluso, según un compañero, las altas directivas están pensando en cerrar una casa ensambladora y optar por la opción de importar carros al país porque es más barato, ojalá que no sea así y solo sea un rumor, porque me preocupa los miles de empleados que trabajan.

A raíz de lo comentado, ¿por qué es más barato importar un carro que producirlo acá?

Se debe a que los costos operacionales de las empresas en fábricas de distintos países son altos en sueldos y mantenimiento, por eso muchas prefieren tener una mega ensambladora en un país potencia como Estados Unidos o China, que tienen infraestructuras más modernas para producir carros en cantidades masivas, y luego los envían a los demás países. En nuestro caso, los carros importados provienen de Estados Unidos por el TLC que tenemos con ellos.

Por último, ¿cómo ve el cierre del sector automotriz en este año?

Preocupante, lo digo francamente, íbamos tan bien este año y la gente ahora no quiere comprar y endeudarse, y lo entiendo porque ahora la alimentación y la salud tomó mucha importancia con esta pandemia, espero que en junio o julio esto se reactive para al menos recuperar algo de lo perdido en esta crisis, sólo tengo eso por decir.

Según la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI), la industria automotriz es el 6,2% del PIB industrial de Colombia y se estima que produce 25 mil empleos directos entre carros y motos en todo el país.

La mayoría de ensambladoras han vuelto a retomar sus labores de producción, de acuerdo con la extensión de excepciones hechas por el presidente Iván Duque que les permite trabajar de nuevo. Es importante destacar que ninguna empresa, hasta el momento, ha hecho pública una intención de posible cierre de sus plantas ensambladoras en el país.

Lo más leído

Habilitan nuevas camas en Unidad de Salud de Ibagué

La ampliación de la capacidad de atención se realiza con el fin de descongestionar el Hospital Federico Lleras Acosta.

Cuatro películas para celebrar el Día de la Afrocolombianidad

Una recopilación del séptimo arte colombiano que materializa algunos aspectos de la cosmovisión afro en el país.

¿Qué hace falta para que la Ley de Cadena Perpetua a violadores sea realidad?

Aún cuando hay contradictores de ese acto legislativo, nunca antes en la historia del país hubo tanto consenso para materializar la propuesta. Le explicamos lo que hace falta con las opiniones contrastadas de quienes están a favor y en contra.

Noticias recientes

“Yo estoy con vosotros hasta el final de los tiempos” Una promesa que se cumple diariamente

“La fiesta de la Ascensión nos dice que Jesús, aunque habiendo ascendido al Cielo para morar gloriosamente a la derecha del Padre,...

Un momento con La Palabra de Dios

Lectura del santo evangelio según san Mateo 28,16-20: En aquel tiempo, los once discípulos se fueron a Galilea, al...

¿Todos los recursos presupuestados para inversiones en obras públicas son malversados?

La comunidad de La Quisquina – El Begón, en Palmira, reclama por las condiciones en las que se les entregó una obra de adecuación de la vía.

Covid-19, una mirada desde la periferia

Impactos locales de la crisis global. Una mirada desde dos puntos diversos de la geografía nacional que deja en evidencia los rasgos de cada región y los problemas del centralismo predominante en el país.