Por: Andrea Parra

Joe Seal un hombre de 54 años, arribó al aeropuerto El Dorado de Bogotá desde Atlanta, Estados Unidos, en el vuelo DL181 de Delta Airlines, la madrugada del sábado 19 de octubre. El motivo de su visita al país era presenciar el nacimiento de su nieto.
Sin embargo, el hombre desde que salió de Migración presentó quebrantos de salud.

Banquete del Millón 2019

Gracias a los vídeos y testimonios que a través de Twitter compartieron las Madres de Falsos Positivos de Soacha y Bogotá @MAFAPOBOGOTA, quienes coincidencialmente se encontraban en el aeropuerto, después de participar en una actividad de derechos humanos con Las Madres de la Plaza de Mayo en Argentina, fue posible evidenciar la negligencia de los funcionarios del aeropuerto y de la Policía Nacional que se encontraba en el lugar.

La esposa de Seal que lo esperaba detrás del vidrio, de manera desesperada pidió que le permitieran ingresar a la zona de llegada cuando vió que su esposo no se sentía bien de salud. Las demás personas, (entre ellas las hijas y nietas de las Madres de los Falsos Positivos) pedían a gritos que auxiliaran al hombre, pero sólo recibieron indiferencia.

Seal se desvaneció en el suelo del aeropuerto. Sólo le permitieron el ingreso a su esposa 20 minutos después de que él perdiera el conocimiento. Ella y otras personas en el lugar, intentaron reanimarlo, pero ya el hombre no respondía.
Tiempo después llegó la ambulancia y lo trasladó al Clínica Colombia, Joe Seal llegó sin signos vitales. 

A través de Twitter, Aeropuerto el Dorado @BOG_ELDORADO publicó un comunicado aclarando la situación. En uno de sus puntos afirman: “el personal de sanidad aeroportuaria atendió la situación en los tiempos establecidos, siguiendo los protocolos del aeropuerto”. La negligencia que se evidencia en los vídeos compartidos, desmiente totalmente el comunicado emitido por el aeropuerto El Dorado.

No es la primera vez que una persona muere por negligencia del personal del aeropuerto. El 2 de julio del 2014, Jairo Lombana sufrió un infarto mientras hacía una escala en Bogotá. Lombana fue atendido 20 minutos después de que cayó inconsciente, y fue llevado a Clínica Colombia donde falleció. Sus familiares denunciaron públicamente negligencia en la atención médica, aquí la historia: