Cada colmena posee más de 100.000 abejas que están divididas en zánganos, obreras y la abeja reina. Imagen: ecocolmena

Julio César Campusano, dueño del apiario, aseguró a los medios de comunicación, que personas inescrupulosas llegaron en la noche del pasado viernes, hasta una parte de su propiedad y regaron un químico a 30 colmenas de abejas, produciendo la muerte inmediata de estos insectos.

“Fue terrible ver tanta abejita en esas condiciones, unos seres indefensos que solo ayudan al medioambiente. El que hizo esto lo hizo de noche porque de día lo hubieran picado”, agrega Campusano.

Cada colmena posee más de 100.000 abejas que están divididas en zánganos, obreras y la abeja reina. “El químico que les echaron es muy similar al cemento. No les dio tiempo de nada”, cuenta don Julio.

Campusano asegura que, tomará años y es muy difícil recuperar el número de abejas y panales ,por lo que hace un llamado a las autoridades para investigar el caso, “las abejas son importantes porque son las que polinizan los cultivos y, aunque nadie crea, aumentan la producción en las cosechas, mejoran la calidad de los frutos. Cuando dejen de existir las abejas el hombre podría desaparecer”, agregó.